Protonterapia para los tumores pediátricos

El tratamiento más preciso de radioterapia para los tumores en niños y adolescentes que preserva los tejidos sanos todavía en crecimiento.

Tenemos una misión: curar el cáncer en los niños

La protonterapia es la mejor opción de radioterapia para niños y adolescentes con tumores cancerígenos y no cancerígenos, susceptibles de ser tratados con radioterapia.

Está especialmente indicada en tumores cerebrales, de cabeza y cuello, de médula espinal, pulmón, tumores oculares, sarcomas y otras localizaciones sensibles a la radiación o zonas que están próximas a órganos vitales (médula, corazón, pulmones y abdomino-pélvicos).

La protonterapia es un tratamiento seguro con muy pocos efectos adversos en los niños. En España, existe consenso en cuanto al beneficio de la protonterapia en los tumores pediátricos. Además, la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) contempla esta indicación en sus recomendaciones para los tumores en edad infantil y adolescencia.

Esta indicación se justifica por la reducción de efectos adversos a largo plazo, debido a la menor influencia de la radiación con protones en el tejido sano, en comparación con la radioterapia con fotones, por su beneficio dosimétrico.

Indicaciones según el tipo de tumor y neoplasias en niños

  • Astrocitoma.
  • Cordomas y Condrosarcomas.
  • Craneofaringioma.
  • Ependimoma.
  • Glioblastoma.
  • Gliomas de bajo grado.
  • Linfomas.
  • Meduloblastoma.
  • Meningioma.
  • Neuroblastoma.
  • Rabdomiosarcomas.
  • Retinoblastoma.
  • Sarcomas.
  • Sarcoma de Ewing.
  • Tumores de células germinales del sistema nervioso.
  • Tumores de la hipófisis.
  • Tumores del nervio óptico.
  • Tumores pineales (no pineoblastomas).
  • Tumores que requieren radiación craneoespinal.
  • Lesiones del sistema nervioso central, como malformaciones arteriovenosas.

    Ahinara

La niña que cruzó el mundo
para luchar contra su tumor cerebral

 

CONOZCA SU HISTORIA

Principales ventajas de la protonterapia en tumores pediátricos

La radioterapia es una de las opciones de tratamiento para la mayoría de los procesos cancerosos en niños y adolescentes. Aunque efectiva, numerosos estudios apuntan que la radioterapia con fotones tiene efectos poco deseables a largo plazo en determinados tejidos y está detrás de algunos tumores radioinducidos, por eso, la protonterapia es un gran avance para el tratamiento de los tumores en niños y adolescentes.

Menor toxicidad

Evita efectos advesos a corto y largo plazo en los tejidos sanos, en pleno crecimiento en edades infantiles

Mayor precisión

Un haz de alta energía con una gran precisión en el tratamiento de la lesión

Mayor control

Se tolera mejor que otros tipos de radioterapia y produce menos efectos indeseables en el desarrollo neurológico de los niños

Una Unidad pensada
para los niños

En los niños menores de 7 años, se recurre a la sedación para asegurar el correcto posicionamiento durante el tratamiento.

Esta sedación se lleva a cabo en una zona específica dentro de la Unidad de Protonterapia, adecuadamente tematizada para evitar la ansiedad, y los padres, si lo desean, pueden acompañar a los niños hasta que han sido sedados.

Por qué en la Clínica Universidad de Navarra

Integrado en el Cancer Center de la Universidad de Navarra, ofrecemos al paciente y a su familia el acceso a todos los medios diagnósticos y todas las opciones de tratamiento para poder diseñar el que más se ajusta a las características de su tumor.

Centro de referencia

La Clínica Universidad de Navarra es un centro de referencia internacional en el diagnóstico y tratamiento del cáncer, con una larga tradición dentro de la Oncología Pediátrica. 

Un concepto único

Primera instalación en España integrada en un Centro de Cáncer Intrahospitalario, con todo su apoyo asistencial, académico e investigador.

Tecnología avanzada

Como centro de alta complejidad, contamos con la tecnología más avanzada para el diagnóstico más preciso en el menor tiempo posible.

La tecnología de la Clínica

  • Multi energy system: Cambia la energía de forma muy veloz para el barrido de la siguiente capa de tratamiento.
  • Campo máximo de tratamiento: Permite tratar grandes extensiones de tumor (por ej., tumores craneoespinales) con menos parches, aumentando la precisión y reduciendo el tiempo de tratamiento.
  • El haz pincelado: Esta es la versión más avanzada de administración de la protonterapia, depositando en cada punto del tumor la cantidad de dosis programada.
  • Tomógrafo de haz cónico: en un gantry de 360º, el TAC integrado permite la comprobación de forma exacta, de la situación del tumor el día del tratamiento.

Más preparados que nunca para seguir cuidándole

Actualizamos semanalmente los protocolos de seguridad con la última evidencia científica
y el conocimiento de los mejores centros internacionales con los que colaboramos.

SOLICITE