Atrás servicio de Anatomía patológica

SECCIONES

El Servicio de Anatomía Patológica está organizado en secciones. Esto favorece la organización del departamento y la especialización dentro de cada sección. Contamos con el equipo técnico e instalaciones de última generación, para ofrecer un servicio de excelente calidad.

Los análisis de imagen nos permiten tomar decisiones clínicas. También cuantificamos los biomarcadores. En el Servicio, mediante la autopsia, llegamos a un diagnóstico definitivo de enfermedades y causa de la muerte.

Procesamos para su estudio histológico muestras anatomopatológicas. También trabajamos en el estudio intraoperatorio y la macroscopia.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra

Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

El análisis de imagen permite la evaluación de ciertos biomarcadores de relevancia pronóstica o predictiva, que son valorables en la toma de decisiones clínicas.

Los biomarcadores que se cuantifican de manera rutinaria en el Departamento de Anatomía Patológica son c-erb-2, receptores de estrógenos, receptores de progesterona y Ki-67, útiles en el caso del cáncer de mama.

En el plano de la investigación, el ánalisis de imagen es muy importante para la objetivación de ciertos marcadores claves que se están estudiando en nuestras líneas de investigación o publicaciones, como por ejemplo, la medición de la densidad vascular tumoral, etc.

Contamos, además, con un equipo de telepatología que permite obtener preparaciones histológicas virtuales que facilitan la comunicación y asesoramiento entre profesionales, así como la labor e docencia de la anatomía patológica en pre y post-grado.

La autopsia es un procedimiento genuinamente médico que ha aportado y sigue aportando conocimientos muy valiosos para la resolución de un problema clínico y llegar a un diagnóstico definitivo de la enfermedad del paciente y de la causa de la muerte.

Para su realización, se requiere de una especial pericia y de apropiados medios técnicos.

La autopsia culmina con la realización de los informes autópsicos preliminar y definitivo, que requieren de una gran capacidad de integración de datos de diversa índole y la presentación pública de los hallazgos en sesiones clínicas.

El Servicio de Anatomía Patológica dispone de una moderna sala de prosección muy bien equipada y de un laboratorio anexo que permite realizar las pruebas necesarias en la investigación de la enfermedad.

Este laboratorio cuenta además de sistema de toma de video, de grabación digital, de ordenadores conectados a la red y de un gran monitor.

En el plano asistencial, las muestras anatomopatológicas deben ser procesadas para su estudio histológico.

Este estudio incluye diferentes pasos que, en su mayoría, están automatizados.

Uno de los pasos de este proceso es la microtomía, por la que se obtienen de una manera automatizada las muestras de tejido y mediante la cual se consiguen cortes de parafina de 4-5 micras de grosor. Para llevar a cabo este proceso, se necesita gran pericia.

Esta sección del Servicio de Anatomía Patológica también se encarga de la aplicación de técnicas especiales de tinción de las preparaciones (histoquímica). Todo este proceso requiere un control constante de eficiencia, calidad y seguridad.

La técnicas de inmunohistoquímica son técnicas de inmunotinción que permiten demostrar una variedad de antígenos presentes en los extendidos estudiados.

Se utilizan anticuerpos marcados y con la reacción antígeno anticuerpo las estructuras que queremos demostrar se colorean con diferentes reactivos.

Es una técnica sencilla que tiene diferentes aplicaciones: se emplea para la diferenciación de tumores, cuando es necesario localizar un tumor primario desconocido, para determinar la naturaleza de micrometástasis, para tipificar linfomas y leucemias con el fin de precisar el tratamiento, para la detección de factores de valor predictivo, como los receptores de estrógenos y de progesterona en casos de cáncer de mama, y para contribuir a establecer tratamientos adecuados en cáncer de mama (Herb2).

Logo de la Sociedad Española de Anatomía PatológicaEstamos acreditados por la Sociedad Española de Anatomía Patológica

Esta sección del Servicio de Anatomía Patológica trabaja en dos aspectos importantes de la patología quirúrgica.

El estudio intraoperatorio necesario para la toma de decisiones durante la cirugía, además del estudio, documentación y tallado protocolizado de las piezas quirúrgicas. El trabajo siempre se lleva a cabo en estrecha colaboración con el cirujano.

El estudio intraoperatorio es una actividad de gran responsabilidad que se realiza sobre muestras congeladas de las lesiones de los pacientes, siempre en correlación con los datos más relevantes de la historia clínica del paciente.

El diagnóstico anatomopatológico se emite de manera rápida y se comunica verbalmente y por escrito al cirujano.

En ocasiones, este tipo de estudio intraoperatorio puede ser necesario realizarlo varias veces en una misma intervención quirúrgica, por ejemplo para asegurar que los márgenes extirpados de una lesión están libres de células tumorales.

La microscopia electrónica es una técnica muy útil para el diagnóstico de las enfermedades.

En concreto, en el ámbito de las enfermedades de depósito, neuromusculares, neuropatología y en la caracterización de las neoplasias, entre otras aplicaciones.

En el ámbito de la investigación, se utiliza la microscopia electrónica y la inmunoelectromicroscopia en varias lineas de investigación del Servicio de Anatomía Patológica.

Hay dos tipos básicos de microscopios electrónicos: 

Microscopio electrónico de transmisión (MET): permite la observación de muestra en cortes ultrafinos. Los microscopios electrónicos de transmisión pueden aumentar un objeto hasta un millón de veces.

Un microscopio electrónico de barrido crea una imagen ampliada de la superficie de un objeto. No es necesario cortar el objeto en capas para observarlo con un SEM, si no que puede colocarse en el microscopio con muy pocos preparativos.

Los microscopios electrónicos de barrido pueden ampliar los objetos 200.000 veces o más. Este tipo de microscopio es muy útil porque, al contrario que los TEM o los microscopios ópticos, produce imágenes tridimensionales realistas de la superficie del objeto.

Se han desarrollado otros tipos de microscopios electrónicos: Un microscopio electrónico de barrido y transmisión (Scanning Trasnmission Electron Microscope, STEM) combina los elementos de un SEM y un TEM, y puede mostrar los átomos individuales de un objeto.

El microanalizador de sonda de electrones, un microscopio electrónico que cuenta con un analizador de espectro de rayos X, puede analizar los rayos X de alta energía que produce el objeto al ser bombardeado con electrones. No sólo proporcionan una imagen ampliada de la muestra, como hace un microscopio electrónico, sino que suministra también información sobre la composición química del material.

De modo general, la Microscopía Electrónica tiene una potencial aplicación en el campo de la Medicina Clínica para el diagnóstico de enfermedades entre los que se pueden mencionar de modo general: tumores cancerosos y no cancerosos, enfermedades renales, enfermedades musculoesqueléticas, de los nervios periféricos, de la hipófisis, enfermedades metabólicas, etc.

La biología molecular ha venido a revolucionar los estudios diagnósticos de enfermedades hereditarias y adquiridas. Las técnicas moleculares aplicadas al diagnóstico ofrecen mayor sensibilidad, especificidad y rapidez con requerimientos mínimos de muestra en comparación con las pruebas convencionales.

Esto permite el inicio temprano del mejor esquema terapéutico, disminuyendo de esta manera la probabilidad de complicaciones.

Actualmente está bien documentada la estrecha asociación entre la génesis del cáncer de mama y las mutaciones de los genes BRCA. Los genes BRCA 1 y 2 funcionan como supresores tumorales. Mutaciones en estos genes producen la pérdida de su función y, por lo tanto, conducen a proliferación celular descontrolada.

La detección de portadores de mutaciones en BRCA1 y BRCA2 tiene un gran impacto sobre la práctica médica, permite implementar estrategias de prevención y diagnóstico temprano en miembros de familias con individuos afectados, además de permitir predecir la evolución (agresividad) del cáncer de mama para, en última instancia, determinar el manejo más adecuado.

Las técnicas moleculares aplicadas al diagnóstico de enfermedades infecciosas, en ocasiones, superan las limitaciones que imponen los organismos para su aislamiento. 

El análisis y la clonación del genoma del virus de la hepatitis C (HCV) ha permitido conseguir antígenos virales necesarios para el desarrollo de pruebas serológicas. Actualmente, las técnicas de biología molecular permiten la identificación, cuantificación y el análisis de la secuencia del genoma de HCV en individuos infectados.

Objetivos

  • Identificación de secuencias genéticas involucradas en enfermedades humanas neoplásicas y no neoplásicas.
  • Determinación de susceptibilidad genética y predisposición a numerosas enfermedades.
  • Diagnóstico seguro y clasificación correcta de enfermedades neoplásicas, así como la predicción del pronóstico y el monitoreo terapéutico de los pacientes con cáncer.
  • Diagnóstico seguro de enfermedades infecciosas adquiridas.
  • Patología del trasplante. 

La aplicación amplia de la biología molecular resulta de su alta sensibilidad, especificidad, rapidez y costo relativamente no muy caro.

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

PLAN RESPALDO TOTAL

Acceda a una cobertura ilimitada en una de las mejores clínicas del mundo desde $27

Imagen del acuerdo entre la Clínica y la aseguradora Salud SA de Ecuador

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra