Atrás departamento de DIGESTIVO

¿QUÉ ENFERMEDADES TRATAMOS?

El departamento de Digestivo de la Clínica Universidad de Navarra trata todas las patologías relacionadas con el tracto digestivo y la prevención de algunas de las patologías, como es el caso del cáncer de colon y el cáncer de recto, ya que con una detección precoz, la tasa de curación es mejor.

Junto a esta enfermedad, en la Clínica tratamos el colon irritable, la diverticulosis y diverticulitis, el divertículo de Zenker, la enfermedad celiaca, la enfermedad inflamatoria intestinal, el estreñimiento, la gastritis crónica, la hernia de hiato, el reflujo gastroesofágico o la úlcera péptica, entre otras.

Contamos con una Unidad de Endoscopias con amplia experiencia y la última tecnología para el diagnóstico y posterior tratamiento de estas enfermedades.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra

Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

El cáncer de colon es el tercer tipo de cáncer más frecuente

La formación de un cáncer de colon es un proceso en etapas que comienza con la aparición de un pólipo que posteriormente sufre transformaciones hacia la malignidad.

El inicio y la evolución de este proceso depende de la interacción entre factores genéticos y ambientales.

Los síntomas no aparecen hasta que la enfermedad está avanzada. Los más frecuentes son los cambios del ritmo intestinal, como estreñimiento o diarrea; la aparición de sangre en las heces y el dolor abdominal.

Otros síntomas inespecíficos, como debilidad y pérdida de apetito y peso, también pueden estar presentes.

La prueba diagnóstica definitiva es la colonoscopia. En las fases más iniciales se trata exclusivamente con cirugía, que suele consistir en la extirpación de la mitad afectada del colon. En fases más avanzadas se administra también quimioterapia.

El colon irritable es un cuadro crónico que cursa en brotes con dolor abdominal y alteración del ritmo intestinal

El colon irritable es un cuadro crónico y que cursa en brotes que se caracteriza por la existencia de dolor abdominal y/o cambios en el ritmo intestinal (diarrea o estreñimiento), acompañados en muchas ocasiones de una sensación de distensión abdominal (exceso de gases), sin que se demuestre una alteración en la morfología o en el metabolismo intestinales, ni causas infecciosas que lo justifiquen.
 
Si bien el colon irritable no es en sí misma una enfermedad grave, sus síntomas pueden ser muy similares a otras patologías digestivas frecuentes y que se manifiestan inicialmente en forma muy parecida.  Por eso, es muy importante consultar al médico oportunamente si usted sufre molestias digestivas de este tipo en forma recurrente.

Los divertículos intestinales son pequeñas bolsas o sáculos

Entre el 5-10 % de la población general tiene divertículos de colon, siendo mucho más frecuentes en las personas mayores de 50 años, aumentando su número con la edad.

El lugar del aparato digestivo donde se encuentran con mayor frecuencia es en el colon y concretamente en una zona del colon izquierdo llamada sigma.

La existencia de divertículos del colon no es un problema en sí mismo y a muchas personas no les produce ninguna molestia. En otros pacientes aparecen molestias del tipo “espasmo intestinal” semejante a lo que ocurre en el síndrome del intestino irritable.

El tratamiento de la diverticulosis debe ir encaminado a aliviar los síntomas y prevenir la aparición de complicaciones.

El divertículo de Zenker es la variedad más frecuente de divertículo esofágico

Los divertículos son trastornos caracterizados por una protusión de las capas mucosa y submucosa que tapizan las paredes del órgano que afectan a través de los músculos que lo conforman.
 
La causa de su formación no está completamente aclarada. Debido a que su máxima incidencia se sitúa entre los 50 y 80 años se considera un proceso adquirido.
 
Los síntomas más comunes son disfagia alta (dificultad para tragar), sialorrea (exceso de salivación), halitosis, deglución ruidosa, regurgitación del contenido del divertículo a la boca y en ocasiones síntomas relacionados con microaspiraciones como tos irritativa sincopal, sibilancias, etc.
 
Inicialmente el tratamiento del divertículo de Zenker era exclusivamente quirúrgico, sin embargo, existen en la actualidad técnicas endoscópicas que permiten su tratamiento con un tiempo de recuperación más corto que la cirugía convencional.

La enfermedad celiaca está causada por la reacción del sistema inmune al gluten

El 50% de los casos se diagnostican en niños y es que es una enfermedad con un fuerte componente genético lo que hace que pueda heredarse de padres a hijos.

Los síntomas principales son diarrea mal oliente con abundante grasa que no responde al tratamiento, distensión abdominal y flatulencia, pérdida de peso, debilidad y fatiga. En algunos casos aparece un rash cutáneo en rodillas, codos, glúteos y hombros. Puede haber también signos de deficiencia vitamínica y anemia.

El único tratamiento eficaz es una dieta exenta de gluten durante toda la vida. Un pequeño porcentaje de pacientes con enfermedad celíaca no mejoran lo esperado con la dieta sin gluten y requieren otros tratamientos farmacológicos asociados.

La enfermedad inflamatoria intestinal es una enfermedad crónica del tubo digestivo que se manifiesta en brotes

Existen dos tipos:
  • La colitis ulcerosa afecta exclusivamente al colon. La inflamación es continua y uniforme.  El colon a veces presenta hemorragias.  Los principales síntomas son diarreas a veces sanguinolentas y sangrado rectal. A menudo hay fiebre.
    > Lea más sobre la colitis ulcerosa
  • La enfermedad de Crohn puede afectar desde la boca hasta el ano, esto hace que su sintomatología sea más variada, y resulte más difícil el diagnóstico. La inflamación suele ser segmentaria, es decir, las porciones de intestino afectadas están separadas entre sí por zonas de intestino normal. Los principales síntomas son fiebre, diarrea (normalmente sin sangre), dolor abdominal, y fatiga generalizada.
    > Lea más sobre la enfermedad de Crohn
Es importante el diagnóstico precoz recomendándose un seguimiento endoscópico anual a partir de los 10 años del diagnóstico, no obstante es el especialista quien le informará de la pauta de revisiones endoscópicas más adecuadas en su caso.

Una persona es estreñida cuando realiza menos de tres deposiciones semanales

Muchos pacientes con estreñimiento refieren una frecuencia normal pero con otras molestias subjetivas, como un esfuerzo excesivo, heces muy duras o una sensación de evacuación incompleta.

La causa más frecuente de estreñimiento es el estreñimiento crónico simple y se debe a factores dietéticos, siendo su causa principal la falta de fibra en la dieta. Otras veces está relacionado con enfermedades como la diabetes y las enfermedades del tiroides.

También pueden producir estreñimiento algunos medicamentos para tratar el dolor, la depresión y algunas enfermedades del corazón. Lo más importante es el estreñimiento de reciente aparición, sobre todo cuando se asocia a dolor, sangre en la deposición o pérdida de peso, ya que la causa puede ser un tumor en el intestino.

Se denomina gastritis crónica a la inflamación inespecífica de la mucosa gástrica

La gastritis crónica puede ser un factor predisponerte para el cáncer de estómago.

En aquellos pacientes con antecedentes familiares de cáncer gástrico o en los que el resultado de la biopsia muestra cambios celulares premalignos, estaria indicado un seguimiento endoscopico.

Los causas pueden ser múltiples pudiendo agruparse en infecciosos, irritantes químicos, inmunológicos y genéticos.

El diagnóstico diferencial se debe realizar con la úlcera duodenal, hernia de hiato, litiasis biliar, pancreatitis crónica y el síndrome de intestino irritable.

La hernia de hiato se produce cuando la porción superior del estómago asciende hacia el tórax a través de una pequeña abertura que existe en el diafragma (hiato diafragmático).

Además de los síntomas para diagnosticar o demostrar la existencia de una hernia de hiato debemos recurrir a la realización de algunas técnicas, especialmente si está asociada a la presencia de reflujo gastroesofágico.

El reflujo gastroesofágico, en la mayoría de los casos, no supone riesgos importantes y se controla fácilmente con medidas dietéticas y posturales.

Si con estas medidas no se controla, se puede añadir una combinacion de fármacos inhibidores de la bomba de protones y procinéticos.

En determinadas situaciones, el reflujo gatroesofágico requiere tratamiento quirúrgico, siendo el gastroenterólogo, en combinación con el cirujano, quienes determinen si usted puede beneficiarse de la cirugía.

El reflujo gastroesofágico es el paso del contenido gástrico y/o duodenal al esófago

La pirosis es el síntoma más frecuente. Consiste en la sensación de quemazón o ardor ascendente de localización retroesternal, que puede irradiarse a cuello o espalda y que aparece fundamentalmente tras la ingesta o en aquellas situaciones en las que aumenta la presión intraabdominal (por ejemplo, en el embarazo).

La intensidad y frecuencia es mayor con el consumo de alimentos muy fríos o muy calientes, café, alcohol, tabaco, cítricos, alimentos ricos en grasas y especias; y se alivian con antiácidos.

La regurgitación es el paso espontáneo del contenido gástrico a la boca, en relación a posturas que aumenta la presión abdominal o con la distensión abdominal.

Otros síntomas digestivos son la disfagia (dificultad para deglutir, con sensación de parada del bolo alimenticio), la odinofagia (deglución dolorosa) y la sialorrea (exceso de salivación por la existencia de ácido en el esófago).

La úlcera péptica es una lesión de la mucosa del estómago o el duodeno

La mucosa gástrica tiene un equilibrio entre el ácido que se segrega para realizar la digestión y la barrera de moco que protege la mucosa digestiva. Cuando ese equilibrio se pierde, la mucosa queda expuesta al ácido y se produce la lesión.

La mayoría de las veces la causa se debe a la presencia de un germen (Helicobacter pylori) y por el consumo de fármacos antiinflamatorios. El tabaco también influye de forma negativa.

El síntoma principal de la úlcera es el dolor. Las complicaciones más frecuentes que la ulcera péptica puede presentar son: la hemorragia digestiva, la perforación y la obstrucción intestinal.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra