La Universidad de Navarra pone en marcha el Centro de Ingeniería Biomédica (CBIO)

Nace como un referente en investigación aplicada para aportar nuevas soluciones a necesidades clínicas actuales.

Imagen de la web del Centro de Investigación Biomédica de la Universidad de Navarra

02 DE JUNIO de 2014


La Universidad de Navarra ha puesto en marcha el Centro de Ingeniería Biomédica (CBIO) con el objetivo de desarrollar, en colaboración con el tejido empresarial y junto a las facultades y centros de la Universidad de Navarra relacionados con ciencias de la vida, nuevas soluciones para necesidades clínicas, con un referente claro: aportar mejoras para la salud.

Este centro combina el conocimiento y las capacidades biomédicas de la Clínica Universidad de Navarra con las tecnológicas del Centro de Estudios e Investigaciones Técnicas (CEIT) y de la Escuela de Ingenieros (TECNUN) para ofrecer soluciones al sector de la tecnología sanitaria y al farmacéutico. El CBIO se consolida como una de las principales líneas de investigación junto con el Centro de Nutrición, el Instituto de Cultura y Sociedad (ICS), el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) y el Instituto de Salud Tropical (ISTUN).

La financiación de los proyectos de investigación proviene de fondos propios de la Universidad, de empresas y de programas públicos competitivos (Gobierno regional, nacional y Europa).

Colaboración con la industria

El Centro de Ingeniería Biomédica cuenta actualmente con un equipo multidisciplinar de investigadores con un alto grado de especialización y experiencia, que además de desarrollar soluciones a necesidades surgidas en el ámbito clínico, trabajan en proyectos ajustados a los intereses de las empresas pertenecientes al sector salud.

El CBIO ofrece al tejido empresarial su capacidad de desarrollo de tecnología orientada a la generación de productos innovadores de alto valor para la industria y servicios de investigación relacionados con sus áreas de actividad (nano y microtecnologías, biorobótica, software de planificación y simulación quirúrgica o biología computacional).

Algunos ejemplos de las líneas de investigación del Centro son las siguientes: administración de fármacos aplicando nanotecnología; desarrollo de nuevos microlaboratorios para mejor diagnóstico de enfermedades (aportando precisión, rapidez, anticipación y facilidad de uso); tecnología robótica para facilitar la cirugía mínimamente invasiva (lo que disminuye riesgos, los tiempos de recuperación de pacientes y los costes asociados) y por último, el descubrimiento de nuevas indicaciones de fármacos basándose, entre otras, en la información que provee el genoma humano.

En el centro se investiga también en mejoras terapéuticas, en la búsqueda de biomarcadores de enfermedades y en el impulso de la telemedicina, que sirvan para hacer posible la atención a distancia de los pacientes mejorando su seguimiento y atención, a la vez que se reducen los inconvenientes propios de los desplazamientos.

El órgano de gestión del CBIO está formado por dos coordinadores científicos: Dr. Manuel Manrique, de la Clínica Universidad de Navarra, y el Dr. Ángel Rubio, de TECNUN, y el coordinador general Gustavo Pego.