Programa de detección precoz: Cáncer de mama

Cuando el cáncer de mama se detecta en una fase inicial, las posibilidades de curación aumentan. Por eso, es importante cumplir con el screening a partir de la edad recomendada y realizar la autoexploración mamaria de manera mensual.

Los especialistas de la Clínica Universidad de Navarra aconsejan comenzar con los chequeos mediante mamografías cuando la mujer cumple cuarenta años.

La Clínica cuenta con un equipo médico específico para la atención del cáncer de mama, el Área de Cáncer de Mama donde trabajan especialistas altamente cualificados en el diagnóstico y tratamiento de esta patología.

Dotados de la tecnología más avanzada, son capaces de ofrecer al paciente un preciso diagnóstico integral en 24h – 48h., y la posibilidad de comenzar, en menos de una semana, con su tratamiento personalizado. 

¿Quiere realizar este programa de prevención?

Solicite una cita para que le valoren nuestros especialistas

Por qué en la Clínica Universidad de Navarra

Somos el mejor hospital privado de España por sexto año consecutivo
(Ranking Monitor de Reputación Sanitaria 2019)

Rapidez y precisión

En 24-48 horas realizamos todas pruebas diagnósticas necesarias y le informamos de los resultados para poder comenzar el tratamiento

Tecnología de vanguardia

Disponemos de la tecnología más avanzada como mamógrafos para mamas densas y resonancias magnéticas de última generación

Equipo multidisciplinar

Los especialistas trabajan coordinados para el diagnóstico y tratamiento más eficaz.

Experiencia

La Clínica es pionera en el Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama

Conozca el Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama

¿En qué consiste?

Entre 41 y 50 años:

  • Consulta médica.
  • Mamografía bilateral.
  • Ecografía mamaria adicional (según criterio médico).

A partir de los 50 años:

  • Consulta ginecológica.
  • Mamografía bilateral. En caso de ser indicado por el especialista, punción y microbiopsia.

¿A quién está dirigido?

El Programa está dirigido a mujeres a partir de los 40 años.

Si existe riesgo genético en la familia, puede ser recomendable comenzar antes con el chequeo.

Nuestra Unidad de Genética Clínica valorará su caso y, en caso positivo, realizaremos un seguimiento clínico incluso antes de diagnosticarse la enfermedad.

Prevención y diagnóstico precoz

Resulta aconsejable que la mujer se examine porque ello ayuda a detectar los cambios que se producen en sus mamas y, en su caso, acudir a su especialista.

La autoexploración mamaria deberían realizarla todas las mujeres una vez al mes.

En el caso de las mujeres en edad fértil la deberán realizar preferentemente una semana después de que ha finalizado la menstruación.

En las mujeres postmenopáusicas la deberán realizar también una vez al mes, en alguna fecha fácil de recordar para que no se olvide.

Los especialistas de la Clínica Universidad de Navarra aconsejan comenzar con los chequeos mediante mamografías cuando la mujer cumple cuarenta años

En el caso de que existan factores de riesgo, deben iniciarse antes, y será el especialista el indicado para seleccionar la exploración más adecuada y la periodicidad.

Durante las últimas décadas, su frecuencia ha aumentado, pero también se asiste a un incremento significativo en el índice de curaciones, que se debe fundamentalmente a la mejora de los medios, tanto en formación de especialistas como en aparición de nuevas técnicas y perfeccionamiento de las existentes. Al tiempo, ha crecido la sensibilización de las mujeres para realizarse controles médicos.

Los controles periódicos permiten la detección precoz, uno de los principales mecanismos de control de posibles alteraciones mamarias. Como consecuencia de las campañas de prevención y de los controles periódicos en mujeres que no presentan ningún tipo de síntoma, los tumores que se descubren son cada vez más pequeños.

La mayoría de las alteraciones que una mujer puede encontrar a lo largo de su vida son de carácter benigno, frecuentemente de origen hormonal y relacionados con el ciclo menstrual, aunque otras muchas se traducen en la fase inicial de un tumor de mama. Entre los tumores pueden aparecer unos benignos, frente a otros malignos, capaces de extenderse a otros órganos.

A partir de los 50 años, es el momento de preparse para entrar en esta nueva etapa de la vida.

El cuerpo de la mujer experimenta diversos cambios, circunstancia que hace precisa una correcta valoración ginecológica, psicológica, nutritiva, etc.

El abordaje multidisciplinar del estado general de salud resulta clave en esta fase de la vida, en la que es importante la detección precoz de enfermedades ginecológicas, ya que con el paso de los años existen más factores de riesgo de padecer cáncer.

Cerca de un 8% de los casos de cáncer de mama son hereditarios.

Las mujeres portadoras de mutación tienen hasta 10 veces más de probabilidades de padecer esta patología que las mujeres de la población general.

La Unidad de Medicina Genómica de la Clínica Universidad de Navarra tiene una amplia experiencia en la realización de análisis genéticos para determinar:

La susceptibilidad genética a sufrir distintos tipos de cáncer, entre ellos el de mama, mediante el estudio de los genes BRCA1 (en familias con casos de cáncer de mama y ovario) y BRCA2 (especialmente en familias con casos de cáncer de mama masculino).

La respuesta prevista a los distintos tratamientos de quimioterapia, lo que permite diseñar un tratamiento personalizado para cada paciente.

Diagnóstico y tratamiento del Cáncer de Mama en la Clínica Universidad de Navarra

Disponemos de la tecnología más avanzada para el diagnóstico y la detección precoz (mamógrafos de última generación, tomosíntesis, resonancia magnética, ecografía intraoperatoria).

Esto nos permite descubrir en estadios iniciales, con mucho mejor pronóstico, casi el 80% de los nuevos casos.

El objetivo de las pruebas diagnósticas es la detección precoz del tumor y, de esta forma, garantizar una alta tasa de curación. Además, determinarán si hay o no otras zonas afectadas.

Contamos con la última tecnología disponible para lograr un diagnóstico rápido y lo más preciso posible:

•    Mamografía.
•    Ecografía mamaria.
•    Ecografía intraoperatoria.
•    Resonancia magnética.
•    Biopsia mamaria.
•    Ganglio centinela.
•    Tomosíntesis.

Una de las claves del éxito a la hora de tratar el cáncer de mama es la valoración integral por parte de todos los especialistas que forman parte del proceso y la rapidez en establecer la mejor pauta de tratamiento.

Para ello, la Clínica cuenta con un área médica específica para el diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama, compuesta por un equipo multidisciplinar de profesionales especializados en esta patología y dotado de la tecnología más avanzada.

Cirugía Oncoplástica y Reconstrucción de la Mama

Nuestros cirujanos están especializados en la planificación quirúrgica para conservar la mayor cantidad de tejido mamario sano y, si es necesario, la reconstrucción mamaria de manera inmediata.

Inmunoterapia contra  el cáncer de mama

Contamos con una gran experiencia en la administración de las terapias más innovadoras, como las vacunas dendríticas que complementan el tratamiento estándar.

Irradiación parcial acelerada con braquiterapia

Pioneros en España en irradiación parcial acelerada con braquiterapia, reduciendo la administración de radioterapia a cinco días, en lugar de los veinticinco días habituales.

Los mejores profesionales a su disposición

Integrada por especialistas en Ginecología y Obstetricia, Cirugía y reconstrucción mamaria, Oncología Médica, Oncología Radioterápica, Radiología, Medicina Nuclear, Cirugía General y Digestiva, Genética Clínica y Enfermería Oncológica

COVID-19