servicio de Microbiología Clínica

El Servicio de Microbiología identifica, mediante diversos procedimientos de laboratorio, la etiología (causa) de las enfermedades infecciosas y los agentes terapéuticos potencialmente efectivos.

Para identificar estas causas y elaborar una terapia eficiente, es imprescindible, en primer lugar, aislar e identificar los microorganismos.

Después, se efectúan las correspondientes pruebas de sensibilidad a los agentes antimicrobianos para comprobar que realmente es efectivo el agente terapéutico elaborado.

Otros métodos no requieren cultivo. Se basan en la visualización de los agentes infecciosos, en la demostración de sus componentes y metabolitos y en la detección de una respuesta inmune frente a éstos en las muestras clínicas.

La Clínica, además, dispone de un Laboratorio de Bioseguridad de nivel 3, que analiza aquellos microorganismos que pueden causar una enfermedad grave en el hombre, tienen altas posibilidades de transmisión, pero existen vacunas o tratamientos contra ellos.

Imagen laboratorio de microbiología 
+34 948 255 400

La Clínica cuenta con un laboratorio de bioseguridad de nivel 3, que permite el manejo de agentes biológicos que causan enfermedades potencialmente letales para el ser humano como el ántrax, la gripe aviar o la tuberculosis, entre otras".

La Clínica Universidad de Navarra cuenta con un Laboratorio de Bioseguridad de nivel 3, uno de los primeros de este nivel puesto en marcha en España.

Dentro de las medidas de bioseguridad exigidas para este tipo de instalaciones, el Laboratorio de Bioseguridad de nivel 3 de la Clínica se ha diseñado siguiendo la legislación canadiense, una de las más avanzadas y que mayor seguridad ofrece.

Además de las medidas de seguridad biológica requeridas en este tipo de instalaciones, el laboratorio de la Clínica de la Universidad de Navarra incorpora sistemas añadidos para garantizar la contención de los agentes patógenos dentro del recinto.

La actividad del laboratorio se centra en el aislamiento y cultivo de los microorganismos, su identificación, estudio de la eficacia de los agentes antiinfecciosos (tratamiento) y, por último, la esterilización de las muestras y cultivos manejados.

La Biología Molecular es una rama de la Biología que estudia los fenómenos biológicos en términos moleculares.

Utiliza métodos y técnicas con ácidos nucleicos recombinantes con fines diagnósticos de monitoreo o de estimación de riesgos y pronóstico en patologías genéticas y no genéticas, incluidas las enfermedades infecciosas.

La introducción de técnicas moleculares como sustitución, complemento o ampliación de las técnicas tradicionales está potenciando la capacidad diagnóstica. En ocasiones, las técnicas moleculares son la mejor y, a veces, la única manera de diagnosticar infecciones causadas por microorganismos no cultivables.

La aportación de las técnicas moleculares ha sido muy importante en diagnóstico de enfermedades como:

  • Meningitis.
  • Encefalitis.
  • Infecciones respiratorias.
  • Hepatitis virales.
  • VIH.
  • Infecciones en pacientes inmunodeprimidos (virus JC, citomegalovirus, Pneumocystis…).
  • Infecciones de transmisión sexual (Chlamydia, papilomavirus).

Para conseguir un trabajo de calidad es imprescindible seguir unos protocolos de trabajo contrastados y fiables y un control de calidad sistematizado.

Es el diagnóstico realizado mediante el examen en el laboratorio de las reacciones antígeno-anticuerpo en suero.

Los antígenos pueden detectarse desde el comienzo de la enfermedad. Es una ventaja  que, durante el tratamiento con antibióticos, los antígenos sean todavía detectables.

Las enfermedades infecciosas diagnosticadas por exámenes serológicos son: sífilis, rubéola, leptospirosis, toxoplasmosis, mononucleosis infecciosa, etc.

  • Aglutinación. Se basa en la unión de antígenos particulados a los anticuerpos. Son pruebas muy sensibles con poca especificidad. Se emplean para diagnóstico de brucelosis, cryptococosis y presencia de antígenos haemophilus influenzae, streptococcus pneumoniae, neisseria meningiditis y de streptococcus beta hemolítico grupo B en meningitis.
  • Fijación del complemento. Capacidad del complemento para unirse a los complejos antígeno-anticuerpo.
  • Inmunofluorescencia. Detecta anticuerpos o un patógeno. Se usa en la detección de virus respiratorios, virus herpes, sarampión y parotiditis, así como en bacterias como bordetella pertussis, rickettsia rickettsia y chlamydia trachomatis.
  • Elisa (enzimoinmunoanalisis). Para detectar virus sincial respiratorio: chlamydia trachomatis, neisseria gonorrhoeae, rotavirus, adenovirus, virus hepatitis, virus varicela-zóster, etc.
  • Western Blot. Diversas proteínas de los antígenos que hay que investigar se fijan, por electroforesis, en una tira de gel. El resto de la técnica se desarrolla como un enzimoinmunoensayo.

El servicio de Microbiología Clínica se articula en torno a una serie de secciones en aras de ofrecer al paciente una mejor atención.

nuestrosPROFESIONALES

INVESTIGACIÓN

No hay ensayos para este departamento
Antifungal activity against Candida biofilms
The International Journal of Artificial Organs 06-nov-2012

José Luis del Pozo León

área de Enfermedades Infecciosas

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen banner La Clinica son las personas 

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen banner Investigacion en la Clínica 

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen historias de la Clínica