Atrás departamento de
CIRUGÍA PLÁSTICA, ESTÉTICA Y REPARADORA

Cirugía Reconstructiva

Su objetivo es la reconstrucción funcional y estética de una parte de la cara o del cuerpo que han sufrido alguna alteración debida a un accidente, una operación quirúrgica, una quemadura o un defecto congénito.

Disponemos de la mejor tecnología y técnicas para realizar este tipo de intervenciones, consiguiendo unos resultados estéticos muy satisfactorios.

Nuestros especialistas se han formado en centros internacionales de prestigio para adquirir la experiencia necesaria en la realización de estas técnicas.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra

Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

El objetivo de esta intervención es corregir las secuelas provocadas por esta enfermedad incapacitante. 

La parálisis facial puede estar provocada por múltiples causas: infartos, tumores cerebrales, traumatismos, tumores del área parotídea, trastornos congénitos, etc.

Los factores que se tienen en cuenta en la reconstrucción dependen, fundamentalmente, de la causa de la lesión y del tiempo de evolución.

La reconstrucción mamaria es una parte esencial en el tratamiento de una paciente con cáncer de mama. La reconstrucción puede ser total o parcial, utilizando prótesis o tejidos propios de la paciente. 

El objetivo es conseguir una apariencia física mejorada, lo más parecida posible a la situación anterior, que ayude a la paciente a mejorar su autoestima.

Existen distintas técnicas, la mayoría y las más utilizadas en la actualidad son las técnicas de reconstrucción con tejido propio de la paciente. Esto ofrece grandes ventajas.

También se puede reconstruir parcialmente la mama y realizar técnicas de simetrización con la mama del otro lado. Todo ello para conseguir el resultado armónico y estético más satisfactorio para la paciente.

Imagen preview del infográfico sobre reconstrucción mamaria para el cáncer de mama
Conozca las distintas técnicas para reconstruir la mama
Descargar infográfico

Reconstrucción de los defectos ocasionados por la cirugía de la extracción tumoral mediante tejidos autólogos (del propio paciente) utilizando técnicas microquirúrgicas.

En la región de la cabeza y en el cuello son varias las zonas en las que es posible el desarrollo de un tumor: boca, garganta, senos y cavidad nasal, glotis, glándulas salivares y piel de la cara y el cuello.

Los hemangiomas  y las malformaciones vasculares son tumoraciones benignas. 

Se tratan y reconstruyen por medio de técnicas de láser, quirúrgicas y microquirúrgicas, en colaboración con el Departamento de Dermatología y de Radiología Intervencionista.

Tratamiento de los hemangiomas
Depende del tamaño, la localización y la gravedad de los hemangiomas. 

Pueden causar problemas de hemorragias, dificultades respiratorias o en la alimentación, alteraciones en el crecimiento o un deterioro de la visión.

El tratamiento puede incluir medicamentos esteroides, embolización de los vasos sanguíneos (inyección de material en los vasos sanguíneos para obstruir la afluencia sanguínea) o extirpación quirúrgica o por láser.

Generalmente, no se recomienda el tratamiento de los hemangiomas pequeños o no invasivos, ya que desaparecerán espontáneamente.

Tratamiento de las malformaciones vasculares
El tratamiento tendrá en cuenta el tipo de lesión, la localización y su profundidad: 

Malformaciones capilares. La terapia con láser suele ser efectiva para las malformaciones capilares o las manchas de vino de Oporto, que tienden a ser planas, de color rojo o violáceo y que se localizan en la cara. 

Malformaciones arteriales. Se tratan, frecuentemente, mediante embolización (se obstruye el flujo sanguíneo hacia la malformación).

El labio leporino y el paladar hendido son deformaciones congénitas de la boca y del labio. Estas anomalías afectan aproximadamente a 1 de cada 700 nacimientos.

Labio leporino
El objetivo de esta cirugía es reparar la separación del labio. Algunas veces, es necesaria más de una intervención. Puede repararse en los primeros meses de vida.

Esta deformación se produce porque el labio no se forma completamente durante el desarrollo fetal. Puede ser leve (corte del labio) o severo (gran abertura desde el labio hasta la nariz).

Los problemas más frecuentes derivados de esta malformación son los problemas en la alimentación, problemas dentales y retraso en el habla y en el lenguaje.

Paladar hendido

El objetivo de esta cirugía es reparar el paladar de forma que el niño pueda comer y aprender a hablar normalmente. Algunas veces, es necesaria más de una intervención.

Esta intervención normalmente se hace entre los 9 y los 18 meses de edad, antes de la edad de 2 años. El especialista decidirá la edad exacta para la cirugía. 

Esta malformación se produce cuando el paladar no se cierra completamente, dejando una abertura que puede extenderse dentro de la cavidad nasal.

La hendidura puede afectar a cualquier lado del paladar y puede extenderse desde la parte frontal de la boca hasta la garganta. A menudo la hendidura también incluye el labio. 

El paladar hendido no es tan perceptible como el labio leporino porque está dentro de la boca.

Puede provocar problemas en la alimentación, infecciones de oído y garganta, retraso en el lenguaje y problemas dentales.

El principal objetivo del tratamiento es restablecer el tejido perdido, propiciando la regeneración natural de las células o utilizando implantes de piel en casos de quemaduras en las que el tejido no pueda regenerarse solo. Debe tener como finalidad devolver la funcionalidad a la zona afectada.

Las quemaduras son lesiones en los tejidos blandos y sus estructuras adyacentes, producidas por agentes físicos externos, sustancias químicas, corriente eléctrica o radiación.

Las secuelas de las quemaduras pueden ser:

  • Funcionales, que afectan la vida normal.
  • Estéticas, cuya reparación debe cuidar principalmente este aspecto. Puede acarrear repercusiones en el desarrollo emocional y psicológico en las edades tempranas y trastornos personales y sociales en jóvenes y adultos.

Este tratamiento puede requerir múltiples procedimientos, injertos u operaciones.

Es una malformación congénita que consiste en la inexistencia o la presencia de un rudimento del pabellón auricular.

Puede presentar ausencia de conducto auditivo externo o malformaciones del oído medio.

El tratamiento quirúrgico se realiza en dos intervenciones con la colaboración de Otorrinolaringología:

En la primera intervención se procede a la reconstrucción del esqueleto cartilaginoso. Se realiza con injerto cartilaginoso tomado de las últimas costillas. Se toma como modelo la oreja sana. Se deja enterrado debajo de la piel.

En un segundo tiempo quirúrgico se proyecta la oreja de forma similar a la sana. En este momento es cuando los especialistas de Otorrinolaringología proceden a la reconstrucción del conducto auditivo externo con injertos de piel locales.

Habitualmente este procedimiento se lleva a cabo cuando el paciente ha cumplido los 7 u 8 años, porque es cuando la oreja sana ha adquirido prácticamente el tamaño definitivo y cuando los cartílagos costales se han hecho más consistentes.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

PLAN RESPALDO TOTAL

Acceda a una cobertura ilimitada en una de las mejores clínicas del mundo desde $27

Imagen del acuerdo entre la Clínica y la aseguradora Salud SA de Ecuador

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra