Atrás departamento de Dermatología

Enfermedades que tratamos

Tratamos todas las patologías, de una manera personalizada, con los mejores profesionales. Disponemos de las ténicas más novedosas para el tratamiento de cada una de las patologías.

Entre esas enfermedades, destacan las ampollosas, provocadas por anticuerpos; el fotoenvejecimiento, producido por la continua agresión de las radiaciones solares y que puede provocar queratomas actínicos, cáncer de piel, etc.; los hemangiomas y malformaciones vasculares, más frecuentes en cabeza y cuello; el exceso de sudoración (hiperhidrosis); melanomas, uno de los tumores más agresivos y malignos; tumores cutáneos; o, el vitíligo estable, que provoca la aparición de manchas blancas en la piel.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra

Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

La Unidad de Enfermedades Ampollosas Autoinmunes de la Clínica Universidad de Navarra tiene como objetivo principal el diagnóstico, seguimiento y tratamiento de todos aquellos procesos caracterizados por la presencia de ampollas en piel y/o mucosas provocados por autoanticuerpos.

Las enfermedades ampollosas autoinmunes se desarrollan cuando el organismo produce autoanticuerpos dirigidos contra proteínas de la piel (constitutivas de los desmosomas o de los hemidesmosomas), alterando sus estructuras y provocando pérdida de adhesión.

Con el paso de los años la piel pierde sus propiedades naturales, especialmente de elasticidad, firmeza y humedad.

Además es característico que, con los pasos de los años, aparezcan cambios en la pigmentación de la piel, como lesiones hiperpigmentadas conocidas como manchas seniles (léntigos solares).

El fotoenvejecimiento se produce como consecuencia de una agresión continua de la piel, sobre todo por las radiaciones solares. Esas radiaciones deterioran el colágeno de la piel modificando su estructura, perdiendo elasticidad y firmeza. 

La exposición inadecuada al sol provoca también, junto a la acción de otros agentes atmosféricos, una pérdida de contenido en agua así como una aceleración en los mecanismos de envejecimiento. 

Como consecuencia de todo ello, la piel sufre una degradación más rápida adquiriendo un aspecto envejecido precoz (arrugas, bolsas) que puede dar un aspecto de mayor edad, especialmente cuando esos cambios se producen en la cara (habitualmente la zona más afectada).

La complicación principal del fotoenvejecimiento es el desarrollo de queratomas actínicos (lesiones rojizas rasposas que son precancerígenas) y de cáncer de piel, tanto carcinomas basocelulares como espinocelulares.

Otras manifestaciones del fotoenvejecimiento son:

  • Lesiones pigmentadas (léntigos) o blanquecinas (hipomelanosis).
  • Pequeñas dilataciones vasculares (telangiectasias).
  • Arrugas medianas, profundas no siempre coincidentes con líneas de expresión.
  • Comedones gigantes y quistes.

Tratamiento del fotoenvejecimiento

  • El primer objetivo es protegerse adecuadamente del sol. 
  • Tratamientos médicos tópicos. El que mejor ha demostrado su eficacia es la isotretinoina tópica. Existen otros como el ácido glicólico y la vitamina C, que también son eficaces. 
  • Tratamientos sistémicos con antioxidantes como vitamina C, extractos del té verde y los betacarotenos.
  • Tratamientos quirúrgicos, como peelings medianos-profundos, láser de CO2 o procedimientos de resurfacing no ablativos. 

Los hemangiomas son tumoraciones vasculares benignas, que aunque pueden estar presentes desde el nacimiento (30%), en su mayoría aparecen en las primeras semanas de vida.

La localización más frecuente es la cabeza y el cuello (80%), seguida del tronco y extremidades (20%), aunque pueden aparecer en cualquier localización, incluyendo órganos internos.

La hiperhidrosis es un aumento de la sudoración de determinadas áreas del cuerpo, resultado de un incremento en la secreción de las glándulas sudoríparas. 

Suele deberse a una hiperactividad de estas glándulas por una hiperestimulación nerviosa, motivada por situaciones que comportan tensión emocional o estrés, por la acción de sustancias farmacológicas o por motivos térmicos. 

Este problema, que puede provocar incapacidad laboral y social, afecta a cerca de un 1% de la población, en los que casi la mitad de los casos tiene carácter hereditario.

Se trata de uno de los tumores más agresivos y con alta malignidad cuya incidencia ha aumentado de forma alarmante en los últimos años, probablemente en relación con los hábitos de exposición al sol. La mejor prevención para el melanoma es su diagnóstico precoz.

El melanoma tiene su origen en la superficie cutánea, concretamente en los melanocitos, las células que dan el color oscuro a la piel, pudiendo aparecer de nuevo o desarrollarse sobre un lunar previo. 

En general, son lesiones de crecimiento muy lento que al afectar a la piel pueden ser fácilmente visibles. 

En las fases iniciales, cuando crece en superficie y no infiltra la piel, el melanoma tiene un pronóstico excelente y se cura con la cirugía simple. Cuando crece en profundidad, el pronóstico empeora y se inicia la posibilidad de extenderse a otras zonas del cuerpo, inicialmente por vía linfática.

Las manchas sobre la piel que presenten cambios en tamaño, forma o color deben ser examinadas por un medico de inmediato. También cualquier llaga, protuberancia, imperfección o marca inusual, así como cualquier cambio en el aspecto de un área de la piel.

Carcinoma basocelular
  • Deriva de las células más basales de la epidermis. 
  • Suele aparecer en una zona de piel expuesta de forma crónica al sol. 
  • Se presenta como una lesión ulcerada, perlada o, simplemente, como un cambio de coloración cutánea sin que exista un antecedente de una lesión premaligna previa.
Carcinoma espinocelular
  • Constituido por células que en condiciones normales forman parte del estrato espinoso (una de las capas) de la epidermis.
  • Suele presentarse, en la mayoría de los casos, como una lesión costrosa sobre una piel rojiza (queratosis actínica).

El vitíligo es una enfermedad autoinmune que se manifiesta en la piel y que afecta en torno al 2% de la población. 

Provoca la aparición de manchas o máculas hipopigmentadas (blancas) en la piel. Estas manchas se observan más frecuentemente en zonas de fricción o que están sometidas a traumatismos, aunque suelen hacerse más evidentes en zonas expuestas al sol como son la cara o dorso de las manos.

Aunque desde el punto de vista clínico no presenta complicación, lo que plantea fundamentalmente es un problema estético importante, sobre todo en personas de piel oscura en las que se realza más el contraste.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra