Gastritis crónica 

el 5-10% de personas afectadas en países desarrollados  

Llámenos

948 255 400

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Diagnóstico y tratamiento en la Clínica 

El diagnóstico diferencial se debe realizar con la úlcera duodenal, hernia de hiato, litiasis biliar, pancreatitis crónica y el síndrome de intestino irritable.
 
La gastroscopia permite observar la mucosa gástrica sugiriendo el diagnóstico de gastritis y descarta otras posibilidades diagnósticas. El diagnóstico de certeza se logra con el estudio histológico de la biopsia obtenida por endoscopia. Nos informa de la morfología de la gastritis y de la presencia o no de helicobacter pylori.
 
Para detectar el helicobacter pylori se puede realizar la determinación de anticuerpos anti- Helicobacter pylori, prueba de aliento con urea marcada, test rápido de la ureasa y cultivo microbiológico en una muestra de biopsia.
 
En las gastritis crónicas con atrofia gástrica, conviene determinar la gastrina sérica.
El tratamiento depende de la causa específica:
  • Las gastritis crónicas asintomáticas no requieren tratamiento. En los pacientes sintomáticos se debe de individualizar el tratamiento.
  • En caso de que exista gastritis crónica antral asociada a Helicobacter pylori y se decida erradicarlo, disponemos de varias pautas, siendo la más frecuentemente utilizada la asociación de inhibidores de la bomba de protones, amoxicilina y claritromicina durante 7 ó 10 días.
  • Si existe anemia por niveles bajos de hierro, se indicará hierro para restablecer los depósitos. En las atrofias gástricas con niveles bajos de vitamina B12, se administrará esta vitamina de forma periódica.
  • Existen algunas normas dietéticas que mejoran los síntomas de estos pacientes, como evitar las grasas, salsas, picantes, especias..., así como realizar cinco tomas alimenticias diarias aunque de menor cantidad.

¿Quiere saber más sobre el Departamento de Digestivo?

+34 948 255 400

La gastritis crónica puede ser un factor predisponente para el cáncer de estómago. En aquellos pacientes con antecedentes familiares de cáncer gástrico o en los que el resultado de la biopsia muestra cambios celulares premalignos, estaria indicado un seguimiento endoscopico".

Saber más de la Gastritis crónica 

Es la inflamación inespecífica de la mucosa gástrica, de etiología múltiple y mecanismos patogénicos diversos.

Cuando no se encuentran lesiones orgánicas en esófago ni en estómago, existe tendencia a denominar de forma errónea ¨gastritis¨ a aquellos cuadros con síntomas de pesadez, aerofagia, molestia abdominal, saciedad temprana, plenitud postprandial... que debían englobarse en el término de dispepsia funcional o no ulcerosa.

Existen otras formas menos frecuentes de gastritis crónica, como la linfocitaria, la hiperplasia de la mucosa gástrica y gastritis hipertrófica o la gastritis eosinofílica.

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

  • Molestia en epigastrio
  • Pesadez postprandial
  • Aerofagia

Los factores etiológicos son múltiples pudiendo agruparse en infecciosos, irritantes químicos, inmunológicos y genéticos.

En cuanto a la etiología infecciosa, varios gérmenes pueden causar lesiones inflamatorias del tipo de gastritis crónica. El germen más frecuentemente asociado a las gastritis crónicas antrales con úlcera duodenal es el H. pylori.

Se encuentra presente también en las gastritis de antro y cuerpo (pangastritis) no asociadas a ulcus gastroduodenal. La colonización gástrica comienza en el antro, debido a la actividad del tipo ureasa, penetrando en el epitelio, con lo que consigue desencadenar una cascada inflamatoria.

Entre los irritantes químicos, la alcalinización del pH intragástrico por la presencia de bilis puede producir una gastritis crónica. Esta situación es frecuente en los pacientes con estómagos operados (gastrectomía).

En las gastritis de cuerpo con atrofia gástrica que cursan con aclorhidria y anemia perniciosa pueden existir anticuerpos anticélulas parietales y/o antifactor intrínseco.

También se acepta que la infección por H. pylori en pacientes predispuestos genéticamente puede originar esta forma de gastritis crónica atrófica. Así, los pacientes con gastritis crónica atrófica y anticuerpos pueden padecer otras enfermedades autoinmunes asociadas (tiroiditis, lupus eritematoso sistémico...).

Las gastritis crónicas no tienen unos síntomas específicos de la enfermedad. Hay pacientes asintomáticos, otros presentan síntomas dispépticos del tipo molestia en epigastrio, pesadez postprandial, aerofagia...

Existen estudios que demuestran que los síntomas dispépticos aparecen en igual proporción en las gastritis producidas por H. pylori que en las que no tienen este germen.

Otras formas de presentación pueden ser anemia perniciosa, anemia ferropénica inespecífica...

No existen estudios epidemiológicos extensos de gastritis crónica en España que se puedan aplicar a la totalidad de la población, aunque se conoce que la incidencia aumenta con la edad.

Desde que se aceptó que el agente etiológico principal es el H. pylori, existen estudios sobre la infección por este germen. La mayoría de los pacientes infectados tienen cierto grado de gastritis crónica, por lo que se pueden deducir los datos de la enfermedad analizando los estudios sobre prevalencia de H. pylori.

En los países en vías de desarrollo, con un sistema sanitario deficiente, bajo nivel cultural y económico, la prevalencia de gastritis crónica asociada a H. pylori es de 60-80% en niños y de 100% en adultos y ancianos.

En los países desarrollados, con mejor asistencia sanitaria y cultural y mayores ingresos económicos, la prevalencia en niños es de 5-10% y en adultos 20-30%, siendo de un 60-70% en los mayores de 40 años.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen banner segunda opinion 
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen banner La Clinica son las personas 

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen banner Investigacion en la Clínica 

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen historias de la Clínica