Atrás departamento de
Oncología radioterápica

Radioterapia interna o braquiterapia

La radioterapia interna o braquiterapia representa una técnica especial de radiación que tiene su base en la introducción de una fuente radioactiva (radioisótopo) en el tumor o en el lecho tumoral (tejido sano próximo al tumor que queda después de la extirpación del mismo y que tiene un alto riesgo de contener enfermedad microscópica residual).

Aplica esta técnica sobre todo para tumores genitourinarios, ginecológicos y para sarcomas.

La Clínica Universidad de Navarra es uno de los centros de referencia internacional en la realización de implantes intraoperatorios y tratamiento de radiación con técnica de braquiterapia de alta tasa de dosis durante el postoperatorio de distintos tipos de tumores.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra

Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

La braquiterapia intersticial introduce la fuente radiactiva en el tumor o el lecho tumoral

Los implantes intersticiales temporales introducen la fuente radioactiva en el tumor o en el lecho del tumor extirpado mediante dispositivos de entrega especial, aplicadores.

Existen muchos tipos de aplicadores (catéteres, agujas, cilindros, tubos, sistemas con balón, etc.), varios de ellos específicos para cada tratamiento. Su característica común es que son huecos y permiten que una fuente radioactiva, controlada a distancia y que libera la radiación, se desplazarse por su interior.

La braquiterapia intersticial temporal trata diversos tumores: próstata, ginecológicos, mama. Generalmente, se utiliza como técnica complementaria a la radiación externa para administrar una dosis de radiación extra (sobreimpresión o boost) sobre el tumor o lecho tumoral.

Se pueden realizar procedimientos de braquiterapia intersticial temporal durante la extirpación de un tumor (a cavidad abierta). Se aprovecha la misma cirugía para reconocer directamente el lecho tumoral (que es una zona de alto riesgo de contener enfermedad residual microscópica) y poderlo tapizar con una serie de finos tubos de plástico (catéteres) que sirven para aplicar el tratamiento de radiación durante el perioperatorio.

Las ventajas de realizar el implante a cavidad abierta son: minimizar el error de reconocimiento de la zona de riesgo y administrar anticipadamente un tratamiento de radiación que ajuste la dosis de radiación según la distancia del tumor a los márgenes de resección.

La braquiterapia intersticial permanente, conocida como braquiterapia estereotáxica, braquiterapia de baja tasa o más popularmente llamada implante de semillas, introduce (implante) fuentes cerradas o selladas de material radiactivo (semillas) de pequeño tamaño (4,5 mm de longitud por 0,8 mm de diámetro, en el caso del que, alojadas en el volumen diana (tumor u órgano enfermo), permanecerán ancladas indefinidamente en él liberando la radiación de una manera ininterrumpida hasta que se produzca la completa desintegración del material radioactivo.

El implante permanente que se realiza con mayor frecuencia en el ámbito clínico es el implante de baja tasa con semillas de 125Yodo para tumores de próstata.

Tenemos amplia experiencia a nivel mundial en el tratamiento en braquiterapia intraoperatoria 

La Clínica fue el primer centro español en realizar braquiterapia intraoperatoria, que disminuye de modo importante el tiempo de administración de radioterapia.

Consiste en la irradiación parcial del tumor gracias a la implantación de catéteres de forma mínimamente invasiva, en el mismo acto quirúrgico en el que se extirpa el tumor.

Procedimiento exclusivo de irradiación parcial precoz para pacientes con cáncer de mama

Durante la cirugía se colocan de 5-10 tubos de plástico en la cavidad quirúrgica que queda tras la extirpación del tumor, en la que existe un riesgo de permanecer enfermedad residual tumoral microscópica o en la que existe el riesgo de contener enfermedad tumoral microscópica no extirpada por el cirujano. Estos tubos se fijan a la cavidad quirúrgica y se extraen a la superficie igual que un drenaje quirúrgico.

Tras la operación, cuando el paciente está en condiciones de desplazarse, se realiza un TAC de planificación para verificar el correcto emplazamiento de los tubos plásticos y su distancia a tejidos normales no afectados por el tumor. Con este escáner se realiza una dosimetría personalizada.

Se realiza un informe de anatomía patológica, tras el que se estudia la necesidad de tratar al paciente mediante braquiterapia intraoperatoria, la dosis a aplicar y la conveniencia de combinar el tratamiento con radioterapia y quimioterapia un mes después de la intervención.

La Clínica es uno de los primeros centros de España en aplicar la Braquiterapia postoperatoria parcial acelerada en el cáncer de mama, que consiste en la irradiación parcial de la mama mediante catéteres, en el mismo acto quirúrgico en el que se extirpa el tumor.

Con posterioridad, los catéteres permiten aplicar, de manera ambulatoria, la totalidad de la radiación necesaria en un periodo de 5 días (2 sesiones diarias), frente a las 6 semanas necesarias en la radioterapia convencional.

La radiación se administra mediante una pequeña fuente radiactiva de iridio que navega por el interior de los catéteres implantados. El tratamiento de la radiación se planifica mediante un navegador tridimensional de la mama que permite asignar de manera muy precisa la dosis alta de radiación en la zona que más lo requiere, disminuyendo la radiación sobre los órganos sanos como piel, corazón y pulmones.

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

PLAN RESPALDO TOTAL

Acceda a una cobertura ilimitada en una de las mejores clínicas del mundo desde $27

Imagen del acuerdo entre la Clínica y la aseguradora Salud SA de Ecuador

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra