Paroxetina 

Paroxetina
GRUPO: Antidepresivos

La paroxetina es un medicamento capaz de elevar las concentraciones de serotonina a nivel cerebral. La serotonina es una sustancia que transmite impulsos nerviosos al cerebro y que se encuentra disminuida en estados de depresión y pánico.

La paroxetina mejora los estados de depresión, pánico y otros trastornos mentales de tipo obsesivo-compulsivo.

NOMBRES COMERCIALES:

Arapaxel®, Casbol®, Daparox®, Frosinor®, Motivan®, Seroxat® y Xetin®. Existen preparado genéricos que contienen paroxetina.


ALERTAS:
         

MÁS INFORMACIÓN:

     

INFORMACIÓN DE USO

  • Depresión.
  • Trastornos obsesivo-compulsivos (conductas repetitivas que causan angustia).
  • Crisis de angustia y fobia social o pánico.

En España existen comercializadas formas de administración orales (gotas, comprimidos y comprimidos recubiertos).

La dosis adecuada de paroxetina puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con el farmacéutico.

Dosis oral en adultos:

  • Depresión, fobia social y ansiedad: 20 mg cada 24 horas, pudiéndose incrementar la dosis progresivamente (10 mg cada semana) en caso necesario, hasta un máximo de 50 mg al día.
  • Trastornos obsesivo-compulsivos: Inicialmente 20 mg cada 24 horas, pudiéndose incrementar la dosis progresivamente (10 mg cada semana) hasta 40 mg al día.
  • Crisis de angustia: Inicialmente 10 mg cada 24 horas, pudiéndose incrementar la dosis progresivamente (10 mg cada semana) hasta 40 mg al día.

No se recomienda el uso de paroxetina en niños.

Los pacientes ancianos y los que padecen alguna enfermedad del hígado o del riñón pueden requerir una dosis menor de paroxetina. Consúltelo con su médico.

Se aconseja tomar los comprimidos de paroxetina enteros (sin fraccionar ni masticar), junto con algún alimento y preferentemente por la mañana.

CUANDO NO DEBE UTILIZARSE:
  • En caso de alergia a paroxetina,o a alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar este medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • En pacientes que reciben  tratamiento al mismo tiempo con antipsicóticos como pimozida, fármacos para el cáncer de mama como el tamoxifeno u otros antideprepsivos del tipo de los IMAO (moclobemida, tranilciprimina).

PRECAUCIONES DE USO:
  • Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe con el medicamento como se le había indicado.
  • La paroxetina debe administrarse con especial precaución en caso de padecer estados maníacos, epilepsia, diabetes, riesgo de sangrado, niveles bajos de sodio en sangre y enfermedades del hígado o del riñón.
  • Este medicamento puede tardar hasta 2 semanas en producir una mejoría de su enfermedad.
  • La dosis de paroxetina debe ser revisada y ajustada en las dos o tres primeras semanas de tratamiento, pudiéndose continuar con el medicamento hasta que desaparezcan los síntomas (varios meses).
  • La paroxetina puede provocar somnolencia y alteración de los reflejos. No se recomienda la conducción de vehículos ni el manejo de maquinaria peligrosa durante los primeros días de tratamiento con este medicamento.
  • En caso de presentar dolor de cabeza y vómitos intensos, convulsiones o alteraciones del sueño consulte a su médico inmediatamente.
  • No debe suspenderse bruscamente el tratamiento con paroxetina. Deberá disminuir progresivamente la dosis a fin de evitar la aparición de síntomas de rebote como insomnio, mareos o irritabilidad.
  • Este medicamento puede causar sequedad de boca. Puede aliviarse chupando hielos o caramelos o con saliva artificial. Si continúa este efecto durante más de 2 semanas, consulte a su médico o farmacéutico.
  • Si los síntomas no mejoran o empeoran avise a su médico.

¿PUEDE AFECTAR A OTROS MEDICAMENTOS?
  • Algunos medicamentos que interaccionan con paroxetina son: anticoagulantes orales (warfarina), antidepresivos tricíclicos (desipramina, imioramina), antiepilépticos (fenitoína, fenobarbital), cimetidina, ciproheptadina, clozapina, dextrometorfano, ritonavir, zolpidem.
  • La paroxetina no podrá tomarse hasta que transcurran al menos 14 días del final del tratamiento con antidepresivos tipo IMAO (moclobemida, tranilcipromina).
  • Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

  • Los efectos adversos de este medicamento son, en general, frecuentes. La paroxetina puede producir náuseas, sequedad de boca, estreñimiento, dolor de cabeza, temblores y mareos.
  • Raramente puede producir convulsiones, somnolencia, debilidad, insomnio, sudoración e impotencia sexual.
  • La paroxetina puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.
  • La paroxetina puede alterar los resultados de los análisis en sangre. Por lo que si le van a realizar un análisis de este tipo avise que está recibiendo este medicamento.

Saber más sobre la depresiónSaber más sobre la depresión

El tratamiento ideal de la depresión dependerá de las características específicas del subtipo de depresión y será, como siempre, personalizado, por lo que es fundamental una adecuada relación médico-paciente. Básicamente, el tratamiento se compone de psicoterapia y farmacoterapia. 

Cuando la depresión se reconoce pronto y se trata adecuadamente, generalmente responde bien al tratamiento".

tal vezinterese

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de un PET, tecnología de vanguardia en la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS
PROFESIONALES

Los profesionales de la Clínica realizan una labor continuada de investigación y formación, siempre en beneficio del paciente.

Imagen profesionales de la Clínica Universidad de Navarra

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Conozca por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra