Arterioesclerosis 

es la
1ª
causa de muerte en el mundo

Llámenos

948 255 400

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Diagnóstico y tratamiento de la arterioesclerosis en la Clínica

La arterioesclerosis tarda mucho tiempo en dar manifestaciones clínicas. Por ello, es preciso detectarla precozmente, antes de que las placas de ateroma se compliquen y produzcan un daño irreversible en algunos órganos.

Se deben hacer exámenes periódicos de salud (chequeos vasculares) desde los 40-50 años, especialmente, en aquellas personas con antecedentes familiares de enfermedades causadas por ateroesclerosis.

En esos chequeos se presta una importancia especial al estudio de los factores de riesgo cardiovascular. Además, a través de los análisis, también se evalúan determinados marcadores de daño vascular.

Con toda la información recogida en un chequeo vascular, se puede calcular de forma aproximada el riesgo de cada persona. Por ejemplo, se puede predecir con gran fiabilidad el porcentaje de posibilidades de presentar un infarto agudo de miocardio a lo largo de los 10 años siguientes. También se puede calcular la edad vascular de cada paciente. Por ej. un fumador de 40 años puede tener una edad vascular de 60, por tener una ateroesclerosis propia de personas de esta edad.

¿Quiere saber más sobre el Departamento de Cardiología?

Disponemos de la tecnología más avanzada para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades coronarias. Nuestra Unidad de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista cuenta con una de las mayores experiencias en el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad.

Disponemos de técnicas de imagen vascular (IVUS, OCT) que permiten detectar las placas de ateroma e, incluso, identificar aquellas que pudieran estar complicándose".

Como los medicamentos no pueden limpiar las arterias obstruidas, una arteria coronaria muy estrechada podría necesitar otro tipo de tratamiento para mejorar la calidad de vida del paciente.

Una opción es la angioplastia coronaria percutánea, que consiste en la dilatación de la arteria estrechada, casi siempre seguida de la implantación de un stent.

La angioplastia coronaria percutánea es uno de los tratamientos más eficaces para mejorar a los pacientes con isquemia o cardiopatía isquémica. 

El procedimiento consiste en dilatar una o más arterias coronarias mediante un catéter, en cuyo extremo distal porta un balón que se infla al llegar al lugar obstruido, permitiendo que la luz (el interior) del vaso en ese punto aumente su diámetro y se restaure de nuevo el flujo sanguíneo normal.

El catéter se introduce mediante punción por la arteria femoral o por la radial (en la muñeca), desde donde se conduce hasta la arteria coronaria.

Los stents son dispositivos metálicos de diferentes diseños. Se introducen en las arterias coronarias de forma percutánea (mediante una punción en la arteria femoral o radial) para corregir un estrechamiento del interior de luz de la arteria debido a un trombo o a una placa de ateroesclerosis denominada ateroma. Se utilizan aproximadamente en el 96% de las angioplastias.

Existen diferentes tipos de stents:

  • Stents farmacoactivos: es el material más avanzado para tratar la cardiopatía isquémica. Proporciona excelentes resultados y su éxito reside en la reducción de la tasa de reestenosis (la reproducción del estrechamiento de la arteria). Libera la dosis exacta de fármaco que limita el exceso de crecimiento de tejido dentro de la arteria.
  • Stents metálicos: no llevan fármacos incorporados para evitar el crecimiento del tejido. Hay ocasiones en que está indicado usarlos debido a que el paciente no tolera la medicación que debe tomar después de la implantación de un stent farmacoactivo a lo largo de un año.

Saber más sobre la arterioesclerosis

La arterioesclerosis por lo general causa estrechamiento (estenosis) de las arterias que puede progresar hasta la oclusión del vaso impidiendo el flujo adecuado de la sangre por la arteria así afectada. Suele empezar después de los 20 años y crece poco a oco a lo largo de la vida.

Es una enfermedad caracterizada por el desarrollo de múltiples lesiones focales, llamadas placas de ateroma, en la pared de la aorta y las arterias de mediano y gran calibre.

Esas placas tienen un núcleo central blando de color amarillento, formado por lípidos (colesterol) y cubierto por una placa fibrosa. Normalmente sólo ocupan una parte de la circunferencia de la pared arterial, en forma de parches.

Con el tiempo, estas placas pueden llegar a calcificarse y se puede ver el calcio en un TAC torácico. Las placas se pueden romper o ulcerar. En estos casos se pone en contacto el contenido de las placas con la sangre y se puede formar un trombo (coágulo de sangre), que si ocupa todo el interior de la arteria, bloquea totalmente el riesgo sanguíneo de la zona del corazón que depende de esa arteria.

¿Qué enfermedades causa?

Imagen preview del infografico sobre mecanismos de la ateroesclerosis
Conozca los mecanismos por los que se forma la arterioesclerosis
Descargar infográfico

Para que se inicie la formación de una placa de ateroma es preciso que dentro de la pared arterial penetren sustancias y células que están en la sangre.

En condiciones normales, eso no sucede, porque la sangre está separada de la pared arterial por una barrera que es el endotelio.

Actualmente, se sabe que diversos factores pueden dañar de tal modo el endotelio que éste deja de actuar como una barrera. Esos factores son conocidos como factores de riesgo de arterosclerosis

Los principales factores de riesgo modificables son cuatro:

  • La hipertensión arterial (presencia de cifras de presión arterial superiores a 139/89 mm./Hg.).
  • La hipercolesterolemia (existencia de concentraciones sanguíneas de colesterol superiores a 200 mg./dl.) y la hipertrigliceridemia (existencia de concentraciones sanguíneas de trigliceridos superiores a 150 mg./dl.)
  • El tabaquismo.
  • La diabetes mellitus.

Existen otros factores modificables como la edad avanzada, el sexo y la herencia. Aunque tanto hombres como mujeres sufren aterosclerosis, los hombres la sufren 10 años antes que las mujeres.

Los cuadros clínicos que pueden presentar las personas con aterosclerosis complicada dependen del órgano que está irrigado por esas arterias.

  • Cuando la obstrucción afecta a las arterias cerebrales pueden aparecer desde ataques de isquemia cerebral transitoria, hasta un accidente cerebrovascular agudo o ictus, con secuelas más o menos permanentes.
  • Cuando la obstrucción afecta a las arterias renales, puede facilitarse el desarrollo de insuficiencia renal o aparecer hipertensión, que en este caso sería secundaria a la insuficiencia renal.
  • La obstrucción de las arterias de las extremidades inferiores puede dar lugar a claudicación intermitente, que se caracteriza por la presencia de dolor muscular en pantorrilas, desencadenado por la marcha y que obligan al paciente a pararse durante un momento, hasta que le deja de dolor, por eso se llama "la enfermedad de los escaparates".
  • La presencia de lesiones ateroscleróticas complicadas en la aorta favorece el desarrollo de aneurismas, que pueden no dar síntomas o producir muerte súbita por rotura del aneurisma.
  • La presencia de lesiones por aterosclerosis en las arterias coronarias (las que llevan riego al corazón) da lugar a angina de pecho (oclusión parcial), infarto agudo de miocardio (oclusión súbita total) o insuficiencia cardíaca.

Los principales factores de riesgo modificables son cuatro:

  1. La hipertensión arterial
  2. La hipercolesterolemia y la hipertrigliceridemia
  3. El tabaquismo.
  4. La diabetes mellitus

En los últimos años, se ha demostrado que otros factores también contribuyen al desarrollo de la arterosclerosis. Es el caso de la obesidad de predominio abdominal, el sedentarismo, el estrés psíquico y la dieta inadecuada (con muchas grasas saturada).

La mejor manera de combatir la arterosclerosis radica en su prevención. Para ello se debe actuar a tres niveles.

En primer lugar hay que llevar una vida sana, lo que significa:

  • Seguir una dieta cardiovascular saludable (evitando las grasas saturadas y el exceso de calorías, y favoreciendo el consumo de aceite de oliva, verduras y frutas). La más recomendable es la dieta mediterránea.
  • Hacer ejercicio físico habitualmente (cada día se debe caminar no menos de una hora o correr suave, nadar y andar en bicicleta un mínimo de media hora).
  • Eliminar el consumo de tabaco de manera total y definitiva.
  • Procurar eliminar las situaciones estresantes de la vida cotidiana o, cuando no sea posible, vivirlas con una perspectiva positiva y mínimamente autolesiva.

Las personas con hipertensión arterial y/o hipercolesterolemia han de seguir tratamiento con fármacos antihipertensivos y/o hipolipemiantes de forma continuada, para mantener cifras de presión arterial por debajo de 139/89 milímetros de mercurio (mm./Hg.) y cifras de colesterol total inferiores a 200 y miligramos por decilitro (mg./dl.). El ideal es tener uan cifra de colesterol LDL por debajo de 115 mg/dl. También se debe llevar un buen control de la diabetes.

En los casos en los que ya han surgido manifestaciones clínicas, el médico indica el tratamiento para cada caso individualizado, a la vez que recomienda medidas de prevención secundaria (por ejemplo, aspirina a bajas dosis) destinadas a impedir la aparición de nuevas complicaciones.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen banner segunda opinion 
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen banner La Clinica son las personas 

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen banner Investigacion en la Clínica 

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen historias de la Clínica