Atrás departamento de
Ginecología y Obstetricia

TRATAMIENTOS QUE OFRECEMOS

En nuestro departamento se ofrece un tratamiento individualizado, según las necesidades de cada paciente, de vanguardia y multidisciplinar.

Nuestras pacientes se benefician de un plan de tratamiento en el que además del ginecólogo otros especialistas relacionados con la enfermedad, trabajando en equipo de manera rápida y coordinada.

Gracias a la organización de la Clínica, una de las ventajas que ofrecemos es la rapidez en el diagnóstico y en el tratamiento. Lo habitual es que en muy pocos días, la paciente pueda estar iniciando su tratamiento médico, quirúrgico o de radioterapia.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra

Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

En la histerectomía vaginal el útero se extrae a través de la vagina

Con esta cirugía, no hay una incisión en el abdomen, debido a que la incisión está dentro de la vagina y el tiempo de cicatrización es más breve que el de la cirugía abdominal. También la recuperación puede ser menos dolorosa.

La histerectomía vaginal produce menos complicaciones que los otros tipos de histerectomía y es una forma muy segura de extraer el útero. Además, las hospitalizaciones son más breves y la capacidad para reanudar las actividades normales es más rápida que con una histerectomía abdominal.

A través de la vía vaginal se interviene, en la mayoría de los casos, de tumores, ya sean benignos o malignos, y en el prolapso uterino.

La histerectomía vaginal no siempre se puede hacer. Por ejemplo, las mujeres con adhesiones de cirugías previas o úteros muy grandes es posible que no puedan tener este tipo de cirugía.

Cada vez es más frecuente que se realiza la histerectomía vaginal guiada por laparoscopia: es la histerectomía vaginal que se realiza con la ayuda de una laparoscopia. Por ejemplo, los ovarios y las trompas se Falopio se extraen usando un laparoscopio, y entonces se desprende el útero y se extrae junto con todos los demás órganos por la vagina.

La vía laparoscópica se suele realizar para extirpar los ganglios linfáticos en los casos de cáncer de cuerpo o cuello uterino.

Se pueden realizar por laparoscopia más de un 70% de procesos ginecológicos

La laparoscopia permite examinar la cavidad abdominal y su contenido, a través de un orificio y mediante un sistema óptico acoplado a una fuente de luz fría.

Se realiza a través de pequeños orificios en la cavidad abdominal. Una mínima incisión, en un pliegue longitudinal del ombligo, permite la introducción del endoscopio con una micro-cámara adosada, que ofrece en un monitor la visión panorámica de la pelvis con sus genitales internos.

Son necesarias también una o varias punciones sobre la zona del pubis para la introducción del utillaje quirúrgico: pinzas, cauterios, microtijeras, láser etc.

Así pues, una mano sostiene la óptica con la cámara de video incorporada, y con la otra, se manipulan los instrumentos que permiten realizar la intervención.

Las ventajas de la video-laparoscopia sobre la cirugía ginecológica convencional son: menor tiempo de hospitalización, de convalecencia y recuperación; menor posibilidad de adherencias postoperatorias y de complicaciones infecciosas; cicatrices invisibles y disminución del dolor postoperatorio; disección y lisis de adherencias pélvicas; implantes de endometriosis, quistes de ovario; cirugía reconstructora de las trompas; miomas uterinos subserosos; embarazos ectópicos, anexectomía, ooforectomía y salpinguectomía; enfermedad inflamatoria pélvica; histerectomías; linfadenectomía, incontinencias de orina y otras disfunciones del suelo pelviano.

Se utiliza anestesia general y presenta una tasa de complicaciones mucho menor que en la cirugía convencional ginecológica.

En el curso de toda intervención endoscópica, la imagen diagnóstica real puede diferir de la que se presumía clínicamente o por otras exploraciones complementarias, existiendo implicaciones de otros órganos que pueden dificultar técnicamente su resolución por ésta vía, siendo necesario en estos casos la práctica de una apertura abdominal en beneficio de la paciente. Ello puede ocurrir aproximadamente en un 5% de todas las laparoscopias operatorias.

Revertir la ligadura de trompas es la opción con más éxito para volver a concebir

Entre un 10% y un 15% de las mujeres a las que se les ha practicado ligadura de trompas manifiesta, posteriormente, deseos de revertir la esterilización para tener hijos. La opción con mayor tasa de éxito es la ligadura de trompas.

La técnica de microcirugía empleada para revertir la ligadura de trompas ofrece una tasa media del 55% de éxito de embarazos, índice que podría superar el 70% en mujeres menores de 35 años.

Entre los criterios de selección para efectuar una operación de reversión destaca también la edad de la paciente. Por encima de los 40 años, los porcentajes de éxito de concebir un hijo son mucho menores.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra