Hirsutismo 

a partir del mes de la toma de fármacos comienza a mejorar el problema

Llámenos

948 255 400

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Diagnóstico y tratamiento del hirsutismo en la Clínica

El hirsutismo se diagnostica realizando una historia clínica que permita conocer la fecha de inicio del crecimiento del pelo o del acné o de la caída del cabello, así como la evolución posterior; fecha de la primera menstruación y periodicidad de las siguientes.

Es necesario realizar una detenida exploración física para cuantificar la intensidad, longitud y grosor del vello y del cabello, evaluándolo por zonas según criterios internacionales.

Realizando determinaciones entre el segundo y noveno día del ciclo menstrual de las hormonas que puedan estar implicadas, según la historia clínica y la exploración.

En términos generales, suele necesitarse determinación de testosterona, dehidroepiandrosterona-sulfato, androstendiona, 17-Hidroxiprogesterona, proteína transportadora de hormonas sexuales, glucurónido, hormona luteinizante y foliculo-estimulante.

Ante la sospecha de Hiperplasia Suprarrenal tardía, convendrá hacer un test de estimulación con ACTH.

¿Quiere saber más sobre el Departamento de Endocrinología y Nutrición?

Disponemos de los medios diagnósticos y de tratamiento más eficaces para enfocar correctamente este problema.

Los tratamientos más eficaces son los que combinan estrógenos y un antiandrógeno".

Las medidas físicas, entre las que se incluye la tinción y la depilación, son eficaces y pueden conjugarse con el tratamiento farmacológico. En la medida de lo posible se debe plantear un tratamiento dirigido a la causa.

Reducir el peso y el exceso de grasa corporal, en el caso de que sea excesiva, es un objetivo terapéutico preferencial que requiere medidas higiénico dietéticas y vida saludable.

Si el objetivo es el tratamiento sintomático del hirsutismo, se pueden emplear los fármacos antiandrógenos, como acetato de ciproterona, que habitualmente se combinan con preparados estrogénicos lo que facilita la periodicidad menstrual, aunque artificial, y aumentan la eficacia del tratamiento.

El tratamiento debe ser duradero, en torno al menos a un año, dado el tiempo que tarda el vello en crecer y caer. Tienen efecto anovulador, por lo que no es posible tratar con estos fármacos, la infertilidad.

Sólo en casos en que esté indicado el tratamiento con corticoides, como la hiperplasia adrenal congénita tanto clásica como de comienzo tardío, es posible tratar a la vez hirsutismo e infertilidad. Los tumores productores de andrógenos deben extirparse y la hiperprolactinemia, el síndrome de Cushing o la acromegalia deben recibir tratamiento específico.

Saber más sobre el hirsutismo

El hirsutismo es el crecimiento excesivo de vello en mujeres, en zonas en las que no suelen tener puesto que son andrógeno-dependientes: labio superior, patillas, barbilla, cuello, areolas mamarias, tórax, en área inmediatamente superior o inferior al ombligo, así como en ingles, muslos, espalda.

Frecuentemente se asocia a acné, a caída de cabello y a irregularidades menstruales.

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

  • Acné
  • Seborrea
  • Crecimiento excesivo de vello en mujeres

Dado que el hirsutismo es una manifestación androgénica puede acompañarse de efectos de la elevación de la acción de estas hormonas en otros tejidos.

Por ejemplo, el acné y el aumento de grasa en el cabello o seborrea, constituyen manifestaciones androgénicas menores y son frecuentes en las mujeres con hirsutismo.

La obesidad favorece la actividad androgénica a través de diversos mecanismos, por lo que es más frecuente en mujeres obesas que delgadas.

Cuando la intensidad del trastorno es mayor se afectan otros sistemas como la regulación de las menstruaciones, produciéndose alteraciones menstruales o incluso ausencia de menstruación o amenorrea e incluso infertilidad. También puede producirse caída de cabello o alopecia de tipo androgénico, que es igualmente un signo de alteración hormonal marcada.

Más raramente, se puede producir agravamiento del tono de voz, excesivo desarrollo muscular o hipertrofia clitoridea en el marco de lo que se conoce como un síndrome de virilización que habitualmente traduce un trastorno hormonal profundo de la secreción androgénica. Además, dado que los andrógenos antagonizan efectos de los estrógenos, puede producirse desfeminización con involución del desarrollo mamario.

En niñas en fase de crecimiento la excesiva concentración de andrógenos puede acelerar inicialmente la velocidad de crecimiento pero inducen cierre epifisario precoz, con lo que la talla final es baja.

En líneas generales se puede decir que el aumento de alguno de los esteroides androgénicos que lleve a un incremento en la concentración de dihidrotestosterona. En esta situación de hiperandrogenismo, el pelo fino y poco pigmentado, se convierte en grueso y oscuro.

Hay hirsutismo en:

  • El Síndrome del Ovario Poliquístico. Suele comenzar en la pubertad. Aunque se desconoce con precisión la causa, la hormona Luteinizante (LH) está aumentada en proporción a la Folículo estimulante (FSH), ocasionando falta de desarrollo de los folículos ováricos, lo que lleva a anovulación crónica con folículos inmaduros, así como a producción elevada de andrógenos. Cursa con hirsutismo, acné, falta de menstruación o alteraciones menstruales y esterilidad.
  • Hipertecosis ovárica. Es una enfermedad de los ovarios en la que hay proliferación de islas de células de la teca. A diferencia del Ovario Poliquístico, cursa con valores normales de LH y de FSH, pero sin embargo las cifras de andrógenos son mayores.
  • Hirsutismo idiopático o familiar. Se debe a una sensibilidad aumentada de la piel a los andrógenos, o al incremento de la actividad a nivel cutáneo, de una enzima llamada 5-alfa-reductasa, por propensión familiar a tener mayor número de foliculos pilosos por unidad de área de piel. Se inicia con la pubertad, siendo normales las menstruaciones, las hormonas circulantes y la fertilidad.
  • Hiperplasia suprarrenal congénita. Está ocasionada por falta de una de las enzimas necesarias para la síntesis de Cortisol, lo que provoca aumento de una hormona hipofisaria, ACTH, que estimula la producción de andrógenos suprarenales.
  • Hipotiroidismo. Disminuye los niveles de proteína transportadora de Testosterona, comportando un aumento de Testosterona libre que es la fracción activa.
  • Síndrome y Enfermedad de Cushing. Por aumento en la producción de Cortisol
  • Utilización de algunos medicamentos. Sobre todo algunos contraceptivos orales y los corticoides.

En los seis primeros meses de tratamiento no suele percibirse ningún efecto beneficioso aparente; a partir del sexto mes, el vello se hace más fino y corto, y la necesidad de depilación se va espaciando.

En ocasiones se requiere un segundo ciclo a los seis meses de terminar el primer tratamiento con un antiandrógeno de acción más fuerte e incluso algunas personas precisan un tercer ciclo.

El hirsutismo hace referencia a la proliferación pilosa en zonas andrógeno dependientes, que son aquellas en las que el crecimiento del vello es propio de los varones, como es la cara, tórax, abdomen, muslos y brazos.

La hipertricosis es el aumento de vello en zonas no andrógeno-dependientes como los antebrazos, piernas o espalda.

La hipertricosis no suele tener una buena respuesta a los tratamientos hormonales por esta razón.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen banner segunda opinion 
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen banner La Clinica son las personas 

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen banner Investigacion en la Clínica 

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen historias de la Clínica