Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Leucemia

"Le ofrecemos un tratamiento personalizado según su edad y características de su enfermedad, con tratamientos que incluyen quimioterapia, agentes hipometilantes, nuevas terapias dirigidas o trasplante de progenitores hematopoyéticos".

DRA. ANA ALFONSO PIÉROLA
ESPECIALISTA. SERVICIO DE HEMATOLOGÍA Y HEMOTERAPIA

Las leucemias pueden dividirse en tres tipos. La leucemia linfática crónica es la más frecuente en los países occidentales, ya que supone el 30% de todas las leucemias.

Por otro lado se encuentran la leucemia mieloide crónica, que se caracteriza por un aumento predominante de la serie granulocítica, y las leucemias agudas, proliferaciones neoplásicas de células hematopoyéticas inmaduras.

Los síntomas y el pronóstico dependen de cada tipo de leucemia, de la fase en la que se encuentre la enfermedad y de las complicaciones que puedan aparecer.

 

Se están desarrollando nuevos fármacos y nuevas estrategias terapéuticas, no solo para destruir la célula neoplásica, sino también para inhibir su crecimiento y favorecer su diferenciación.

Por ejemplo, los derivados del ácido retinoico, los nuevos anticuerpos monoclonales unidos a quimioterapia o la terapia génica.

Imagen del icono de la consulta de Segunda Opinión. Clínica Universidad de Navarra

¿Necesita una segunda opinión?

Nuestros profesionales le harán una valoración médica sin que tenga que moverse de casa.

¿Cuáles son los síntomas habituales?

Muchas veces la enfermedad pasa desapercibida y no provoca síntomas, por lo que es detectada casualmente al realizar análisis de rutina.

Cuando la enfermedad produce síntomas, con frecuencia el paciente presenta fiebre, ganglios aumentados de tamaño (adenopatías), cansancio (astenia) y/o infecciones frecuentes, como neumonías, herpes zoster.

Los síntomas más habituales son:

  • Cansancio.
  • Pérdida de peso.
  • Dolor óseo.
  • Anemia.

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Puede que padezca una leucemia

¿Cuáles son las causas?

Leucemia mieloide crónica

No tiene una causa definida, aunque algunos casos se han relacionado con la exposición a radiaciones ionizantes o determinados productos químicos.

Sí que se conoce que está relacionada con el cromosoma Philadelphia. Este cromosoma se produce como consecuencia de un estímulo oncogénico capaz de alterar de manera desconocida la estructura de dos cromosomas (9 y 22).

Leucemia aguda 

Su origen todavía no está definido, ya que no se ha podido demostrar sus relación con radiaciones o sustancias químicas leucemógenas. Únicamente parece haberse comprobado una clara incidencia familiar.

Leucemia linfática crónica

El origen de la enfermedad se desconoce, pero existen algunos factores asociados a su desarrollo: radiaciones, productos químicos, medicamentos, factores genéticos, virus, etc.

¿Cuál es su pronóstico?

Hasta hace no muchos años, la mortalidad de las leucemias agudas era muy alta en poco tiempo. Sin embargo, en el momento actual podemos llegar a hablar de curación en algunos tipos concretos de leucemia aguda. En otros muchos casos, se ha conseguido aumentar notablemente la supervivencia. 

En la leucemia linfática crónica, el pronóstico depende del estadio de la enfermedad. Existen casos con igual supervivencia que la de una persona de su misma edad sin leucemia linfática crónica.

Sin embargo, en otros estadios más avanzados, dependiendo de los factores pronósticos, la supervivencia puede ser considerablemente inferior.

La supervivencia también dependerá de las complicaciones que puedan surgir en el curso de esta leucemia.

¿Cómo se diagnostica?

analisis-tubos-laboratorio-hematologia

Leucemia mieloide crónica

Se debe realizar un estudio de médula ósea mediante biopsia. Este examen debe incluir la realización de un estudio genético donde se demostrará la existencia del cromosoma Philadelphia.

También se realiza la reacción citoquímica de la fosfatasa alcalina granulocitaria. Esta reacción permite diferenciar las leucocitosis producidas por la leucemia mieloido crónica de las producidas por otras causas, principalmente las infecciones severas.

Leucemia linfática

Ante la sospecha de un síndrome linfoproliferativo crónico es imprescindible la realización de un estudio de la médula ósea mediante biopsia.

El estudio se debe completar con un escáner para ver la extensión de la enfermedad en los ganglios linfáticos, el hígado y el bazo. También es imprescindible la realización de un estudio citogenético de la médula ósea que tiene valor pronóstico.

Con todos esos datos se realiza el estudio de extensión de la enfermedad y se divide a los pacientes en tres grupos: de bajo riesgo, de riesgo intermedio y de alto riesgo.

Leucemia aguda

Con frecuencia se sospecha por la sintomatología clínica (hemorragias, palidez intensa, infecciones, fiebre elevada...). La confirmación del diagnóstico se realiza mediante análisis de sangre y punción de la médula ósea.

Hoy en día resultan imprescindibles los análisis de citometría de flujo, citogenética y biología molecular para el diagnóstico exacto de cada uno de los subtipos de leucemia aguda.

¿Cómo lo tratamos?

Contamos con un Hospital de Día para realizar el tratamiento ambulatorio de la leucemia

En el caso de la leucemia linfática, la importancia de realizar un correcto estadiaje radica en que cada estadio de la enfermedad será tratado de una u otra forma. Los casos de mejor pronóstico pueden no recibir tratamiento.

En la actualidad, la fludarabina y otros derivados de los análogos de las purinas tienen muy buenos resultados. Se emplean nuevas terapias biológicas, como anticuerpos monoclonales.

El tratamiento de la leucemia mieloide crónica depende de la fase en que se encuentra la enfermedad. Inicialmente se realiza con quimioterapia por vía oral e inmunoterapia, tratando de controlar la gran leucocitosis.

Los pacientes en la fase de aceleración o de transformación a una leucemia aguda deberán recibir tratamientos más agresivos.

Una vez la enfermedad se ha controlado, el tratamiento que dependerá de la edad del paciente:

Los pacientes jóvenes con donante de médula ósea pueden ser sometidos a trasplante de médula, único tratamiento curativo.

En los pacientes mayores o quienes no dispongan de un donante de médula ósea, puede valorarse la realización de un autotrasplante de médula ósea.

El tratamiento de las leucemias agudas sigue siendo hoy en día la quimioterapia. Los esquemas varían dependiendo del tipo de leucemia aguda. Asimismo, en el tratamiento juega un papel muy importante el trasplante de médula ósea, bien sea de tipo autólogo (del propio paciente) o alogénico (de un donante), según cada caso.

Hoy en día se están desarrollando nuevos fármacos y nuevas estrategias terapéuticas, no sólo para destruir la célula neoplásica, sino también para inhibir su crecimiento y favorecer su diferenciación, como los derivados del ácido retinoico, los nuevos anticuerpos monoclonales unidos a quimioterapia o la terapia génica.

¿Qué ensayos clínicos tenemos sobre este tema?

Pamplona
reclutamiento

GMI-1271-301 Ensayo de Uproleselan administrado con quimioterapia en comparación con quimioterapia sola en pacientes con leucemia mieloide aguda recidivante/refractaria

Los objetivos principales de la investigación son: -Determinar si la esperanza de vida de los participantes aumenta cuando uproleselan se administra junto con los medicamentos de la quimioterapia (quimioterápicos) en comparación con la quimioterapia sola. -Determinar si aumenta el número de participantes en los que la enfermedad remite cuando se administra uproleselan junto con los quimioterápicos en comparación con la quimioterapia sola. -Medir el efect...
Multisede
reclutamiento

CL1-65487-002 Ensayo clínico de S65487, un inhibidor Bcl-2 administrado de forma intravenosa, en pacientes con Leucemia Mieloide Aguda, Linfoma no Hodgkin o Mieloma múltiple con enfermedad reecurrente o refractaria

El objetivo del estudio es descubrir si el medicamento en investigación S65487 es seguro y si podría ser beneficioso en el tratamiento de este cáncer. El estudio se compone de 2 partes: - Parte de escalada de dosis de S65487: se administra a un grupo reducido de pacientes dosis crecientes de S65487 con el fin de identificar la dosis segura más alta del medicamento. - Parte de expansión: se administra a un grupo de pacientes la dosis segura más alta ident...

Un equipo multidisciplinar de referencia internacional

A la vanguardia

Unidad de Terapias Avanzadas

La Unidad de Terapias Avanzadas de la Clínica Universidad de Navarra se pone en funcionamiento para abordar en exclusiva terapias celulares contra el cáncer y otras enfermedades del sistema inmunitario, favoreciendo su administración y buscando aumentar la seguridad de estos tratamientos.

Un equipo multidisciplinar de enfermería de alta especialización junto con médicos de todas las especialidades implicadas en el abordaje de aquellos tratamientos que dependen de fármacos de terapias avanzadas e inmunoterapia.

¿Dónde la tratamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Servicio de Hematología y Hemoterapia

El Servicio de Hematología de la Clínica, formado por especialistas de reconocido prestigio nacional e internacional, ha integrado técnicas diagnósticas moleculares y la utilización de nuevos tratamientos personalizados en su labor asistencial, permitiendo un diagnóstico más preciso y rápido de las enfermedades hematológicas.

El trabajo conjunto del personal médico y el investigador facilita el desarrollo y la aplicación de los nuevos tratamientos y a su vez la evaluación precisa del resultado de los tratamientos.

Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Expertos en el desarrollo de tratamientos de Terapia Celular.
  • Centro de referencia internacional en linfomas, mieloma múltiple y gammapatías monoclonales.
  • Expertos en el diagnóstico y tratamiento de problemas hemorrágicos y trombóticos.