Valpromida 

Valpromida
GRUPO: Antiepiléptico

La valpromida es un fármaco que se utiliza para el tratamiento de la epilepsia y la manía.

El cerebro y los nervios están formados por una gran cantidad de células nerviosas, que se comunican entre sí a través de impulsos eléctricos. Estos impulsos deben ser regulados cuidadosamente por el cerebro y los nervios para un correcto funcionamiento. Cuando los impulsos eléctricos se producen de forma anormalmente rápida y repetitiva, el cerebro se ve sobrecargado y su funcionamiento se altera.

La valpromida evita el cúmulo excesivo, rápido y repetitivo de impulsos eléctricos. De esta forma, la actividad nerviosa eléctrica en el cerebro se estabiliza, previniendo ataques y manteniendo normal la actividad cerebral.

NOMBRES COMERCIALES:

Depamide®.  


ALERTAS:
         

MÁS INFORMACIÓN:

     

INFORMACIÓN DE USO

  • Epilepsia.
  • Manía y trastorno bipolar.

En España existen comercializadas formas de administración orales de valpromida (comprimidos gastrorresistentes).

La dosis adecuada de valpromida puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas, pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis en adultos:

  • de 300 a 900 mg (de 1 a 3 cápsulas) administrados cada 12 horas.

Se recomienda tomar los comprimidos de valpromida enteras (sin masticar ni partir) junto con las comidas.

CUANDO NO DEBE UTILIZARSE:
  • En caso de alergia a la valpromida o al ácido valproicoo a alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • En pacientes con enfermedad del hígado grave, trastornos graves de la coagulación, problemas de páncreas, porfiria (enfermedad de la sangre) y enfermedad metabólica del ciclo de la urea.

PRECAUCIONES DE USO:
  • Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible, pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
  • No se aconseja la conducción de vehículos ni el manejo maquinaria peligrosa o de precisión durante las primeras semanas de tratamiento.
  • No es recomendable una exposición prolongada al sol, ya que la valpromida puede aumentar la sensibilidad de su piel frente al sol, provocando la aparición de manchas rojas.
  • La valpromida debe administrarse con especial precaución en caso de padecer alguna de las siguientes enfermedades: enfermedad del riñón, lupus eritematoso sistémico, porfiriao dolor abdominal agudo.
  • La suspensión del tratamiento deberá realizarse de forma gradual. No suspenda el tratamiento sin consultar con el médico.
  • Antes de someterse a una intervención quirúrgica o dental debe informar a su médico o dentista que está tomando este medicamento.
  • Durante el tratamiento con valpromida deberá realizar controles sanguíneos y de la función hepática.
  • No debe tomar bebidas alcohólicas durante el tratamiento con valpromida.
  • Si los síntomas no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿PUEDE AFECTAR A OTROS MEDICAMENTOS?
  • Algunos medicamentos que interaccionan con la valpromida son los siguientes: antidepresivos tricíclicos (amitriptilina, nortriptilina) y carbamazepina.
  • Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

  • La valpromida puede alterar los resultados de los análisis de sangre, por lo que síle van a realizar un análisis avise que está tomando este medicamento.
  • Los efectos adversos de la valpromida son, en general frecuentes, moderadamente importantes y pueden ser graves. Los más frecuentes son los siguientes: náuseas, vómitos, diarrea, calambres abdominales y estreñimiento.
  • Ocasionalmente puede producir: aumento del apetito, temblor, somnolencia, descoordinación de movimientos, confusión, disminución del número de plaquetas en sangre e insuficiencia hepática.

Saber más sobre la epilepsiaSaber más sobre la epilepsia

La Clínica Universidad de Navarra cuenta con una unidad especializada en epilepsia compuesta por especialistas de distintas áreas y con los métodos diagnósticos más específicos, modernos y precisos

El tratamiento farmacológico de la epilepsia puede durar varios años. Por este motivo, es indispensable que esté supervisado por un especialista en epilepsia para obtener el máximo beneficio terapéutico".

tal vezinterese

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de un PET, tecnología de vanguardia en la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS
PROFESIONALES

Los profesionales de la Clínica realizan una labor continuada de investigación y formación, siempre en beneficio del paciente.

Imagen profesionales de la Clínica Universidad de Navarra

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Conozca por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra