La Clínica Universidad de Navarra abrirá su nueva sede en Madrid en otoño de 2017

Un hospital, dos sedes: Las sedes de Pamplona y Madrid compartirán el mismo modelo asistencial con el paciente en el centro de su actividad. “Será la Clínica Universidad de Navarra de siempre, pero ahora también en Madrid”, sostiene el director general, José Andrés Gómez Cantero.

22 DE SEPTIEMBRE de 2016


La Clínica Universidad de Navarra avanza en su proyecto de tener una nueva sede en Madrid. Tras haber concluido la fase de edificación de su estructura, la Clínica emprende ya la última etapa de construcción del nuevo hospital, cuya apertura está prevista para el otoño de 2017.

El nuevo hospital se asienta sobre una superficie total aproximada de 46.000m2, 35.000 de los cuales son de uso hospitalario y el resto para instalaciones y aparcamiento. Inicialmente, estará dotado de siete quirófanos para cirugía mayor, 60 camas para ingreso hospitalario, siete camas de UCI y otras siete para neonatos. Además dispondrá de equipamiento clínico de última generación, incluido un PET-TAC para diagnóstico por imagen propio de Medicina Nuclear y aceleradores para tratamientos oncológicos, entre otros equipamientos.

Está previsto que el nuevo proyecto genere alrededor de 400 puestos de trabajo directos, añadidos a los 90 ya existentes en la actual sede madrileña, hasta situarse en un total aproximado de 500 empleos.

Un campus universitario

Las obras de la nueva clínica se levantan ya sobre el que será el nuevo campus urbano de la Universidad de Navarra en Madrid, ubicado en el este de la capital, en el kilómetro 7 de la A2, entre el Puente Felipe Juvara y la calle Marquesado de Santa Marta.

Su enclave universitario responde a la naturaleza del centro hospitalario. “Somos un hospital universitario que gira en torno a la docencia, la investigación y la asistencia para el paciente. Nuestro proyecto asistencial tiene una vocación de servicio al enfermo y de contribución al conocimiento a través de la investigación y la docencia, especialmente de posgrado en el campus de Madrid”, afirma el director general de la Clínica, José Andrés Gómez Cantero.

“La Clínica de siempre, ahora también en Madrid”

La Clínica pondrá en marcha en Madrid el mismo modelo asistencial que viene practicando desde hace más de 50 años en su sede de Pamplona. Con el enfermo como razón de ser, la Clínica será un centro de alta resolución, especializado e investigador, con innovación tecnológica, y una cuidada atención profesional, en dedicación exclusiva, entre la que destaca una enfermería especializada y académica.

“Será la Clínica Universidad de Navarra de siempre, ahora también en Madrid”, sostiene el director general, para quien la investigación en Madrid estará también unida a la asistencia, como en Pamplona. “Somos un hospital que genera conocimiento y eso favorece poner a disposición del paciente ensayos clínicos y proyectos de investigación traslacional, que ayuden a cambiar el rumbo de las enfermedades”, apunta.

Con el nuevo centro madrileño en marcha, el modo de funcionamiento será el de un único hospital con dos sedes, una en Pamplona y otra en Madrid pero con “un modelo asistencial idéntico” en el que los profesionales trabajarán coordinados en beneficio del paciente.

En este sentido, el director general subraya que la apertura de Madrid no supondrá un desplazamiento progresivo de la Clínica de Pamplona. “La coexistencia de ambas sedes de Pamplona y Madrid, lejos de ser un problema, será una oportunidad para complementarse en subespecialidades y fortalecerse mutuamente”, apunta.

Trabajo en equipo para beneficiar al paciente

La Clínica Universidad de Navarra ofrecerá en Madrid las mismas especialidades clínicas que en Pamplona con la complementariedad y singularidad que se requiera en cada una de ellas.

La filosofía de trabajo de la Clínica en Madrid seguirá también el modelo de su clínica matriz. Los especialistas trabajarán de forma coordinada en favor de cada paciente. “El enfermo siempre tiene su médico de referencia; y todos los demás médicos que colaboran en el diagnóstico y tratamiento reportan al médico responsable. Este trabajo en equipo, favorecido por la dedicación exclusiva de sus profesionales, aporta grandes ventajas para el paciente”, afirma el Dr. Jesús San Miguel, director médico de la Clínica Universidad de Navarra.

Los facultativos y todo el personal sanitario de ambas sedes “participarán de los mismos procedimientos, metodología y avances terapéuticos, porque todos están integrados en el mismo equipo”, indica el Dr. San Miguel.

Más información sobre la Clínica en Madrid: