Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Tumores neuronales

"En la mayoría de los casos, se consigue la extirpación quirúrgica completa del tumor".

Los tumores neuronales están formados por células tumorales de origen neuronal.

Se diferencian dos grupos, en función de si el componente neuronal es único (gangliocitoma y gangliocitoma displásico cerebeloso) o predominante, presentando además una población tumoral astrocitaria (neurocitoma central y liponeurocitoma cerebeloso).

La Clínica ha creado un Área multidisciplinar de los Tumores Cerebrales en donde se cuenta con el apoyo de neuropatólogos, neurorradiólogos y especialistas en Medicina Nuclear en el diagnóstico preciso pre y postoperatorio.

Somos un centro con una gran disponibilidad de recursos humanos y técnicos. Ello permite, desde un abordaje multidisciplinar, aportar al paciente el mejor tratamiento posible.

Imagen del icono de la consulta de Segunda Opinión. Clínica Universidad de Navarra

¿Necesita una segunda opinión?

Nuestros profesionales le harán una valoración médica sin que tenga que moverse de casa.

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

Los sintomas que pueden aparecer dependerán de la localización del tumor.

Las manifestaciones más frecuentes son crisis epilépticas y cefaleas. También pueden aparecer otras manifestaciones neurológicas.

Los síntomas más habituales son:

  • Cefaleas.
  • Crísis epilépticas.
  • Visión doble.

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Puede que padezca un tumor neuronal

¿Cómo se diagnostican?

<p>PET&nbsp;</p>

Entre los medios para el diagnóstico de los tumores neuronales disponibles en la Clínica destacan:

  • PET con metionina y FDG. El PET con metionina es extraordinariamente eficaz en los tumores cerebrales.
  • Resonancia magnética (RM) de 1,5 y de 3T incluyendo las secuencias más avanzadas de perfusión, espectroscopia y tractografía.

 

¿Cómo los tratamos?

Son tumores poco frecuentes (0,1-0,5% de todos los tumores cerebrales) que se diagnostican con frecuencia hacia la tercera década de la vida.

La duración de los síntomas puede extenderse a 3-4 años y las manifestaciones más frecuentes son crisis epilépticas y cefalea, en función de su localización.

En resonancia magnética presentan calcificaciones y áreas quísticas, y pueden captar contraste de forma heterogénea. Se consideran tumores benignos cuyo tratamiento quirúrgico puede ser curativo si se resecan en su totalidad. Las recidivas son raras y suelen estar en relación con restos tumorales.

El gangliocitoma displásico cerebeloso o enfermedad de Lhermitte-Duclos son tumores poco frecuentes que se origina casi siempre de los hemisferios cerebelosos. Suelen dar lugar a síntomas clínicos entre la tercera y cuarta décadas de la vida que están en relación con hipertensión intracraneal de larga evolución e hidrocefalia o síndrome cerebeloso progresivo. Otros signos neurológicos que pueden aparecer son secundarios a la compresión del troncoencéfalo o de pares craneales.

Estos tumores se asocian en algunos pacientes a la enfermedad de Cowden, síndrome autosómico dominante con mutación del PTEN. Los pacientes con la enfermedad de Cowden presentan además alteraciones mucocutáneas (triquilemomas, queratosis acra, papilomas orales, fibromas mucinosos) y otro tumores (adenoma tiroideo, pólipos gastrointestinales, enfermedad microquística de la mama) y quistes o pólipos ováricos.

En resonancia magnética se observa una lesión que engruesa las folias del cerebelo y con aspecto heterogéneo.

Son tumores benignos y el tratamiento de elección es la extirpación quirúrgica.

Son tumores muy raros que aparecen en la edad adulta (durante la quinta década), en los hemisferios cerebelosos o en vermis.

La imagen de resonancia muestra lesiones hipointensas con baja captación de contraste.

El tratamiento de elección es la cirugía y hoy día no se tienen datos sobre radioterapia o quimioterapia adyuvante que sea eficaz en estos tumores.

Son tumores muy raros cuya descripción y nominación data de hace tan solo tres décadas, por lo que no se tiene una estimación precisa de su incidencia (aproximadamente 0,1% de los tumores del sistema nervioso central).

Se originan de la pared de los ventrículos o del septum pellucidum y los síntomas duran menos de tres meses hasta el diagnóstico ya que se relacionan con hidrocefalia aguda e hipertensión intracraneal.

En resonancia magnética son lesiones heterogéneas y circunscritas que se localizan en los ventrículos cerebrales.

Son tumores benignos, aunque más agresivos que los gangliocitomas, y tienen buen pronóstico si se consigue una extirpación quirúrgica completa.

En casos de recurrencia puede estar indicada la radiocirugía sobre la lesión tumoral.

¿Dónde los tratamos?

EN NAVARRA

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Área de Tumores Cerebrales

En el Área de Tumores Cerebrales ofrecemos máxima seguridad y eficacia en la cirugía de tumores cerebrales, al ser el primer hospital con una resonancia magnética de alto campo dentro del quirófano.

Contamos con un equipo de alta especialización en la cirugía de tumores cerebrales, con más de 15 años de experiencia.

El tratamiento individualizado de cada caso por parte de un equipo interdisciplinar permite ofrecer la mejor alternativa a cada paciente.

Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Valoración integral del paciente.
  • Tecnología de vanguardia.
  • Profesionales expertos que son referencia a nivel nacional.