Tumores óseos benignos

"En la Clínica Universidad de Navarra cada paciente es atendido por un equipo, que discute y sigue cada caso en particular, sin retrasos que condicionarían la eficacia del tratamiento".

DR. JOSÉ MARÍA LAMO DE ESPINOSA VÁZQUEZ DE SOLA
ESPECIALISTA. ÁREA DE TUMORES MUSCULOESQUELÉTICOS

Los tumores óseos benignos son crecimientos ánomalos de las células del hueso que por su crecimiento, producen los síntomas característicos.

Dentro de las lesiones benignas, también hay un grupo particular denominado lesiones paratumorales, que no son propiamente tumores pero se les parecen. Un ejemplo de estas lesiones son los quistes óseos.

En nuestro centro, todas las pruebas diagnósticas (incluida la biopsia) se pueden realizar, habitualmente, en menos de 24 horas. Además contamos con equipos de profesionales muy entrenados en quimioterapia intraarterial, braquiterapia, perfusión aislada de la extremidad, etc.

El Área de Tumores Musculoesqueléticos de la Clínica es unos de los centros más prestigiosos del mundo en este campo. Su equipo de profesionales es reconocido internacionalmente en este campo de la medicina.

Fue uno de los primeros centros en el mundo en implantar programas de cirugía conservadora de la extremidad, junto con los tratamientos adyuvantes oportunos.

UNA MEDICINA PERSONALIZADA

Segunda Opinión,
la tranquilidad de saber

Solicite una Segunda Opinión de nuestros profesionales con gran experiencia en el diagnóstico y tratamientos de enfermedades oncológicas
En 72 h, sin moverse de casa.

Tipos de tumores óseos benignos

Son lesiones óseas propias de niños, que producen dolor mecánico (en relación con el ejercicio) y en ocasiones fracturas patológicas.

Se trata de lesiones líticas, en las que el hueso es sustituido por una cavidad llena de líquido. Si la cortical (la “corteza” del hueso) se debilita mucho, puede acabar rompiendo el hueso.

Se diagnostican fácilmente mediante pruebas de imagen (radiografía o resonancia magnética). En ocasiones pueden no requerir tratamiento, pero la mayoría de las veces es conveniente tratarlos para evitar una fractura y permitir al niño hacer su actividad normal sin riesgos. Pueden emplearse infiltraciones percutáneas de sustancias esclerosantes, o cirugía abierta mediante legrado y relleno con injerto de hueso.

Es una lesión muy pequeña (del tamaño de una lenteja) pero puede ser muy molesta, impidiendo el sueño nocturno. La mayoría de los casos son niños o adolescentes que se despiertan todos los días a las 3-4 a.m. por dolor.

Necesitan tomar antiinflamatorios para poder dormir. El dolor es constante (a diferencia de los sarcomas, en los que va “in crescendo”). Como es un tumor muy pequeño, a veces no se ve en una radiografía simple, y si no se piensa en él como posible causa de un dolor nocturno, puede no llegar a diagnosticarse durante años.

Para el diagnóstico es muy útil la realización de una gammagrafía con spect CT.

El tratamiento de la mayoría de los casos se puede hacer de forma percutánea y sin ingreso, mediante termoablación bajo control de TAC. Habitualmente el dolor remite rápidamente y el paciente se queda muy agradecido por poder volver a dormir, sin necesidad de tomar antiinflamatorios.

Es una proliferación benigna de tejido óseo normal recubierto por tejido cartilaginoso normal, habitualmente detectada en la infancia. Es como una “seta” que le sale a un hueso, cercana habitualmente al cartílago de crecimiento.

Normalmente son los padres los que detectan una prominencia ósea anormal en su hijo/a. No suele doler.

A veces molesta con el ejercicio, o comprime un nervio resulta inestético y el paciente o sus padres quieren quitarlo Si no es así, no precisa tratamiento.

En ocasiones, en la edad adulta pueden malignizar, y esto se manifiesta porque crece o duele. A veces es múltiple (osteocondromatosis o enfermedad exostoasante, de carácter genético), y en estos casos el riego de malignización de alguno de los osteocondromas es mayor.

Se trata de una proliferación benigna de cartílago dentro de un hueso. La localización más frecuente son las falanges, el húmero proximal y el fémur distal.

Normalmente no duelen, salvo que se produzca una fractura patológica. Si crecen puede estar indicado el tratamiento quirúrgico. Se suele realizar legrado, criocirugía o fenolización y relleno.

Cuando son múltiples (Enfermedad de Ollier) el riesgo de malignización de alguno de las lesiones es alto y conviene realizar revisiones periódicas.

Es una enfermedad benigna ligada el gen GNAS, habitualmente por una mutación embrionaria durante la organogénesis.

Dependiendo del momento de la mutación, afecta a un hueso (displasia fibrosa monostótica) a varios (displasia fibrosa poliostótica) o a varios huesos y la piel, con manchas “café con leche” características desde el nacimiento, y en ocasiones afecta también al sistema endocrino (lo más frecuente es la pubertad precoz, y entonces se llama síndrome de Mc Cune-Albright).

Son zonas del esqueleto en las que el hueso es sustituido por tejido fibroso. Puede llegar a condicionar deformidades severas.

El tratamiento depende de la severidad de la enfermedad: desde la abstención hasta cirugías compleja para corregir las deformidades.

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Puede que presente un tumor musculoesquelético

¿Dónde los tratamos?

EN NAVARRA Y MADRID

El Área de Tumores Musculoesqueléticos
de la Clínica Universidad de Navarra

El Área de Tumores Musculoesqueléticos de la Clínica es unos de los centros más prestigiosos del mundo en este campo. Su equipo de profesionales es reconocido internacionalmente en este campo de la medicina.

En nuestro centro, todas las pruebas diagnósticas (incluida la biopsia) se pueden realizar, habitualmente, en menos de 24 horas. Además contamos con equipos de profesionales muy entrenados en quimioterapia intraarterial, braquiterapia, perfusión aislada de la extremidad, etc.

Enfermedades que tratamos

  • Osteosarcoma.
  • Sarcoma de Ewing.
  • Sarcoma de partes blandas.
  • Tumores benignos óseos.
Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Valoración integral del paciente.
  • Tecnología de vanguardia.
  • Profesionales expertos que son referencia a nivel internacional.

Nuestro equipo de profesionales

Más preparados que nunca para seguir cuidándole

Actualizamos semanalmente los protocolos de seguridad con la última evidencia científica
y el conocimiento de los mejores centros internacionales con los que colaboramos.

SOLICITE