Homenaje de la Universidad de Navarra al doctor Jesús Prieto

La vicerrectora de Investigación Icíar Astiasarán agradeció su labor universitaria e investigadora

Imagen de los participantes que acudieron al homenaje del Dr. Jesús Prieto de la Clínica Universidad de Navarra
Participantes en el homenaje al profesor Jesús Prieto

25 DE SEPTIEMBRE de 2014


"Muchas gracias por todo lo que has hecho y muchas gracias por todo lo que vas a hacer. La Universidad de Navarra está agradecida y orgullosa de tu trabajo", fueron la palabras de la vicerrectora de Investigación del centro académico, Icíar Astiasarán, durante el homenaje al doctor Jesús Prieto con motivo de su jubilación.

En el acto, participaron también el doctor Jorge Rakela de la Clínica Mayo de EE.UU., el doctor Vicente Arroyo, director de Barna Clinic; el doctor Quiroga, del departamento de Medicina Interna de la Universidad de Navarra; el director de la Clínica Universidad de Navarra, José Andrés Gómez Cantero y el decano de la Facultad de Medicina, Secundino Fernández.

"Estoy contento de sumarme a este homenaje y debo destacar la generosidad de Jesús, compartiendo siempre sus conocimientos con todos", señaló Jorge Rakela, encargado de realizar un recorrido por la evolución de la Hepatología (estudio del hígado y sus enfermedades), especialidad del homenajeado. Por su parte, el doctor Vicente Arroyo destacó la labor pionera del doctor Prieto en el área de la medicina traslacional, es decir, en la investigación para su posterior aplicación en la práctica clínica.

"Fue uno de los primeros en darse cuenta de la importancia de que los médicos vayan más allá de los pacientes e investiguen". En este sentido, agradeció "su contribución a un país que era un desierto de investigación hace 40 años". Imaginación, modernidad y una visión utópica fueron algunas de las características que declaró que "todo buen investigador debe tener, y tú las tienes". "Lamento que la vida profesional sea tan corta para no tenerte más tiempo haciendo ciencia", terminó.

Afán de curar y afán de conocer

Más tarde, fue el turno del doctor Quiroga del departamento de Medicina Interna de la Clínica Universidad de Navarra, quien destacó dos rasgos principales del homenajeado: "el afán de curar y rebeldía ante la enfermedad; y el afán de conocer y la rebeldía ante la ignorancia". De igual modo, reconoció el empeño, entusiasmo y visión del doctor Prieto que impulsó la puesta en marcha del Centro Médico en Investigación Científica Aplicada (CIMA) ya que "entendía que un buen médico tiene que pasar por el laboratorio". "Todos agradecimos ese enorme esfuerzo por hacernos aprender más medicina y sobre todo, mucho más, por hacernos aprender a ser médicos desde el principio".

El doctor Prieto quiso agradecer las palabras de sus compañeros así como la presencia de profesores, alumnos, investigadores,… al acto, "a todos los que están aquí y a los que no han podido venir". "¿Cuánto hay de nuestro y cuánto de los demás en lo que somos y hacemos? Esta fiesta es vuestra fiesta", añadió. Por último, subrayó la importante labor del CIMA. "En la universidad hay que escalar cimas y peñas para ver nuevos horizontes con el anhelo de ir más lejos, de lo contrario, quedaría enana al faltarle la hermosura del crecimiento".

El Dr. Prieto ha sido profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra desde 1979, director científico de Medicina Interna de la Clínica Universidad de Navarra y de la División de Hepatología y Terapia Génica del CIMA (Centro para la Investigación Médica Aplicada). Asimismo, ha coordinado el Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (CIBER-EHD). Anteriormente, desempeñó también los cargos de Director del Departamento de Medicina Interna y Director de la Unidad de Hepatología.

Jesús Prieto es doctor honoris causa por la Universidad de Oporto y por la Universidad Austral (Argentina). Ha recibido numerosos premios, entre el que destaca el "Cándida Medrano de Merlo" y el "Gran Premio Bial" por sus aportaciones sobre terapia génica en el cáncer de hígado.