Levomepromazina 

Levomepromazina
GRUPO: Antipsicóticos, fenotiazinas

La levomepromazina es un fármaco que actúa bloqueando los receptores de dopamina (transmisor químico del impulso nervioso) del cerebro. La dopamina participa en la transmisión de impulsos entre las células cerebrales. Cuando se produce un exceso de dopamina en el cerebro se produce una sobreestimulación de los receptores, que actúan modificando el comportamiento. La levomepromazina bloquea estos receptores y evita la sobreestimulación, ayudando así al control de la enfermedad mental.

NOMBRES COMERCIALES:

Sinogan®.  


ALERTAS:
         

MÁS INFORMACIÓN:

     

INFORMACIÓN DE USO

  • Ansiedad.
  • Agitación y excitación psicomotriz.
  • Estados depresivos.
  • Psicosis agudas y crónicas.
  • Trastornos del sueño.
  • Dolores graves.

En España de este medicamento existen comercializadas formas de administración oral (comprimidos y gotas) y parenteral (intramuscular).

La dosis adecuada de levomepromazina puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas:

Dosis oral usual en adultos:

  • Pacientes psicóticos: 100-200 mg al día en varias tomas.
  • Pacientes no psicóticos: 25-75 mg al día en varias tomas.

Dosis inyectable usual en adultos:

  • 75-100 mg al día. Bajo vigilancia médica.

Una vez controlados los síntomas agudos, se debe reducir la dosis hasta el nivel mínimo efectivo, como mantenimiento.

Los niños son más sensibles a los efectos adversos del levomepromazina. Las dosis que deben administrarse se han de establecer individualmente. Se recomienda un control clínico especial.

Los pacientes ancianos necesitan una dosis inicial menos y un ajuste más gradual de la dosis. Se recomienda un control clínico especial.

Las formas orales de levomepromazina se deben administrar preferentemente junto con las comidas. El paciente deberá de permanecer sentado o tumbado entre media y una hora después de las primeras dosis. En tratamientos crónicos se recomienda administrar la mayor parte de la dosis a la hora de acostarse.

CUANDO NO DEBE UTILIZARSE:
  • En pacientes con depresión severa del sistema nervioso central, depresión de la médula ósea, riesgo de hipertensión ocular, enfermedad de Parkinson, con porfiria (enfermedad de la sangre), retención urinaria, estados de coma o feocromocitoma (tumor a nivel de la glándula suprarrenal).
  • En caso de alergia a levomepromazina o fenotiazinas o a alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • Pacientes en tratamiento con levodopa (fármaco para el tratamiento de Parkinson).
  • Si consume alcohol.

PRECAUCIONES DE USO:
  • Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible, pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
  • No se debe conducir vehículos ni manejar maquinaria peligrosa o de precisión durante las primeras semanas de tratamiento.
  • Se debe evitar el consumo de alcohol.
  • Se aconseja la suspensión gradual del tratamiento.
  • No debe exponerse de manera prolongada al sol, ya que este medicamento puede aumentar la sensibilidad de su piel frente al sol, provocando la aparición de manchas rojas.
  • Debe ponerse en contacto con su médico o farmacéutico en caso de dolor de garganta, fiebre, temblores, ictericia, alteración en la visión o erupciones cutáneas.
  • Durante los tratamientos crónicos se deben realizar recuentos sanguíneos y revisiones oftálmicas periódicas.
  • Este medicamento debe ser administrado con precaución en pacientes con epilepsia, depresión, demencia, problemas cardíacos, , problemas hepáticos o renales, síndrome de Reye, síndrome neuroléptico maligno y en pacientes con asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica.
  • El tratamiento debe ser suspendido en el caso que el paciente experimente algún episodio de fiebre o rigidez muscular grave.
  • Si los síntomas no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿PUEDE AFECTAR A OTROS MEDICAMENTOS?
  • Algunos medicamentos que interaccionan con la levomepromazina son: alcohol etílico, antiarritmicos (quinidina, procainamida, amiodarona), fármacos para infecciones (eritromicina, cotrimoxazol, trimetropim-sulfametoxazol, azitromicina, ketoconazol, pentamidina), fármacos que actúan sobre la motilidad gastrointestinal (cisapride), antihistamínicos (terfenadina, astemizol), medicamentos para disminuir sus niveles de colesterol (probucol), otros medicamentos que mejoran su estado psicológico (antidepresivos tricíclicos y tetracíclicos, haloperidol y otras fenotiazinas).
  • No administrar junto con levodopa o alcohol.
  • Informe a su médico de cualquier medicamento que esté recibiendo incluidos los adquiridos sin receta.

  • Los efectos adversos más frecuentes de la levomepromazina son: somnolencia, sedación, sequedad de boca, visión borrosa, retención urinaria y estreñimiento.
  • Raramente puede producir otros efectos como hipotensión, insuficiencia cardíaca, arritmias, erupciones, fiebre, rigidez muscular y alteraciones respiratorias.
  • Este medicamento puede producir otros efectos adversos, consulte con su médico si advierte algo anormal.

Saber más sobre el Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica Saber más sobre el Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica

Mediante el trabajo multidisciplinar, asistimos el paciente de manera integral, identificando las causas principales de la enfermedad y proporcionando un abordaje individual y un tratamiento más adecuado y eficaz.

Los niños y adolescentes presentan problemas psiquiátricos similares a los que sufren los adultos, pero los expresan de manera diferente, dificultando su detección precoz". 

tal vezinterese

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de tecnología de vanguardia en la Clínica  

NUESTROS
PROFESIONALES

Los profesionales de la Clínica realizan una labor continuada de investigación y formación, siempre en beneficio del paciente.

Imagen nuestros profesionales de la Clínica 

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Conozca por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica