Cáncer de estómago

"El cáncer de estómago no tiene una sintomatología específica y, en muchos casos, cuando produce el tumor manifestaciones clínicas ya está muy avanzado".

DR. JORGE BAIXAULI FONS
ESPECIALISTA. ÁREA DE TUMORES DIGESTIVOS

El cáncer de estómago o cáncer gástrico es un tumor relativamente frecuente, en España su aparición se sitúa en término medio, con una tasa anual de 24/100.000 habitantes.

El riesgo de desarrollar un cáncer gástrico aumenta a partir de los 50 años y es máximo en la séptima década de la vida.

El cáncer de estómago es dos veces más frecuente en varones que en mujeres y tiene cierto componente hereditario, por lo que es importante conocerlo para poder tomar medidas preventivas de manera temprana.

Imagen del icono de la consulta de Segunda Opinión. Clínica Universidad de Navarra

¿Necesita una segunda opinión?

Nuestros profesionales le harán una valoración médica sin que tenga que moverse de casa.

¿Cuáles son los síntomas habituales?

El cáncer de estómago no tiene una sintomatología específica y, en muchos casos, cuando produce el tumor manifestaciones clínicas ya está muy avanzado.

Los más frecuentes son pérdida de peso, dolor abdominal, pérdida de apetito y hemorragia.

Los síntomas más habituales son:

  • Pérdida de peso.
  • Dolor abdominal.
  • Cambios del ritmo intestinal.
  • Pérdida de apetito.

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Puede que padezca cáncer de estómago

¿Cuáles son las causas?

El cáncer gástrico tiene cierta relación familiar. La incidencia es 2-3 veces mayor en aquellas personas con varios familiares diagnosticados de cáncer gástrico.

Se han estudiado diversos componentes de la dieta, factores ambientales, el consumo de tabaco y algunas enfermedades relacionados con el cáncer de estómago. Parece admitirse la relación existente con determinadas formas de gastritis, en particular con las formas atróficas, y cáncer de estómago.

Parece influir en la génesis del cáncer gástrico el sobrecrecimiento de determinadas bacterias como el Helicobacter pylori.

¿Cuál es su pronóstico?

Hay una forma especial de presentación del cáncer de estómago conocido como cáncer gástrico precoz. Esta forma de tumor tiene la característica de su buen pronóstico, ya que, en estos enfermos, la supervivencia puede alcanzar cifras superiores al 90%. Sin embargo, en el resto de los enfermos, la supervivencia esperada no sobrepasa el 40-50% de los casos.

Un tipo especial de tumor gástrico es el linfoma. Este tumor presenta un pronóstico mucho más favorable y, en la mayoría de los casos, no precisa de tratamiento quirúrgico para su erradicación. En estos tumores el tratamiento de elección de entrada es la quimioterapia.

¿Cómo se diagnostica?

Para el diagnóstico del cáncer de estómago, el médico elaborará una historia clínica y efectuará una exploración física que le oriente sobre hábitos del paciente y/o la existencia de síntomas y signos que puedan hacer sospechar la existencia de un cáncer de estómago.

Para el diagnóstico, el mejor medio es la gastroscopia. Esta exploración, además, permite la obtención de muestras.

Una vez diagnosticado el tumor de estómago son oportunas, para el análisis de extensión de la enfermedad, la ecoendoscopia y la Tomografía axial computarizada (TAC) o escaner abdominal.

La ecoendoscopia es muy útil para conocer el grado de invasión local y la TAC abdominal para determinar metástasis a distancia. 

¿Cómo lo tratamos?

El tratamiento aceptado como estándar es la cirugía, practicando una extirpación del estómago enfermo.

Dependiendo de la localización del tumor dentro del estómago, estará indicado extirpar parte o todo el estómago. También, en ocasiones, es necesaria la extirpación de órganos vecinos como el bazo.

En la actualidad, la vía laparoscópica se puede utilizar para la realización de gastrectomías en un intento de mejorar los resultados de morbi-mortalidad y restablecer la vida cotidiana de modo más temprano.

Otras modalidades terapéuticas, como radioterapia y quimioterapia, tienen sus indicaciones en ensayos clínicos controlados, bien en forma adyuvante postoperatoria o, en caso de tumores avanzados, antes de la cirugía, con el fin de poder mejorar la cirugía posterior.

Hay formas especiales de tratamiento, como es la quimioterapia intraperitoneal, en la que el quimioterápico se introduce directamente dentro del abdomen, con el fin de mejorar su efecto y disminuir su toxicidad.

Protonterapia contra el cáncer

La terapia con protones es la modalidad de radioterapia externa de mayor precisión, que aporta mejor distribución de la dosis de radiación y, por tanto, menor irradiación de los tejidos sanos.

La Unidad de Protonterapia o de Terapia de Protones de la Clínica Universidad de Navarra en su sede de Madrid es la más avanzada de Europa y la primera en un Centro de Cáncer, con todo su apoyo asistencial, académico e investigador.

¿Dónde lo tratamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Área de Tumores de Tubo Digestivo

El Área de Tumores de Tubo Digestivo está compuesta por un equipo multidisciplinar de expertos en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades del tracto digestivo.

Incluye a especialistas en aparato digestivo, radiología, anatomía patológica, cirugía y oncología médica y radioterápica y el soporte de enfermería.

¿Qué enfermedades tratamos?

Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Valoración integral del paciente.
  • Tecnología de vanguardia.
  • Profesionales expertos que son referencia a nivel nacional.

Un equipo multidisciplinar de referencia internacional

A la vanguardia

Unidad de Terapias Avanzadas

La Unidad de Terapias Avanzadas de la Clínica Universidad de Navarra se pone en funcionamiento para abordar en exclusiva terapias celulares contra el cáncer y otras enfermedades del sistema inmunitario, favoreciendo su administración y buscando aumentar la seguridad de estos tratamientos.

Un equipo multidisciplinar de enfermería de alta especialización junto con médicos de todas las especialidades implicadas en el abordaje de aquellos tratamientos que dependen de fármacos de terapias avanzadas e inmunoterapia.