Ceftazidima 

Ceftazidima
GRUPO: Antibióticos vía sistémica, cefalosporinas

La ceftazidima es un antibiótico perteneciente al grupo de las cefalosporinas. Las cefalosporinas se utilizan para tratar infecciones causadas por bacterias. Impiden que las bacterias puedan sintetizar la pared que les rodea y por lo tanto se rompen y mueren.

Hay diferentes tipos de cefalosporinas; cada una trata diferentes tipos de infecciones. Por ello no siempre puede cambiarse un tipo de cefalosporinas por otro. Se utilizan para tratar infecciones en diversas partes del cuerpo. Ninguna sirve para el tratamiento de catarro, gripe u otra infección causada por virus.

NOMBRES COMERCIALES:

Fortam®. Existen también productos genéricos de ceftazidima.


ALERTAS:
         

MÁS INFORMACIÓN:

     

INFORMACIÓN DE USO

Las indicaciones incluyen:

  • Infecciones graves; por ejemplo, infección generalizada grave, infecciones en pacientes con defensas bajas (inmunodeprimidos).
  • Infecciones de las vías respiratorias inferiores.
  • Infecciones de las vías urinarias.
  • Infecciones intraabdominales incluyendo peritonitis e infecciones del tracto biliar.
  • Infecciones ginecológicas.
  • Infecciones de la piel y tejidos blandos.
  • Infecciones óseas y de las articulaciones.

En España existen comercializadas formas de administración parenterales (intravenosa e intramuscular).

La dosis, vía de administración e intervalo de las inyecciones, se establecen según la gravedad de la infección, estado del paciente y sensibilidad del germen a ceftazidima.

La dosis para la vía intravenosa e intramuscular es la misma, debiéndose reservar las dosis altas para la vía intravenosa.

A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas, pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico:

Dosis usual en adultos:

  • De 1 a 6 g al día: 500 mg, 1 g o 2 g cada 12 u 8 horas administrados por vía intramuscular o intravenosa.
  • En infecciones muy graves se administrarán 2 a 3 g cada 8 horas.

Dosis usual en niños:

  • Neonatos y niños de hasta 2 meses: 25 a 60 mg por kg de peso al día administrados en dos dosis.
  • Niños mayores de 2 meses y menores de 1 año: 25 a 50 mg por kg de peso administrado dos veces al día.
  • Niños mayores de 1 año: 30 a 100 mg por kg de peso al día, administrados en dos o tres dosis.
  • En procesos muy graves puede llegar a administrarse 150 mg por kg de peso al día repartido en tres veces al día sin sobrepasar la dosis de 6 g al día.

En pacientes con enfermedad renal pueden requerir dosis menores, consúltelo con su médico.

CUANDO NO DEBE UTILIZARSE:
  • En caso de alergia a cefalosporinas, ceftazidima, a penicilina o alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.

PRECAUCIONES DE USO:
  • Es importante respetar el horario pautado.
  • Antes de instaurar la terapia con ceftazidima, se debe determinar si el paciente ha tenido reacciones alérgicas anteriores a la ceftazidima, cefalosporinas, penicilinas o cualquier otro medicamento.
  • Ceftazidima debe administrarse con precaución en pacientes que hayan tenido algún tipo de reacción alérgica a la penicilina o cualquier otro principio activo beta-lactámico.
  • El tratamiento concurrente con dosis altas de cefalosporinas y fármacos que produzcan daño al riñón como aminoglucósidos o diuréticos potentes (por ejemplo, furosemida) puede alterar la función renal.
  • El uso prolongado de ceftazidima puede dar lugar a un sobrecrecimiento de microorganismos no sensibles.
  • Si los síntomas no mejoran en pocos días o empeoran avise a su médico.

¿PUEDE AFECTAR A OTROS MEDICAMENTOS?
  • Algunos medicamentos que interaccionan con la ceftazidima son los aminoglucósidos, ciclosporina (en pacientes transplantados)  y con diuréticos potentes.
  • Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

  • Ceftazidima puede alterar los resultados de algunas pruebas de laboratorio (falsos positivos en test directo de Coombs y glucosa en orina) por lo que sí le van a realizar una analítica avise que está tomando este medicamento.
  • Los efectos adversos más frecuentes son: dolor o incomodidad en el lugar de la inyección intramuscular, menos frecuente quemazón, flebitis con la inyección intravenosa.
  • Otros efectos adversos menos frecuentes son, alteración en el recuento de células sanguíneas (aumento del numero de plaquetas y eosinófilos, disminución de los glóbulos blancos), alteración de las pruebas de función hepática (aumento de enzimas hepáticas), fiebre, erupción cutánea y anafilaxia (reacción alérgica grave y generalizada).
  • Este medicamento puede producir otros efectos adversos, informe a su médico si advierte algo anormal.

Saber más sobre el Área de Enfermedades InfecciosasSaber más sobre el Área de Enfermedades Infecciosas

Las infecciones afectan a las personas provocando procesos muy distintos que se pueden localizar en cualquier tejido del cuerpo humano, por lo que exigen un abordaje específico.

Los avances tecnológicos como la investigación y desarrollo de nuevos antiinfecciosos han permitido, en nuestro medio, un notable descenso en la mortalidad relacionada con la infección y un mejor control de la misma".

tal vezinterese

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de un PET, tecnología de vanguardia en la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS
PROFESIONALES

Los profesionales de la Clínica realizan una labor continuada de investigación y formación, siempre en beneficio del paciente.

Imagen profesionales de la Clínica Universidad de Navarra

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Conozca por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra