tema destacado

¿Cómo cuidar nuestros ojos en verano?

06 DE AGOSTO de 2014

Los ojos, al igual que otros órganos de nuestro cuerpo, deben cuidarse durante todo el año, especialmente durante el verano. Por este motivo, es aconsejable incluir en nuestros hábitos de vida saludables ciertas pautas de protección ocular.

departamento de Oftalmología
Es imprescindible utilizar unas gafas homologadas con buen filtro solar para proteger nuestros ojos.

Una de las medidas de protección solar básicas para nuestros ojos es el uso de gafas con un buen filtro solar. Sobre todo los días luminosos y con sol intenso. En estos casos de radiación elevada, si el nivel de exposición es alto, es imprescindible utilizar gafas de sol.

Varios estudios han demostrado que una exposición acumulada o crónica a los rayos ultravioleta puede estar relacionada con el desarrollo de ciertas patologías oculares como cataratas o degeneración macular, más intensas cuanto mayor es dicha exposición. Por este motivo, es importante la prevención.

¿El sol puede provocar ceguera?

No directamente, aunque, como se ha comentado anteriormente, ciertas patologías oculares frecuentes como la degeneración macular pueden estar relacionadas con la alta exposición solar, además de una dieta poco rica en antioxidantes naturales y muy rica en oxidantes (como grasas saturadas).

¿Debo proteger mis ojos del sol también en invierno?

Aunque durante estos meses la exposición solar es menor, siguen estando presentes los rayos ultravioleta. En esta época del año, es recomendable proteger los ojos en las horas centrales del día cuando la intensidad lumínica es importante.

¿Cómo sabemos qué gafas son adecuadas?

Para tener la certeza de que las gafas que utilizamos tienen los niveles recomendados de seguridad, es aconsejable adquirirlas en una óptica, asesorados por un especialista. Es la manera más sencilla de asegurarnos de que nuestras gafas cumplen ciertas garantías.

Además, aunque las gafas de la óptica son todas correctas, es recomendable dejarse asesorar por el óptico porque nos indicará cuáles son las más adecuadas según la exposición solar. Por ejemplo, son diferentes unas gafas para una ciudad de interior de una costera, tanto en el verano como en el invierno o, por ejemplo, si se va a practicar surf, ya que se reciben dos tipos de radiación, la del sol y la que se refleja en el agua. Lo mismo sucede cuando se va a esquiar, que se recibe la luz del sol y la que refleja la nieve.

Según indica la OMS, “las gafas de sol con un índice de protección del 99%-100% frente a los rayos UVA y UVB reducen considerablemente los daños oculares debidos a la radiación solar”.

Cuidado de los ojos en las piscinas

Otro de los factores que puede afectar la salud de nuestros ojos en verano es el agua de las piscinas que, además de que pueden no estar del todo limpias, llevan irritantes. La conjuntiva es sensible a multitud de agentes externos y puede inflamarse por exposición a ellos, como por ejemplo el cloro de las piscinas. Por este motivo, se aconseja utilizar gafas de baño que, aunque no evitan del todo el contacto con el agua, sí que ofrecen una alta protección para los ojos.

Si se empieza a sentir irritación, es recomendable no frotarse los ojos, ya que esta acción puede llegar a agravar la irritación. El tratamiento consistirá en la aplicación de colirios lubricantes (lágrimas artificiales) para lavar el ojo.

tal vezLE INTERESE

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con la mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de un PET, tecnología de vanguardia en la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS PACIENTES HABLAN POR NOSOTROS

Conozca las historias de nuestros pacientes. Historias de lucha, esperanza y superación, son historias de la Clínica.

Josué, una de las historias de la Clínica Universidad de Navarra

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra