Cirugía de la
incontinencia urinaria

es de
2-4 veces
más común en mujeres que en hombres

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Tratamiento de la cirugía de la incontinencia urinaria en la Clínica

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina sin control del llenado y vaciado de la vejiga urinaria, acompañada en ocasiones de un fuerte deseo de orinar.

Está producida por la edad, embarazos y partos, menopausia, deterioro funcional y cognitivo y otros factores, como intervenciones quirúrgicas, obesidad, cierto tipo de ejercicio físico, etc.

La cirugía está reservada para las pacientes en las que han fracasado los tratamientos conservadores. Existen en torno a 200 procedimientos quirúrgicos diferentes.

Los tratamientos más habituales para hacer frente a este problema que realizamos en la Clínica Universidad de Navarra son la cirugía de bandas, la cirugía con minicintas y la toxina botulínica.

¿Quieres saber más sobre el Departamento de Urología?

El abordaje de cada paciente llevado a cabo por un equipo multidisciplinar permite ofrecerle el mejor diagnóstico posible e indicarle las posibilidades terapéuticas más adecuadas en su caso.

La opción quirúrgica es cada vez menos invasiva y más segura, con tasas de curación que llegan al 80%, incluso en mujeres con intervenciones que han fracasado previamente".

Debido a su eficacia, en el 90% de los casos la intervención consiste en la colocación de malla sintética por debajo de la uretra, que se inserta a través de una pequeña incisión vaginal.

La operación dura unos 25 minutos y se realiza habitualmente bajo anestesia epidural, pudiendo incluso realizarse bajo anestesia local.

Se trata de una cinta, habitualmente de polipropileno, material muy bien tolerado por el organismo, que se coloca  debajo de la uretra sin tensión. Al ser porosa, se queda fija y acaba integrándose en el organismo.

Se trata de una intervención sencilla y muy poco invasiva, lo que facilita la rápida recuperación de la paciente en su propia casa. La incontinencia cesa en cuanto se coloca la malla, si bien se recomienda evitar grandes esfuerzos durante el primer mes posterior a la intervención.

A través de un única incisión bajo la uretra, se coloca una pequeña cinta que se fija interiormente, sin orificios en la piel.

Tiene mayores ventajas que la técnica de la malla sintética, mayor comodidad para la paciente y la ventaja de que es ajustable.

En algunos casos, la inyección de toxina botulínica en la vejiga disminuye el número de episodios de incontinencia por urgencia.

Saber más sobre la cirugía de la incontinencia urinaria

El 50% de las mujeres sufren incontinencia urinaria en algún momento de su vida. La mayor parte de ellas no consulta con un médico y tarda unos cuatro años en acudir al especialista.

El escape involuntario de orina, heces o gases puede darse de forma aislada o conjunta y en grados variables de severidad. Aunque es más frecuente en edades avanzadas y en mujeres, se da en cualquier edad y sexo.

Por su implicación con el pudor y la vergüenza social, la consulta de estos problemas suele demorarse o, en ocasiones, evitarse. Por este motivo, se desconoce su incidencia real, aunque se calcula que en España la padecen alrededor de dos millones de personas. De ellas, sólo un 10% acude a consulta.

Lo paradójico es que la incontinencia involuntaria, que tanto afecta a la calidad de vida de las personas que lo sufren, es susceptible de alcanzar mejorías importantes e, incluso, su total superación.

¿En qué enfermedades está indicada?

 

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina por el debilitamiento de los ligamentos.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

PLAN RESPALDO TOTAL

Acceda a una cobertura ilimitada en una de las mejores clínicas del mundo desde $27

Imagen del acuerdo entre la Clínica y la aseguradora Salud SA de Ecuador

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra