Acetazolamida

Acetazolamida
GRUPO: Diuréticos

La acetazolamida es un fármaco que inhibe la anhidrasa carbónica, la cual se encarga de producir y distribuir el ácido carbónico en el organismo. Además de ácido carbónico, también produce bicarbonato. El bicarbonato se necesita para la producción del líquido (humor acuoso) que llena el interior del ojo.

La acetazolamida, al disminuir la formación de bicarbonato también disminuye la cantidad de humor acuoso que se produce en el ojo. Esto ayuda a reducir el aumento de tensión que se produce en el ojo en situaciones como el glaucoma.

En el riñón, la acetazolamida actúa aumentando la cantidad de bicarbonato y agua que pierde el organismo a través de la orina por lo que se emplea como diurético.

La acetazolamida se emplea también en el tratamiento de la epilepsia sin que se conozca exactamente el mecanismo de acción.

NOMBRES COMERCIALES:

Edemox®


ALERTAS:
         

MÁS INFORMACIÓN:

     

INFORMACIÓN DE USO

  • Retención hidrosalina.
  • Glaucoma.
  • Epilepsia, especialmente pequeño mal.

En España existen comercializadas formas de administración orales sólidas de acetazolamida (comprimidos).

La dosis adecuada de acetazolamida puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas, pero si su médico le ha indicado una dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis en adultos y adolescentes:

  • Como diurético (para eliminar líquidos): de 250 a 375 mg al día administrados por la mañana.
  • Glaucoma y epilepsia: de 250 a 1000 mg al día repartidos en varias dosis.

Dosis en niños:

  • Glaucoma y epilepsia: de 125 a 750 mg al día repartidos en varias dosis.

Si usted presenta insuficiencia hepática o renal puede necesitar dosis menores. Consulte a su médico.

Se recomienda tomar los comprimidos de acetazolamida preferentemente después del desayuno si sólo toma una dosis diaria. Si toma más de una dosis al día, no tome la última dosis después de las seis de la tarde, a menos que se lo indique su médico.

CUANDO NO DEBE UTILIZARSE:
  • En caso de alergia a la acetazolamida o alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • En pacientes con depresión o acidosis metabólica (bajada del ph de la sangre).

PRECAUCIONES DE USO:
  • Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
  •  Este medicamento puede producir pérdidas de potasio. Su médico le realizará análisis de sangre periódicos para controlar sus niveles de potasio en sangre.
  • La acetazolamida puede aumentar los niveles sanguíneos de glucosa y ácido úrico, por lo que se recomienda un especial control en personas diabéticas y con gota.
  • No se aconseja la conducción de vehículos ni el manejo de maquinaria peligrosa o de precisión durante las primeras semanas de tratamiento con acetazolamida.
  • Para prevenir la formación de piedras en el riñón es posible que su médico le aconseje aumentar la toma de líquidos mientras reciba este medicamento.
  • Si está tomando acetazolamida para el tratamiento de la epilepsia, no es conveniente que deje de tomarlo sin consultarlo con su médico. Se recomienda disminuir gradualmente la dosis de acetazolamida administrada.
  • Si los síntomas de su enfermedad no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿PUEDE AFECTAR A OTROS MEDICAMENTOS?
  • Algunos medicamentos que interaccionan con la acetazolamida son: anfetaminas, antiepilépticos (carbamazepina, fenitoína), benzodiacepinas (diazepam, clorazepato), ciclosporina, sales de litio (fármacos antidepresivos), eritromicina (medicamento par ainfecciones bacterianas) salicilatos y timolol (fármaco para la tensión en el ojo elevada).
  • Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

  • La acetazolamida puede alterar los resultados de los análisis de sangre, por lo que sí le van a realizar un análisis avise que está tomando este medicamento.
  • Los efectos adversos de la acetazolamida son, en general, poco frecuentes aunque moderadamente importantes. Los más característicos son: malestar general, hormigueo en la cara y extremidades, depresión, fatiga, ansiedad, náuseas, vómitos o diarrea.
  • Raramente puede producir otros efectos como acidosis metabólica (disminución del ph de la sangre que puede ser grave en pacientes ancianos o diabéticos), mareos, hipopotasemia o fiebre.
  • La acetazolamida también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

Saber más sobre el glaucoma Saber más sobre el glaucoma

El glaucoma produce una pérdida del campo visual periférico que no influye en la visión central hasta las fases finales. Para evitar la pérdida de visión lo mejor es hacer una visita periódica al oftalmólogo a partir de los 40 años.

Es muy importante hacerse un control de la presión ocular a partir de los 40 años y repetirlo con frecuencia para diagnosticar lo antes posible la enfermedad".

tal vezinterese

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de tecnología de vanguardia en la Clínica  

NUESTROS
PROFESIONALES

Los profesionales de la Clínica realizan una labor continuada de investigación y formación, siempre en beneficio del paciente.

Imagen nuestros profesionales de la Clínica 

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Conozca por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica