EL PARTO

Se define parto como la expulsión de un feto maduro desde el interior de la cavidad uterina hacia el exterior entre la semana 37 y la 42 cumplidas.

Esto es lo que se entiende por parto a término o parto eutócico.

Aquellos partos que se producen antes de la semana 37 se consideran partos pretérmino y aquellos otros producidos tras la semana 42 se denominan partos postérmino.

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Es característica del parto la aparición de contracciones uterinas rítmicas y progresivamente intensas que ocasionan la total dilatación del cuello uterino y la expulsión por la vagina y vulva del feto y sus anejos, es decir, placenta y cordón, junto con las membranas.

Desde el punto de vista clínico, el parto se divide en tres periodos: periodo de dilatación, periodo expulsivo y periodo de alumbramiento.

Antes de iniciarse propiamente el parto, la embarazada suele presentar una serie de signos y síntomas que conocemos como pródromos del parto.

Por lo general, estas alteraciones se inician entre unas horas o varios días antes del comienzo del parto. Suele existir una inestabilidad psicoemocional con cierto grado de inquietud y temor.

En algunas ocasiones, el inicio del parto suele precederse en unas horas por la expulsión del tapón mucoso (como una secreción espesa, en ocasiones sanguinolenta).

El período de dilatación comprende desde el inicio de las primeras contracciones efectivas sobre la dilatación del cuello y terminan con la dilatación completa que es, aproximadamente, de unos 10 cm. Las contracciones suelen ser progresivamente más intensas y frecuentes que en la fase de pródromos. Esta fase de dilatación no sigue una progresión uniforme, sino uniformemente acelerada, es decir, la primera mitad suele durar algo más que la segunda mitad. Suele durar entre 12 horas en primíparas y unas 8 horas en multíparas. Generalmente, las contracciones van a ser dolorosas y no se suelen acompañar de una sensación sugestiva de progresión del parto. Con estas contracciones, poco a poco el cuello se va dilatando hasta alcanzar, como hemos dicho, la dilatación completa. Normalmente, cuando se alcanza la dilatación completa, se suele producir la rotura de la bolsa, aunque a veces esto ocurre antes de que se inicie el parto, lo que se denomina rotura prematura, o durante la dilatación, pero antes de que ésta sea completa, lo que se denomina rotura precoz.
Este es el segundo período del parto y comprende desde el término de la dilatación hasta la salida del feto. Suele durar, aproximadamente, una hora en las primíparas y una media hora en las multíparas. Las contracciones alcanzan aquí la máxima intensidad y su mayor duración, así como su máxima frecuencia. La mujer suele presentar un evidente deseo de empujar ayudándose de la prensa abdominal. En este periodo, suele practicarse un corte (episiotomía) en el periné de la mujer para evitar los desgarros de la vagina y vulva, aunque su uso sistemático es discutido.
Este período comprende desde la expulsión del feto hasta la expulsión de la placenta, cordón y membrana. Suele acompañarse de una pequeña hemorragia y puede durar entre 40 y 50 minutos en una primípara y unos 20-30 minutos en la multípara.
Calculadora de parto
  • Equipo de expertos: contamos con un equipo de especialistas compartido con un equipo de matronas especialmente formado en el control del embarazo y de un equipo de pediatras junto a una unidad de neonatología que garantiza los cuidados al recién nacido.
  • Asistencia individualizada y especializada: asistencia prenatal y del parto en embarazo de bajo y alto riesgo.
  • Tecnología avanzada: contamos con la última tecnología, como una ecografía de alta resolución en el diagnóstico prenatal.
  • Microcirugía tubárica: reversión de la ligadura de trompas.
  • Diagnóstico prenatal: evaluación de células fetales, líquido amniótico o membranas amnióticas para detectar anomalías fetales.

 

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra