Micosis superficiales
dermatofíticas

existen más de 100.000 especies de hongos, pero sólo unos pocos tienen significación médica

Llámenos

948 255 400

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Diagnóstico y tratamiento en la Clínica 

El diagnóstico generalmente se realiza basándose en la clínica.

A veces es necesario realizar un examen directo de las escamas cutáneas o pelos para saber si el agente causal es un dermatofito o una levadura.

Para determinar con exactitud el hongo responsable es necesario realizar un cultivo de las lesiones.

Dependiendo de la forma clínica y de la extensión de las lesiones se indica tratamiento local o sistémico.

Dependiendo de la forma clínica y de la extensión de las lesiones se indica tratamiento local o sistémico.

Dentro del primero, generalmente se utilizan derivados del imidazol como miconazol o ketoconazol. También resulta eficaz la terbinafina y la amorolfina 5%.

Dentro de los tratamientos generales se puede emplear griseofulvina, ketoconazol, itraconazol o terbinafina.

En la práctica diaria, son estos dos últimos los que frecuentemente se prescriben, a excepción de los niños a quienes se les indica griseofulvina.


¿Quiere saber más sobre el Departamento de Dermatología?

Participamos, junto con otros departamentos de la Clínica, en diferentes unidades y áreas que tratan diversas patologías con un enfoque multidisciplinar.

+34 948 255 400

Los tratamientos son muy efectivos, pero es necesario eliminar las circunstancias que la han causado con el fin de no volver a contagiarse".

Saber más sobre las Micosis superficiales dermatofíticas

Son afecciones cutáneas consecuencia de la parasitación por "hongos"; estos son vegetales que no efectúan el fenómeno de la fotosíntesis.

Forman parte del grupo de las enfermedades más frecuentes que afectan al hombre e incluso se puede afirmar que prácticamente todos los hombres a lo largo de su vida la padecerán alguna vez.

Existen tres tipos de micosis humanas superficiales, intermedias como las candidiasis y profundas. Las habituales en España son las superficiales y las candidiasis.

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

  • Placas escamosas en los cabellos
  • Placas bilaterales de coloración eritemato-marronácea con finas escamas
  • Descamación en espacios interdigitales

Estan provocadas por hongos pertenecientes a los géneros Epidermophyton, Microsporum y Trichophyton.

Los síntomas dependen de la localización, la cual su vez determina la clasificación de estas micosis.

1. Tinea capitis. Afecta cuero cabelludo, cejas o pestañas. Se ditinguen dos variantes: 
  • Tinea capitis no infamatoria o tiñas tonsurantes. Afecta preferentemente a niños varones en la segunda infancia causando auténticas epidemias escolares. Puede manifestarse como una o escasas placas escamosas de pequeño tamaño donde todos los cabellos están cortados a pocos milímetros. Estas placas tienen tendencia a confluir afectando a amplias zonas, o bien pueden aparecer pequeñas placas de alopecia donde es posible observar escamas y cabellos sanos.
  • Tinea capitis inflamatoria (Querion de Celso): Es la más frecuente en escolares y preescolares que viven en medio rural. Se inicia como las anteriores, pero se indura, se eleva y se llena de lesiones de contenido purulento y escamo-costras que aglutinan el cabello.

2. Tinea barbae. Afecta preferentemente a varones en áreas rurales y se localiza en la zona de la barba. Se puede manifestar como una placa de coloración rojiza con pequeñas escamas en su superficie o como una placa roja, edematosa con pústulas y cubierta por escamocostras.

3. Tinea corporis. Se localiza en tronco, miembros y zonas de cara sin pelo terminal. Puede manifestarse como medallones circulares u ovales de borde escamoso o vesiculoso y un centro eritematoescamoso o bien como un anillo con un borde rojo y un centro curado.

4. Tinea cruris. Conocida también como "eczema marginado de Hebra" se localiza en ingles, periné y región perianal pudiéndose extender a zona proximal interna de muslos. Clínicamente se presenta como placas bilaterales de coloración eritemato-marronácea con finas escamas y un borde de progresión eritemato-vesiculoso. Es importante recordar que la infección se trasmite por toallas, prendas interiores y ropas de cama. En los hombres puede estar asociada a tinea pedis, ya que la caída del hongo por el pantalón es bastante frecuente.

5. Tinea pedis. Es la tiña más frecuente ya que la han padecido o la padecen el 15% de las personas. Se le conoce como "pie de atleta" y se localiza en espacios interdigitales y plantas de pie. Muchas veces la adquieren aquellos que practican deporte con los pies descalzos o que después de jugar pasan a duchas de uso colectivo. Se manifiestan como descamación, maceración y fisuración en espacios interdigitales.

6. Tinea manum. Se localiza en pliegues, palma, dorso de mano observándose un área descamativa en forma de media luna.

7. Onicomicosis o Tinea ungium. La parasitación de la uña por "hongos" puede manifestarse como un engrosamiento, despegamiento de la lámina ungueal o bien como un cambio en la coloración, adquiriendo una tonalidad blanquecina.

El pronóstico es bueno y curan con tratamiento. Es importante recordar que mientras se sigan manteniendo las circunstancias favorecedoras es probable una nueva infección.

Además es importante saber que aunque no son enfermedades muy contagiosas se pueden trasmitir por contacto directo con familiares o indirecto con escamas o pelos o a través de peines, cepillos, sombreros o toallas.

Cualquier persona puede tener en alguna ocasión una dermatofitosis, siendo ésta facilitada por la existencia de factores predisponentes locales como la humedad, oclusión y traumatismos. Esto explica que frecuentemente se localicen en los pies o en la región inguinal.

Además hay una serie de factores generales que predisponen también a padecer estas micosis, como es el estar sometido a tratamientos generales con inmunosupresores o fármacos quimioterápicos, ser diabético, o padecer una ictiosis o una queratodermia palmo-plantar.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen banner segunda opinion 
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen banner La Clinica son las personas 

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen banner Investigacion en la Clínica 

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen historias de la Clínica