Atrás diccionariomédico

Trasplante renal

Intervención quirúrgica que consiste en la colocación de un riñón, procedente de un donante vivo o de un cadáver, en un receptor que padece una insuficiencia renal crónica terminal, en tratamiento con hemodiálisis o diálisis peritoneal.

Es el tratamiento ideal de los pacientes con una insuficiencia renal terminal, porque mejora significativamente su calidad de vida, tiene una supervivencia funcional excelente y con probabilidad mejora la supervivencia global. El primer trasplante de éxito se realizó en Boston en 1954. El descubrimiento de la azatioprina en 1961, la descripción de la técnica de cross-match en 1966, la aparición de los líquidos de preservación renal en 1967, fueron hitos que hicieron posible en los años setenta, la universalización del trasplante renal. La introducción de la ciclosporina, en la década de los ochenta, supuso la madurez de este tipo de intervenciones. El riñón para un trasplante puede proceder de un donante cadáver o de un donante vivo.

Para que un cadáver pueda ser utilizado es imprescindible que cumpla los requisitos de muerte cerebral, evaluados por especialistas, que el corazón lata y mantenga presiones aceptables (parada cardiaca superior a 15 minutos es una contraindicación absoluta), que no padezca una patología tumoral (excepto tumores cerebrales primarios o tumores de piel tratados) y que tenga serología negativa para HIV y hepatitis B. Son condiciones relativas las siguientes: la edad del paciente (óptima entre 18 meses y 55 años), la función renal (niveles de creatinina y urea), que no padezca otras enfermedades intercurrentes (infección, hipertensión arterial o diabetes).

El donante vivo debe, necesariamente, tener una relación de parentesco con el receptor y ser altruista. El único riesgo del donante vivo es el que se deriva de la cirugía, ya que recupera el 80% de la función renal y el riesgo de padecer hipertensión es mínimo. La extracción de los riñones para el trasplante debe efectuarse extirpando, con los riñones, la grasa perirrenal del polo inferior y el uréter completo y el pedículo renal con parches de vena cava y aorta.

Los riñones son después perfundidos con una solución conservante (Eurocolins, Belzer) y se mantienen a 4º C, lo que permite su conservación durante 24-30 horas. Para el receptor son codiciones genéricas obligadas, para ser incluido en lista de trasplante, ser paciente en diálisis, no haber padecido ni padecer patología tumoral, no estar infectado por virus HIV y, en el momento del trasplante, no tener una infección aguda de cualquier naturaleza.

En la elección del receptor son condiciones imprescindibles, en cada caso, que donante y receptor tengan identidad de grupo sanguíneo ABO y cross-match negativo (ausencia de anticuerpos citotóxicos preformados).

Otras condiciones que se valoran, aunque no son imprescindibles, son la histocompatibilidad HLA, la edad del donante y del receptor, los pacientes hiperinmunizados.

La técnica quirúrgica se realiza colocando el riñón en fosa ilíaca derecha (ocasionalmente en fosa ilíaca izquierda y en fosa renal). La arteria y vena renales se colocan en los vasos ilíacos y el uréter directamente en la vejiga. El tratamiento inmunosupresor tiene por objeto evitar el rechazo y, en la actualidad, se utiliza una terapia triple con corticoides, azatioprina y ciclosporina.

Como resultados ha de señalarse que la supervivencia del paciente es de un 95% en el primer año y que el trasplante no altera la supervivencia global de los pacientes en diálisis. La supervivencia del injerto en el primer año, en trasplante de vivo idéntico, es del 95%; en trasplante de cadáver del 80% y retrasplante de cadáver, del 70%. Se consideran factores influyentes en la supervivencia del injerto: la función diferida, la compatibilidad HLA, y la edad del receptor.

> Saber más sobre el trasplante renal

tal vez LE INTERESE

ENFERMEDADES Y TRATAMIENTOS

Información completa sobre enfermedades, diagnósticos, tratamientos y cuidados en casa. Conozca qué puede hacer la Clínica por usted.

Imagen de un médico realizado una ecocardiografía en la Clínica Universidad de Navarra

SERVICIOS
MÉDICOS

Contamos con todas las especialidades en un único centro. Conozca nuestros Servicios Médicos.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS
PROFESIONALES

Por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen profesionales de la Clínica Universidad de Navarra