La variación en la cantidad del Convenio se debió a la inclusión en el cálculo económico de toda la población atendida en la Clínica

Justificada por la implantación de un nuevo sistema de cálculo por parte del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, similar al de otras Comunidades.

19 DE ENERO de 2016


Ante las preguntas formuladas hoy en la rueda de prensa sobre la variación de las cuantías recibidas el año 2008 (3,6 millones) y 2009 (5,1), la Clínica Universidad de Navarra explica que esto se debió a la implantación de un nuevo sistema de cálculo por parte del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, similar al de otras Comunidades:

  • Hasta el 2008: se utilizaba el criterio de pago por trabajador, que era la pauta que seguía hasta entonces la Seguridad Social del Estado.
  • A partir de 2008: se aplicó un criterio de pago por ciudadano. Se incorporaron, por tanto, al cálculo todas las personas inscritas en la cartilla del trabajador, lo que supuso un incremento aproximado del 95% en el número de beneficiarios a considerar en el cálculo. Se incorporaron además los jubilados que previamente no tenían derecho a esta prestación.

El cálculo de la tarifa acordada tomó como referencia el gasto sanitario medio por ciudadano en aquel momento, descontando las partidas no prestadas por la Clínica (salud pública, salud laboral, prestación farmacéutica externa, administración, etc.) y el sobrecoste producido por la dispersión geográfica que el SNS-O tiene que asumir para atender a otros pacientes. Además, la cantidad resultante se redujo en un 25%, obteniéndose la cifra total de 744 euros frente a los 1.016 euros de gasto sanitario medio por habitante en aquel año.

La tarifa de aquel momento se ha ido reduciendo hasta los actuales 719 euros por persona debido a una cláusula solidaria incorporada en el contrato de 2011. De este modo, la Clínica ha ido aplicando un ajuste a la tarifa en el mismo porcentaje en el que disminuía el gasto sanitario por ciudadano en el momento de la crisis económica.

El importe actual es similar a la tarifa establecida por el Estado para financiar la atención sanitaria del millón y medio de funcionarios acogidos al sistema de la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (MUFACE).