Cómo es el proceso

Expertos profesionales al frente de la Unidad de Protonterapia de la Clínica con un marcado carácter multidisciplinar para planificar el mejor tratamiento contra su cáncer

Una medicina personalizada

Nuestros especialistas, que son referencia internacional en el tratamiento del cáncer, trabajan en equipo para ofrecer a cada paciente la mejor solución.
 

La Unidad de Protonterapia de la Clínica Universidad de Navarra es la primera instalación en un Centro de Cáncer Intrahospitalario, con todo su apoyo asistencial, académico e investigador. 

Está integrada en el Cancer Center Universidad de Navarra, referencia internacional en el diagnóstico y tratamiento del cáncer, así como en el desarrollo de las terapias personalizadas de precisión más avanzadas contra el cáncer, con Áreas Oncológicas Interdisciplinares, y el acceso a ensayos clínicos y proyectos de investigación internacionales.

Conozca cómo es el proceso de la Protonterapia

Consulta inicial de evaluación

El paciente será valorado con sus médicos de referencia mediante comunicaciones personalizadas y con documentación suficiente.

Simulación

Después, se programa la simulación, esto es, la adquisición de imágenes de alta calidad radiológica, mediante TAC, Resonancia Magnética y/o PET/TAC de la zona anatómica afectada por cáncer y susceptible de tratamiento, y los órganos cercanos.

Planificación dosimétrica

El equipo clínico (oncólogos, dosimetristas  y  radiofísicos) elabora un plan de irradiación buscando la opción técnica, de máximo beneficio, de distribución de dosis posible. El plan de irradiación es aceptado por consenso entre especialistas (médicos y físicos) y es comprobado en fantomas dosimétricos.

Consulta pre-tratamiento

En la que se explica las características del tratamiento (número de sesiones, número e incidencia de los haces de radiación, características y duración del proceso en la sala de tratamiento, definición de horarios, efectos secundarios esperables, monitorización de la evolución en consulta semanal médica o de enfermería, en función de la necesidad de soporte sintomático, y solicitud de consentimiento informado). 

Tratamiento

Finalmente, se inicia la fase específica de  tratamiento en la sala de protonterapia que incluye el posicionamiento en una mesa-camilla robotizada 6D y automatizada en su movimientos programados,  la comprobación diaria de la reproducibilidad en el posicionamiento establecida en la planificación inicial. Esto es, máscaras o dispositivos de inmovilización, la verificación mediante láseres (externos), la obtención de un TAC de haz cónico (registro de la anatomía interna), comprobación -mediante software de fusión- de la concordancia de imágenes del posicionamiento diario con el TAC inicial de planificación, y finalmente, movimiento del gantry (cabezal que conduce los protones) a su ángulo o ángulos  de disparo (incidencia).

Una vez finalizada la irradiación, se retiran los sistemas de inmovilización y se pasa a la cabina de vestuario. La mayoría de los pacientes pueden retomar las actividades diarias.

Consulta de alta

Al finalizar el tratamiento de protonterapia, se programa una consulta de alta, en la que se valora la tolerancia, se definen los cuidados a tener en cuenta en las primeras semanas, se entrega un informe final de tratamiento y se propone un plan de seguimiento evolutivo a medio y largo plazo.