Enfermedad de Paget mamaria

supone un 1-3% de casos de cáncer de mama

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de Paget mamaria en la Clínica

En su presentación inicial, la enfermedad de Paget mamaria a menudo se diagnostica como eccema, ya que aparenta ser una lesión con descamación eritematosa del pezón.

Para diagnosticar la enfermedad de Paget, habitualmente se comienza por la realización de una historia clínica completa a la paciente y una exploración física de las mamas.

La lesión característica es una placa rojiza (eritematosa) y descamativa con bordes irregulares. Suele ser una lesión única que se localiza en el pezón o muy cerca de él, en la areola mamaria. El tamaño de la lesión sueler ser de entre 3 a 15 cm.

Si hay sospecha de enfermedad se realizará una mamografía y una ecografía. Si los resultados de los estudios de imagen no son concluyentes, puede requerirse una resonancia magnética. El diagnóstico final se obtendrá mediante los resultados de una biopsia.

¿Quiere saber más sobre el Área de Patología Mamaria?

Es fundamental la experiencia del equipo médico en el diagnóstico de la enfermedad de Paget en la mama porque en muchas ocasiones se confunde con una lesión benigna de la piel y no se trata a su debido tiempo".

El planteamiento terapeútico que se valora en las pacientes con enfermedad de Paget en la mama dependerá, fundamentalmente, de si además de la enfermedad de Paget existe un carcinoma mamario.

Si hay ausencia de un cáncer de mama, si la enfermedad de Paget no presenta múltiples focos (multicéntrica) o si la enfermedad subyacente se encuentra relativamente cerca del complejo areola-pezón, la paciente puede ser candidata para la cirugía conservadora de mama.

La quimioterapia administrada antes de la cirugía puede permitir a algunas pacientes con enfermedad subyacente optar por la cirugía de conservación mamaria, evitando una mastectomía.

Además, después de la cirugía conservadora de mama, se pueden realizar diversas técnicas reconstructivas en la mama para conseguir una estética favorable y una mejor calidad de vida de las pacientes..

Para quienes presentan una malignidad subyacente o una enfermedad multicéntrica, la mastectomía sigue siendo el tratamiento estándar. En estos casos se puede realizar una biopsia del ganglio centinela intraoperatoria para valorar si la enfermedad se ha diseminado a los ganglios linfáticos..

Después de la cirugía, la mayoría de estas pacientes reciben radioterapia, administrada en toda la mama. Si se confirma la afectación ganglionar cuando se analiza el tejido extirpado en la cirugía puede ser necesario, además, administrar quimioterapia.

Saber más sobre la enfermedad de Paget mamaria

La enfermedad de Paget de mama es un tipo de cáncer poco común (1-3 % de los casos de cáncer de mama) que afecta a la piel del complejo areola-pezón.

En más del 80% de los casos de pacientes con enfermedades de Paget existe un carcinoma ductal de mama in situ que subyace a la lesión y que debe ser tratado de la manera adecuada.

Las células cancerosas conocidas como células de Paget son un signo revelador de la enfermedad de Paget mamaria. Estas células se encuentran en la epidermis (capa superficial) de la piel del pezón y de la areola.

La mayoría de los casos ocurren en mujeres , y sobre todo en mujeres posmenopáusicas de 50 a 60 años de edad, aunque también se puede presentar en hombres.

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

  • Descamación de la piel del pezón
  • Escozor y enrojecimiento del pezón
  • Aplanamiento o retracción del pezón

La teoría más aceptada es que las células cancerosas de un tumor en el interior del seno viajan por los conductos de leche al pezón y a la areola. Esto explicaría por qué la enfermedad de Paget de seno y los tumores en el interior del mismo seno casi siempre se encuentran juntos.

Una segunda teoría es que las células en el pezón o en la areola se vuelven cancerosas por sí solas. Esto explicaría por qué algunas personas padecen enfermedad de Paget de seno sin tener un tumor en el interior del mismo seno.

Es posible que las dos teorías describan vías alternativas a través de las cuales puede desarrollarse la enfermedad de Paget, aunque es más común ver un traslado ductal de células cancerosas.

Los síntomas de la enfermedad de Paget de mama a menudo se confunden con los síntomas de algunas afecciones benignas de la piel, como dermatitis o eccema.

La enfermedad de Paget provoca enrojecimiento, dolor y descamación en la piel que recubre y rodea el pezón. Al principio, estos síntomas tienden a aparecer y desaparecer.

Con el paso del tiempo, por lo general empeoran y pueden incluir:

  • Comezón, cosquilleo o sensación de ardor
  • Dolor y sensibilidad
  • Descamación y engrosamiento de la piel
  • Aplanamiento del pezón
  • Secreción amarillenta o sanguinolenta del pezón

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra