Cáncer de pulmón

"Realizamos tratamientos personalizados con nuevos fármacos, más eficaces, basados en descubrimientos de la biología molecular".

DR. IGNACIO GIL BAZO
ESPECIALISTA. ÁREA DE CÁNCER DE PULMÓN

El cáncer de pulmón surge por la proliferación exagerada y sin control de determinadas células del pulmón, causando problemas locales por ocupación de espacio y compresión de estructuras cercanas. Además, puede diseminarse a través de ganglios linfáticos y/o vasos sanguíneos a otros órganos (metástasis a distancia).

Existen dos tipos principales de tumor: el carcinoma de células no pequeñas (85% de los casos) y el carcinoma de células pequeñas o carcinoma microcítico de pulmón (15% de los casos). 

Según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el cáncer de pulmón es el tercer tumor más frecuente, tanto en hombres como en mujeres, además de constituirse como el tumor con mayor mortalidad en global.

Unas cifras ante las cuales es fundamental un diagnóstico precoz. El diagnóstico cuando no hay invasión de estructuras vecinas ni metástasis a distancia resulta esencial para poder conseguir la curación de este cáncer hasta en un 90% de los pacientes.

La Clínica ha sido pionera en España en su Programa de Detección Precoz del Cáncer de Pulmón, que está liderado por un equipo de alta experiencia en la realización rápida y con precisión de un TAC de baja dosis de radiación anual en la población de riesgo. En él, se ha logrado un 85% de diagnósticos de cánceres de pulmón en estadio precoz y la curación de los pacientes mediante cirugía. 

Imagen del icono de la consulta de Segunda Opinión. Clínica Universidad de Navarra

¿Necesita una segunda opinión?

Nuestros profesionales le harán una valoración médica sin que tenga que moverse de casa.

¿Cuáles son los síntomas habituales?

En casi dos tercios de los casos, el cáncer de pulmón no produce síntomas o los que origina son muy inespecíficos (cansancio, pérdida de aptetito o pérdida de peso) o semejantes a otras enfermedades benignas. De ahí que, en la mayoría de ocasiones, su diagnóstico ocurra en estadios avanzados. 

En caso de aparición de síntomas, originados por el crecimiento local del tumor e invasión de estructuras vecinas pulmonares, la tos persistente, asociada o no a expectoración, es el más común ocurriendo en un 45-75% de los pacientes.

Además, la hemoptisis o sangre en el esputo aparece, en alguna ocasión, hasta en un 50% de los pacientes con cáncer de pulmón. Otro síntoma es la disnea o sensación de falta de aire, normalmente causada por ocupación del espacio pulmonar que impide la entrada correcta del aire. 

En otras ocasiones, los síntomas aparecen por la existencia de metástasis a distancia, siendo más frecuente en los ganglios linfáticos, huesos, cerebro, hígado y glándulas suprarrenales. 

Finalmente, hay una serie de síntomas que se producen por los denominados síndromes paraneoplásicos, originados por la secreción tumoral inadecuada de sustancias.

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Puede que padezca cáncer de pulmón

¿Cuáles son los factores de riesgo?

El tabaco es el agente causante del cáncer de pulmón en más del 80% de los casos. En los últimos años, se ha dado un claro descenso en varones, debido a la reducción del hábito tabáquico en ellos, mientras que se ha dado un aumento en mujeres por su incorporación al mismo.

Las probabilidades que tiene un fumador crónico de padecer un cáncer de pulmón a lo largo de su vida puede alcanzar el 30%, mientras que en no fumadores es del 1%. El riesgo depende del número de cigarrillos fumados al día, así como del número de años que se fuma.

Al dejar de fumar, el riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón disminuye conforme pasan los años, aunque se mantienen los índices de riesgo varios años después de abandonar el hábito.

Otros factores, además del tabaquismo pasivo, incluyen la exposición al amianto, hidrocarburos aromáticos policíclicos, arsénico y níquel, así como padecer otras enfermedades pulmonares, tales como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y/o fibrosis pulmonar.

Dejar de fumar

El 70% de los fumadores quieren dejar de fumar definitivamente y manifiestan esa intención a medio o largo plazo. Pero la mayoría encuentran grandes dificultades.

Se requiere gran motivación personal y de las personas que le rodean. En la mayoría de los casos se necesitan varios intentos.

Participar en un Programa de Deshabituación Tabáquica, como el de la Clínica, aumenta sustancialmente la posibilidad de éxito para dejar de fumar. Tiene el apoyo y seguimiento de médicos neumólogos y enfermeras especializadas.

El Programa consiste en una consulta de Neumología, con la realización de una espirometría y el uso de fármacos de máxima eficacia en los casos necesarios, así como una sesión de enfermería y seguimiento personalizado.

Se trata de un refuerzo motivacional personal con el objetivo de conseguir el abandono definitivo del hábito tabáquico.

¿Cómo se diagnostica?

<p>TAC pulmon&nbsp;</p>

Para llegar al diagnóstico de un cáncer de pulmón es necesario realizar algunas pruebas diagnósticas de imagen, entre las que se incluyen:

Además, en la mayoría de las ocasiones, es necesario realizar estudios endoscópicos para tomar una muestra del tejido y conocer el tipo de tumor a tratar además de su pronóstico y tratamientos más adecuados.

  • Broncoscopia
  • Punción transtorácica
  • Ecobroncoscopia (EBUS/EUS)
  • Mediastinoscopia

La Clínica dispone del Área de Cáncer de Pulmón formada por un equipo de especialistas multidisciplinar así como por investigadores del Programa de Tumores Sólidos y Biomarcadores del Cima. Una unidad de diagnóstico genético donde se realiza un estudio detallado del tumor de cada paciente, lo que posibilita una selección del tratamiento individualizado para cada alteración genética.

Pioneros

Detección Precoz del Cáncer de Pulmón

Desde hace 20 años contamos con el Programa de Detección Precoz del Cáncer de Pulmón.

Este programa incluye la realización anual de un TAC de tórax, con el objetivo de realizar un seguimiento y detectar el tumor en fases iniciales, cuando el tumor es curable.

¿Cómo lo tratamos?

En el tratamiento del cáncer de pulmón resulta esencial contar con un equipo multidisciplinar que discuta cada caso de forma personalizada.

Cuando el cáncer de pulmón está localizado es posible el abordaje quirúrgico y la curabilidad del paciente en un alto porcentaje de casos. 

Para saber si la cirugía será posible, hay que valorar la resecabilidad de la lesión, la operabilidad del paciente y realizar pruebas de función respiratoria para conocer si la reserva respiratoria que quede después de la cirugía será suficiente para que el paciente pueda respirar.

Procedimientos quirúrgicos existentes a considerar:

  • Lobectomía: extirpación de un lóbulo del pulmón. Aplicable a pacientes con una reserva respiratoria adecuada. Minimiza la probabilidad de una recurrencia localizada.
  • Neumonectomía: extirpación de todo el pulmón.
  • Segmentectomía o resección en cuña: extirpación de parte de un lóbulo. Se realiza en pacientes con la función respiratoria disminuida.

En casos de enfermedad diseminada al diagnóstico, la cirugía puede también ser una estrategia terapéutica válida en casos seleccionados: número limitado de afectación metastásica, control del tumor primario y operabilidad del paciente.

La administración de la quimioterapia tiene diversas variantes terapéuticas:

  • Tratamiento adyuvante: tras una cirugía completa en pacientes operados y curados.
  • Tratamiento neoadyuvante: de forma previa a una posible resección quirúrgica con el objetivo de reducir el tamaño del tumor.
  • Tratamiento paliativo: en el contexto de la enfermedad diseminada. 

Actualmente, resulta esencial un diagnóstico histológico y/o molecular lo más preciso posible para que el tipo de tratamiento de quimioterapia sea el más recomendado a ese caso. Su beneficio en cuanto a superviviencia y el riesgo de toxicidad deberá ser discutido individualmente con el equipo médico y de enfermería. 

La Clínica dispone de un Servicio de Medicina Paliativa, reconocida por la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), como centro de excelencia proporcionando una atención integral al paciente en asociación con su tratamiento médico para que su supervivencia y calidad de vida sean máximas. 

La radioterapia puede utilizarse como tratamiento combinado a la quimioterapia en:

  • Pacientes con tumores pulmonares no operables por su localización y/o tamaño.
  • El contexto de pacientes con tumores operables no candidatos a recibir un tratamiento quirúrgico.
  • El contexto de pacientes con enfermedad metastásica para el control de síntomas (metástasis óseas que producen dolor, afectación cerebral que origina convulsiones, etc.).

La Clínica cuenta con una dilatada experiencia en la administración de radioterapia externa e interna. Además, en su sede de Madrid, cuenta con la Unidad de Terapia de Protones más avanzada de Europa y la primera en un centro de cáncer, con todo su apoyo asistencial, académico e investigador, y los servicios de un hospital de alta especialización. 

La inmunoterapia, como estrategia de tratamiento única o asociada a la quimioterapia y/o radioterapia, constituye uno de los grandes avances recientes en el tratamiento del cáncer de pulmón.

La Clínica ha sido pionera en su desarrollo e implementación con un programa integral que aúna la investigación básica y traslacional (Programa de Inmunología e Inmunoterapia) con la aplicación clínica de nuevos abordajes terapéuticos (Programa de Onco-Hematología). 

Recientemente, como un paso más en su especialización, la Clínica ha creado el Área de Terapia Celular, que dispone de la tecnología y las instalaciones necesarias para la fabricación de todos los productos de inmunoterapia relacionados con la terapia celular adaptativa. 

El cáncer de pulmón constituye el paradigma del tumor con tratamiento personalizado. Su diagnóstico correcto conlleva la seleción molecular del mismo con tecnología de laboratorio, lo que posibilita ofrecer a los pacientes las opciones de tratamiento dirigidas a las alteraciones concretas encontradas en estos análisis.

Gracias a ello, son estrategias de máximo beneficio y mínimo riesgo de efectos secundarios hasta en el 20% de los casos.

La Clínica trabaja en estrecha colaboración con Cima Lab Diagnostics, donde se dispone de las instalaciones y tecnología necesarias para el análisis de estos biomarcadores (predictivos y/o diagnósticos) que permiten el tratamiento individualizado de los principales tipos tumorales. 

Protonterapia contra el cáncer

La terapia con protones es la modalidad de radioterapia externa de mayor precisión, que aporta mejor distribución de la dosis de radiación y, por tanto, menor irradiación de los tejidos sanos.

La Unidad de Protonterapia o de Terapia de Protones de la Clínica Universidad de Navarra en su sede de Madrid es la más avanzada de Europa y la primera en un Centro de Cáncer, con todo su apoyo asistencial, académico e investigador.

¿Dónde lo tratamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Área de Cáncer de Pulmón

El Área de Cáncer de Pulmón está formada por especialistas de Neumología, Oncología Médica, Oncología Radioterápica, Cirugía Torácica, Radiología, Medicina Nuclear y Anatomía Patológica, así como por investigadores del Programa de Tumores Sólidos y Biomarcadores del Cima. 

El proceso diagnóstico integra la biología molecular tumoral para conseguir el diagnóstico más completo posible.

Enfermedades que tratamos

Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Valoración integral del paciente.
  • Posibilidad de comenzar el tratamiento personalizado a las 48 h de la primera consulta.
  • Cirugía mínimamente invasiva para la pronta recuperación de nuestros pacientes.