Corea

Imagen hombre adulto
entre
35-40 años
es la edad media de inicio

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Diagnóstico y tratamiento de la corea en la Clínica

Los trastornos del movimiento, entre los que se encuentra la corea, incluyen un grupo de enfermedades caracterizadas, bien por un exceso de movimientos, o por una pobreza o lentitud de estos.

La sospecha se inicia con la aparición de tics incontrolables e inexplicables.

El diagnóstico diferencial debe basarse en la anamnesis, el curso clínico, las pruebas complementarias y los datos semiológicos acompañantes.

Las enfermedades que cursan con corea pueden clasificarse dentro de dos grupos: adquiridas o hereditarias.

Coreas adquiridas: las causas más frecuentes son fármacos, ictus, embarazo y corea de Sydenham. 

Coreas hereditarias: la enfermedad de Huntington (EH) es la forma más común de corea hereditaria.

El tratamiento depende del tipo de corea y la enfermedad asociada. 

Los fármacos que habitualmente se emplean para el tratamiento de la corea son las benzodiazepinas, los neurolépticos y los depletores de catecolaminas (tetrabenazina y reserpina).


¿Quiere saber más sobre el Departamento de Neurología?

Hemos sido pioneros en el tratamiento de determinadas enfermedades o en la investigación de determinadas áreas, como en epilepsia y en los trastornos del movimiento.

A pesar de ser movimientos involuntarios, el sujeto tiende a incorporarlos a su repertorio de movimientos habituales en un intento de disimularlos".

Saber más sobre la corea

El término corea tiene sus orígenes en la palabra griega choreia que significa danza.

Se define como un movimiento involuntario abrupto, irregular, de duración breve y baja amplitud que cambia de una zona corporal a otra sin una secuencia definida.

Suele localizarse en las partes distales de los miembros, especialmente en las manos, o en la cara.

Aunque existen muchas causas de corea, las más importantes son la enfermedad de Huntington (causa más frecuente de corea hereditaria), fiebre reumática o corea de Sydenham, la corea inducida por tratamiento prolongado con fármacos (neurolépticos) y los trastornos metabólicos. 


Inicialmente, consisten en cierta actividad nerviosa traducida por movimientos o tics o una agitación excesiva. Estos síntomas iniciales se convierten progresivamente en movimientos involuntarios más marcados, con espasmos y tirones de la cabeza, cuello y extremidades, con gran dificultad para caminar, hablar o tragar. 

La persona o su familia notan cambios de humor: irritable, apático, pasivo, deprimido o enfadado. Puede, en algunos casos, presentar afectación del juicio, memoria y otras funciones cognitivas.


¿Cuáles son los síntomas más habituales?

  • Movimientos involuntarios de extremidades
  • Espasmos
  • Cambios de humor
  • Alteración de funciones cognitivas

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra