Cefaleas 

diagnóstico y tratamiento de las cefaleas

En la evaluación de un paciente con cefalea, lo más importante es la historia clínica y los síntomas que presenta.

Tras la historia clínica, se debe realizar una exploración física y neurológica detallada, y, dependiendo de los resultados, se valorará la necesidad de realizar otras exploraciones complementarias.

El 95% de las cefaleas que se diagnostican son primarias, esto quiere decir que no existe otra enfermedad que las causen. Cuando se sospechan cefaleas secundarias, debidas a otra enfermedad, son necesarios estudios analíticos y de neuroimagen (TAC o resonancia magnética cerebral).

Las cefaleas recientes de instauración súbita y carácter explosivo o aquellas que se acompañan de alteraciones neurológicas (pérdida de conciencia, déficit motor) requieren generalmente valoración neurológica urgente.

Las cefaleas y las migrañas pueden tratarse de manera eficaz con el tratamiento adecuado, disminuyendo el número de ataques y mejorando mucho la calidad de vida.

Es importante, ser evaluado por especialistas con gran experiencia en el diagnóstico y tratamiento de este tipo de problemas.

Tratamientos contra las cefaleas

Es muy importante que los pacientes con cefaleas frecuentes acudan al médico para que les administren un tratamiento preventivo para que el dolor de cabeza no sea tan frecuente ni intenso y se reduzca la toma de analgésicos".

En la evaluación de un paciente con cefalea, lo más importante es la historia clínica, la descripción de los síntomas. Tras esta, se debe realizar una exploración física y neurológica detallada.

La resonancia magnética muestra el troncocéfalo. El generador de migraña se ha colocado en esa zona, de transición de la médula espinal al cerebro. También muestra la corteza cerebral.

En los pacientes con dolores crónicos, se han descrito cambios en los receptores de dolor en la corteza. Igualmente, permite ver el cerebelo, estructura que participa en el control del equilibrio.

En la resonancia, se muestra también la médula espinal. La estimulación de los nervios cervicales puede mejorar las cefaleas. Finalmente, la imagen capta las cubiertas del cerebro (duramadre y aracnoides).

El tratamiento de las migrañas tiene dos partes:

1.- Identificar y evitar los factores desencadenantes

2.- Tratar adecuadamente las crisis de dolor

  • La selección del fármaco debe hacerse de modo individualizado para cada paciente y debe administrarse siempre al inicio del dolor. Los más comunes son: antiinflamatorios o paracetamol. En ocasiones, es necesario administrar fármacos para controlar los vómitos. 
  • Existe una nueva familia de antiinflamatorios sin efectos secundarios gastrointestinales eficaces en la migraña: inhibidores selectivos de la cox-2. 
  • Además, hay medicaciones específicas que actúan sobre el mecanismo responsable de dolor inducido por la migraña: los ergóticos y los triptanes. 
  • Deben tomarse al inicio del dolor, no combinarlos y evitar su uso en pacientes con problemas coronarios o circulatorios.
  • Otros fármacos son la clorpromazina y los esteroides.

Cuando los ataques de migraña ocurren más de tres veces al mes, duran demasiado tiempo o no responden a la medicación, conviene realizar un tratamiento preventivo.

No obstante, este tratamiento no supone una curación. Puede reducir la frecuencia, intensidad y duración de las crisis migrañosas, mejorando la respuesta al tratamiento sintomático. Se toma a diario durante un tiempo y hace efecto varias semanas después de iniciarlo.

Pueden utilizarse fármacos antihipertensivos, antidepresivos y antiepilépticos.

Otros fármacos preventivos son: magnesio, vitamina B2 a dosis altas e inyección de toxina botulínica.

> Lea más sobre consejos para prevenir las cefaleas

Casi el 7% de los pacientes que sufren cefaleas primarias como la migraña o la cefalea en racimos no responden a ninguna medicación. Para estas personas especialmente se está trabajando en otras alternativas más eficaces y que se toleren mejor.

Neuroestimulación o neuromodulación.
Se trata de una terapia que se lleva a cabo a través de dispositivos que inducen una descarga eléctrica o un campo magnético sobre determinados nervios o áreas de la cabeza.

Existen dos técnicas para realizarla:

Una técnica invasiva que consiste en la implantación de unos electrodos en los nervios occipitales o a nivel maxilar. La implantación del dispositivo requiere cirugía y por tanto puede acarrear una serie de efectos adversos tales como riesgo de infección o riesgo de hemorragia, que a pesar de que no suelen ser frecuentes sí que deben ser tenidos en cuenta.

La otra alternativa es una técnica no invasiva a través del uso de dispositivos de neuroestimulación portátiles. Esta técnica, denominada estimulación no invasiva del nervio vago, es con la que actualmente la Clínica está tratando a pacientes con migrañas y cefaleas en racimo y con la que se están obteniendo muy buenos resultados. La estimulación no invasiva del nervio vago actúa sobre una serie de estructuras del sistema nervioso central que está implicadas en el proceso de generación de dolor de cabeza.
Esta técnica no requiere de cirugía y es el paciente quien se autoadministra el tratamiento a través del dispositivo de neuroestimulación portátil, aplicándoselo durante unos 10 minutos y cada 8-12 horas, en la zona de la carótida donde se encuentra el pulso y la zona por la discurre el nervio vago. Su efecto es la prevención del dolor de cabeza, aunque puede también administrarse cuando el paciente tiene una crisis de cefalea. De acuerdo con los estudios más recientes no hay efectos adversos graves y los leves se toleran razonablemente bien.

contacteCON LA CLÍNICA

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

SOLICITE UNA SEGUNDA OPINIÓN NO PRESENCIAL

Si necesita la opinión médica de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión no presencial.
Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra