Protonterapia para el cáncer ginecológico

El tratamiento más preciso de radioterapia para los tumores ginecológicos que reduce los efectos adversos sobre la función urinaria y la función digestiva.

La protonterapia se perfila como la mejor opción para el tratamiento con radioterapia del cáncer ginecológico.

Por la capacidad de los protones de adaptar el haz a la forma y profundidad del tumor, así como controlar y depositar la dosis en el lecho tumoral, sin efecto en el haz de salida, la protonterapia protege órganos vitales como los riñones, la vejiga, intestinos y la médula ósea de la zona de la pelvis, y reduciendo los efectos adversos sobre la función urinaria y la función digestiva.

En mujeres jóvenes que presentan un tumor ginecológico, además, la protonterapia preserva la función hormonal lo que permite que la fertilidad se vea lo menos alterada posible.

Indicaciones en fases iniciales de tumores ginecológicos

  • Adolescentes o mujeres jóvenes (para evitar efectos nocivos a largo plazo).
  • Cáncer de cérvix.
  • Cáncer de endometrio.
  • Cáncer de ovario.
  • Cáncer de útero.
  • Cáncer de vagina.
  • Cáncer de vulva.
  • En casos seleccionados, en reirradiación de zonas previamente sometidas a radioterapia convencional.
  • Enfermedad recurrente en la que la cirugía no es ya una opción factible.

Principales ventajas de la protonterapia en el cáncer ginecológico

Como centro de alta complejidad, contamos con la tecnología más avanzada para el diagnóstico y tratamiento más preciso en el menor tiempo posible de los tumores ginecológicos.

Menor toxicidad

Evita efectos advesos a corto y largo plazo en los tejidos sanos abdominales de alrededor, minimizando los efectos secundarios.

Mayor precisión

Un haz de alta energía con una gran precisión en el tratamiento de la lesión ginecológica.

Mayor control

Es una opción de tratamiento aunque la zona haya sido radiada con anterioridad, por su capacidad de depositar la dosis óptima en el tumor.

La tecnología de la Clínica

  • Multi energy system: Cambia la energía de forma muy veloz para el barrido de la siguiente capa de tratamiento.
  • El haz pincelado: Esta es la versión más avanzada de administración de la protonterapia, con una gran capacidad de cercar el tumor en forma de medio círculo, ajustando la dosis y reduciendo la afectación de tejido sano y, por lo tanto, el riesgo de dañar órganos vitales próximos, como los riñones.
  • Tomógrafo de haz cónico: en un gantry de 360º, el TAC integrado permite la comprobación de forma exacta, de la situación del tumor el día del tratamiento.

Por qué en la Clínica Universidad de Navarra

La mayoría de los tumores ginecológicos requieren de una combinación de terapias consistentes en cirugía quimioterapia, hormonoterapia y radioterapia externa e intraoperatoria, accesibles en el Cancer Center Universidad de Navarra.

Centro de referencia

La Clínica Universidad de Navarra es un centro de referencia internacional en el diagnóstico y tratamiento del cáncer, con una larga tradición dentro de la Oncología Ginecológica. 

Un concepto único

Primera instalación en España integrada en un Centro de Cáncer Intrahospitalario, con todo su apoyo asistencial, académico e investigador.

Tecnología avanzada

Como centro de alta complejidad, contamos con la tecnología más avanzada para el diagnóstico más preciso en el menor tiempo posible.