El doctor Fernando Pardo Sánchez, presidente de la Sociedad Española de Trasplante Hepático (SETH) 

"Para mí este nombramiento es un orgullo porque reconoce la excelencia del Programa de Trasplante Hepático de Navarra, que llevamos a cabo entre el Hospital de Navarra y la Clínica, y que tiene muy buenos resultados”, declara el especialista.

El doctor Fernando Pardo, director del Área Hepatobiliopancreática de la Clínica Universidad de Navarra, nuevo presidente de la SETH.

15 DE OCTUBRE de 2013


El doctor Fernando Pardo Sánchez, director de Cirugía Hepatobiliopancreática de la Clínica Universidad de Navarra, ha sido nombrado presidente de la Sociedad Española de Trasplante Hepático (SETH). El facultativo permanecerá en el cargo durante cuatro años.

El nombramiento tuvo lugar durante la celebración del Congreso de la Sociedad Española de Trasplante Hepático, que se celebra cada dos años y que tuvo lugar durante los pasados días 2, 3 y 4 de octubre en Córdoba. “Personalmente es ilusionante presidir una sociedad que agrupa a tantos profesionales importantes dentro de la especialidad del trasplante hepático”, afirma el especialista.

El Programa de Trasplante Hepático de Navarra, que la Clínica Universidad de Navarra lleva a cabo en colaboración con el Hospital de Navarra, comenzó en 1990. Desde entonces se han realizado más de 450 trasplantes hepáticos, de los cuales 21 son de donante vivo. De esas 450 personas trasplantadas, tres cuartas partes son navarras. "La confianza que me otorga ahora la SETH reconoce la excelencia del Programa de Trasplante Hepático de Navarra”, añade el doctor Fernando Pardo.

El doctor Pardo se encargará, junto con el resto de miembros de la junta directiva de la AETH, de organizar los congresos y las reuniones de consenso, en coordinación con todas las unidades de trasplante hepático de España. Otras de las funciones importantes serán “fomentar las relaciones con otras sociedades de trasplantes nacionales e internacionales e intensificar el diálogo con la industria farmacéutica, para que nos ayuden a mantener las actividades científicas”, explica el cirujano.

Objetivos: unificar criterios y aumentar donaciones

La Sociedad Española de Trasplantes Hepáticos agrupa a más de 400 profesionales de las 25 unidades que hay en España. La mayoría son cirujanos y hepatólogos, pero también hay anestesistas, intensivistas, radiólogos, infectólogos, etc. Cada dos años, la sociedad celebra un congreso y en los años en los que no hay congreso celebran reuniones de consenso, donde se reúnen miembros de todas las unidades para llegar a acuerdos en distintos aspectos del trasplante. Otra actividad importante es el esfuerzo en formación, a través de las becas que otorga la Sociedad a sus socios, para estancias en unidades de trasplante hepático, nacionales o internacionales, y para proyectos de investigación. Es primordial, para ello, la consecución de fondos, habitualmente provenientes de la industria.

La Sociedad Española de Trasplantes se plantea varios objetivos. Por un lado,“unificar los criterios sobre el momento adecuado para incluir a los pacientes en lista de espera y sobre cómo priorizar los casos para que no haya mortalidad en lista de espera”, explica el doctor Pardo. Por otro lado,“tratar de evitar disparidades en el acceso al trasplante en las distintas comunidades autónomas, de forma que las indicaciones y los trasplantes por millón de habitantes sean similares. Hay que consensuar las indicaciones y difundirlas entre los médicos que tratan a pacientes hepatópatas, sean gastroenterólogos o digestólogos, para que los pacientes sean remitidos en el momento adecuado para realizar el trasplante. Sobre todo en las comunidades autónomas en donde no hay un programa de trasplante hepático”, alega el especialista.

Otro de los objetivos que el doctor Fernando Pardo se plantea es “seguir fomentando, junto con la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), la donación. Se siguen necesitando más hígados. Hay que aumentar la donación de vivo, que ya es una opción real, pero menos frecuente que en el trasplante renal. Esto ampliará las posibilidades para muchos pacientes”, explica el doctor Fernando Pardo.