Cirugía del Parkinson

más de 15 años tratando casos de Parkinson

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Tratamiento de la cirugía del Parkinson en la Clínica

La cirugía de la enfermedad de Parkinson está indicada cuando el tratamiento farmacológico no logra controlar los síntomas del paciente durante todo el día.

Se lleva a cabo con una estimulación cerebral profunda. Para lograrlo, se realiza una estimulación de alta frecuencia en una pequeña parte del cerebro llamada núcleo subtalámico mediante la colocación de unos electrodos. A través de impulsos eléctricos, se logra inhibir la parte del cerebro que se encuentra hiperactiva y causa la enfermedad.

El parkinson es una enfermedad sin cura actualmente, pero los beneficios obtenidos mediante la cirugía son claros: logra un retroceso de la dolencia equivalente a años de evolución. En concreto, se producen mejoras en el movimiento, así como una disminución en la rigidez y los temblores de los pacientes.

También permite reducir la medicación, lo que evita los efectos secundarios de tipo psiquiátrico de los medicamentos.

¿Quiere saber más sobre el Departamento de Neurocirugía?

La Clínica Universidad de Navarra es un centro pionero y con gran experiencia en el tratamiento quirúrgico de la enfermedad de Parkinson.

Los resultados de la cirugía son la desaparición del temblor, mejoría de la rigidez y reducción de la medicación".

El primer paso consiste en la realización de una resonancia magnética cerebral, cuyas imágenes son utilizadas posteriormente por un programa de neuronavegación. La resonancia sirve para calcular las coordenadas de la zona donde se insertarán los electrodos estimuladores.

Se realiza una pequeña incisión en el cuero cabelludo y a continuación se abre un orificio de 1 cm. aproximadamente en el cráneo (estereotaxia). Gracias a la orientación ofrecida por un registro electrofisiológico de la actividad neuronal, se localiza el punto exacto en el que colocar el estimulador eléctrico.
 
La intervención se lleva a cabo con anestesia local y el paciente está consciente durante su desarrollo, por lo que puede colaborar con el equipo quirúrgico para conocer el efecto de la estimulación antes de la implantación definitiva del electrodo.
 
La segunda parte del tratamiento se desarrolla unos días después con anestesia general y consiste en la colocación debajo de la piel de los cables de conexión y del marcapasos o batería que suministra la estimulación eléctrica. Por lo general, el marcapasos se inserta bajo la clavícula.

Se realiza cirugía en aquellos pacientes que no toleran bien el tratamiento farmacológico o no les resulta eficaz, al igual que en aquellas personas a las que la enfermedad les incapacita especialmente.

El éxito quirúrgico está relacionado con la selección del candidato, la buena colocación del electrodo en el cerebro y el logro de una buena estimulación y medicación. 

La estimulación cerebral profunda es una intervención reversible en el caso de que se produzcan efectos secundarios o si el resultado no fuera el esperado.

Tras la cirugía, el paciente debe acudir a controles periódicos con su neurólogo. En ocasiones, si los síntomas cambian, puede ser necesario reprogramar el estimulador.

Saber más sobre la cirugía del Parkinson

Otras alternativas terapéuticas

Existe otra alternativa terapéutica indicada en aquellos pacientes que presentan síntomas y signos eminentemente unilaterales de Parkinson de varios años de evolución, así como a aquellos en quienes por alguna razón específica no sea posible implantar un estimulador.

Esta técnica se denomina subtalamotomía y consiste en practicar una termolesión controlada en la zona motora del núcleo subtalámico causante de la sintomatología que presenta el paciente.

¿En qué enfermedades está indicada?

Los enfermos que llevan varios años sufriendo la enfermedad de Parkinson y a los que la medicación les hace escaso efecto, cuentan con una cirugía eficaz para controlar los trastornos motores.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra