Atrás departamento de Cardiología

Tratamientos que ofrecemos

Realizamos todo tipo de procedimientos cardiológicos, tenemos una amplia experiencia en la ablación de arritmias, cateterismo cardiaco, intervenciones percutáneas, en la implantación de marcapasos y desfibriladores automáticos y en rehabilitación cardiaca.

Disponemos de la tecnología más avanzada para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades coronarias: sala de hemodinámica digitalizada, guía de presión, stents y resonancia intravascular.

Ofrecemos atención personalizada al paciente con eficacia y eficiencia. Atendemos y tratamos casos comunes y complejos. Sin lista de espera para intervenciones. 

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra

Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

La ablación de las arritmias mediante radiofrecuencia es un tratamiento de primera línea que está indicado en gran cantidad de taquiarritmias supraventriculares y algunas ventriculares, por su alta tasa de éxitos y baja probabilidad de complicaciones.

Esta técnica consigue solucionar más del 90% de las arritmias y solamente en menos del 5% de los pacientes vuelven a reaparecer.

El procedimiento se hace a través de la punción de una vena en la ingle, requiere únicamente anestesia local, y el paciente puede ser dado de alta en unas horas.

La Clínica Universidad de Navarra cuenta con cardiólogos especializados en realizar este tipo de técnicas.

El cateterismo cardiaco se puede utilizar con fines diagnósticos como terapéuticos

El cateterismo cardiaco consiste en introducir un catéter a través de un acceso vascular (arterial o venoso), bien en la ingle (acceso femoral) o en el brazo (acceso humeral).

El catéter se desplaza hasta el corazón en donde se obtiene distinta información.

Es un procedimiento complejo, pero el riesgo para el paciente es muy bajo y sus molestias, mínimas. Además, los beneficios derivados de la información que proporciona son muy altos.

Recientemente se ha adquirido el sistema más avanzado para el tratamiento de las arritmias cardiacas por cateterismo, que se ha instalado en una nueva sala de electrofisiología. El nuevo equipo permite realizar un seguimiento más preciso de los catéteres por el interior de los vasos al mismo tiempo que se reducen las emisiones de radiación propias de los equipos convencionales, lo que se traduce en más seguridad clínica para el paciente y laboral para el profesional.

Primer hospital navarro en reemplazar una válvula aórtica por implantación percutánea

Existen distintas técnicas de intervenciones percutánes que se realizan dependiendo de las características del paciente, grado y localización de la obstrucción, etc.

  • Angioplastia con balon y stent. La estancia en el hospital y el tiempo de restablecimiento con este procedimiento son menores que con un bypass.
  • Angioplastias complejas: Tratamiento de 4, 5 o incluso 6 lesiones con condiciones óptimas para ser tratadas percutáneamente, en un solo procedimiento que evitan al paciente la cirugía.
  • Aterectomía rotacional (Rotablator) puede ser una opción para ciertos pacientes que no pueden someterse a la angioplastia con balón.
  • Ablación percutánea consiste en la aplicación mediante un catéter de algún tipo de energía con objeto de lesionar de manera limitada y controlada aquellas partes del tejido cardiaco imprescindibles para el inicio o mantenimiento de las arritmias. - La ablación de las arritmias mediante radiofrecuencia. Se hace a través de la punción de una vena en la ingle, requiere únicamente anestesia local, y el paciente puede ser dado de alta en unas horas.
  • Cierre de fugas paravalvulares (leaks).
  • Cierre de foramen oval de la comunicación interauricular (CIA).
  • Cierres de roturas parciales aórticas.
  • Cierre de orejuela.
  • Denervación renal para los casos de hipertensión arterial resistentes al tratamiento farmacológico.
  • Stents reabsorbibles.

Contamos con un sistema para el control remoto de desfibriladores y marcapasos

Los dispositivos implantables son aparatos electrónicos capaces de analizar el ritmo del corazón y tratar las arritmias mediante estímulos eléctricos. Los más usados son los marcapasos y los desfibriladores automáticos implantables.

El marcapasos suple las funciones del sistema de excitación y conducción cardiaco. Se implanta bajo anestesia local.

La recuperación de la intervención es rápida y permite el alta hospitalaria en dos o tres días. Cuando se agotan las baterías, cada seis años, es necesario sustituir el marcapasos. El desfibrilador actúa controlando el ritmo cardíaco de manera permanente.

El implante generalmente se realiza bajo anestesia local durante casi todo el procedimiento excepto durante unos pocos minutos durante los cuales se comprueba el correcto funcionamiento del aparato.

Renacer con el comienzo de un estilo de vida nuevo y más saludable

El experimentar enfermedades del corazón debe ser el comienzo de un estilo de vida nuevo y más saludable.

La rehabilitación cardiaca le ayuda haciendo que su corazón se recupere mediante programas de ejercicio físico y le da información sobre posibles cambios en su estilo de vida, que le ayudarán a mantener un corazón más sano.

Los factores de riesgo más importantes de padecer cardiopatías son el colesterol alto, la hipertensión arterial y la diabetes. La combinación apropiada de medicamentos además de un cambio en su estilo de vida, pueden ayudar a disminuir el riesgo de presentar alguna enfermedad del corazón.

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra