Artrosis de cadera 

el 30% de los pacientes entre 55-75 años tienen signos de artrosis

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Diagnóstico y tratamiento de la artrosis de cadera en la Clínica 

El diagnóstico se basa en el interrogatorio que el médico efectúa al paciente sobre el tipo de síntomas que padece y sus características, seguido de una exploración de la articulación de la cadera, con sus movimientos.

Mediante la exploración, el médico puede objetivar el grado de artrosis que existe. Para confirmar el diagnóstico es necesario efectuar una radiografía de la cadera.

En ella, se pueden ver los cambios típicos que produce la artrosis en la articulación y se puede establecer un pronóstico sobre la gravedad de la misma, en función de que la cadera se encuentre más o menos desgastada.

Entre las medidas de tratamiento, se incluyen los tratamientos de rehabilitación.

La rehabilitación abarca una serie de ejercicios físicos que deben realizar todos los pacientes para mantener al máximo la movilidad de la cadera y fortalecer los músculos que la mueven.

¿Quiere saber más sobre el Departamento de Cirugía Ortopédica?

Contamos con gran experiencia y las últimas técnicas en la resolución quirúrgica de la artrosis de cadera.

La colocación de una prótesis de cadera es una intervención importante, pero hoy en día se realiza de forma rutinaria y con gran garantía en cuanto a sus resultados".

Es muy importante que los pacientes obesos se sometan a una dieta adelgazante adecuada, con el fin de evitar la sobrecarga que supone el sobrepeso sobre la articulación.

En ocasiones, el uso de un bastón para caminar puede resultar muy beneficioso para el alivio del dolor en la articulación.

Por último, y como recurso final, la artrosis de cadera se puede operar. La intervención quirúrgica está indicada en aquellos pacientes que padecen una artrosis muy avanzada, en los que existe una limitación muy importante para caminar o para realizar sus actividades cotidianas.

La intervención consiste en sustituir la articulación dañada por una prótesis de cadera. Tras un programa de rehabilitación después de la intervención, los pacientes se recuperan y notan la desaparición de los síntomas, pudiendo caminar y realizar una vida prácticamente normal.

Saber más sobre la artrosis de cadera

La articulación de la cadera está formada por la unión entre los huesos de la pelvis y el fémur. En la porción del fémur que se junta con la pelvis, el fémur tiene la forma de una esfera que se denomina cabeza del fémur. Esta esfera del fémur encaja dentro de un hueco que existe en la pelvis, de tal forma que se forma un engranaje perfecto que permite el movimiento del fémur en muchas direcciones.

Tanto la cabeza del fémur, como el hueco de la pelvis en el que se articula, están recubiertos de cartílago, que es el tejido que facilita los movimientos entre los huesos y evita que rocen directamente hueso con hueso.

Con el paso de los años y, como consecuencia del desgaste progresivo de estos cartílagos, se pierde su grosor y textura y llegan, incluso, a desaparecer.

Esto da origen a que se pierda el correcto engranaje entre el fémur y la pelvis, que es precisamente lo que produce los síntomas de la artrosis de cadera.

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

  • Dolor en la ingle o irradiado hacia la pierna
  • Rigidez matutina
  • Problemas al caminar
Imagen preview del infográfico sobre la prótesis de cadera
Conozca el tratamiento de la prótesis de cadera
Descargar infográfico

Las causas de la artrosis coxofemoral o artrosis de cadera se pueden englobar en cuatro categorías:

  • Factores traumáticos: Por lesiones o enfermedades mal curadas, por ejemplo una luxación.
  • Factores Vasculares: Estas causas dan lugar a las luxaciones y otros daños de tipo vascular que pueden desencadenar una artrosis de cadera. Ejemplo de ello es la enfermedad de Perthes, que es la deformidad de la cabeza femoral y la artrosis por insuficiencia vascular.
  • Factores congénitos: Por el trastorno del desarrollo del feto, por ejemplo en una displasia de cadera o por un trastorno en el crecimiento (enfermedad de Perthes en niños).
  • Desequilibrio: Por ejemplo ocasionado por una dismetría o desigualdad de longitud de los miembros inferiores.

Al igual que la artrosis de otras localizaciones, el síntoma fundamental que produce la artrosis de cadera es el dolor.

El dolor en la artrosis de cadera se localiza fundamentalmente en la región de la ingle.

A veces, la localización de este dolor se puede extender y el paciente también nota molestias por la cara anterior del muslo, que incluso llegan hasta la rodilla, y también puede notarse dolor en la nalga.

La artrosis de cadera es una enfermedad crónica, es decir, que dura toda la vida. Por lo general, suele evolucionar muy lentamente, en el transcurso de años.

Los pacientes con artrosis de cadera pueden ver limitadas sus actividades cotidianas en un mayor grado que los pacientes en los que la artrosis afecta a otras articulaciones menos importantes.

Síntomas de la artrosis de cadera

Es aconsejable:

  • Conseguir el peso ideal de acuerdo a su edad y constitución.
  • Realizar paseos frecuentes con algún período de reposo.
  • Realizar movimientos sin resistencia de la cadera y sin dolor.
  • Practicar natación y/o bicicleta sin resistencia.

Evitará en lo posible:

  • Estar de pie quieto de forma prolongada.
  • Cargar pesos.
  • Sentarse en sitios bajos y blandos durante un rato prolongado.
  • Automedicarse sin el consejo de su médico especialista.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra