Publicaciones científicas

Toxina botulínica en la parálisis cerebral infantil espástica: resultados en 27 casos durante un año

Sánchez-Carpintero R, Narbona J.
Dpto. de Pediatría, Clínica Universitaria de Navarra, Pamplona, España.

Revista: Revista de Neurología

Fecha: 01/04/2007

Pediatría

Introducción y objetivos
Los resultados positivos obtenidos en los pacientes con parálisis cerebral espástica tratados con toxina botulínica que han sido publicados en los últimos tres años, nos ha llevado a realizar este estudio con el objetivo de mostrar nuestra experiencia en el manejo de la parálisis cerebral espástica, determinar su indicaciones, analizar los resultados y proponer nuevas indicaciones posibles en el futuro.

Material y métodos
Se estudiaron 10 pacientes hemipléjicos y 17 pacientes dipléjicos con edades comprendidas entre 6 años y 7 meses. Se les realizó un seguimiento de entre 5 y 17 meses. La mejoría clínica fue monitorizada usando las escalas de la ERP y EVFEL y el rango de movimiento articular se midió seis meses antes y después del tratamiento, mientras continuaban con el tratamiento con fisioterapia. Se inyectó toxina botulínica en los músculos aductores isquiotibiales, tríceps y tibial posterior. Las dosis fueron de 1,2 UI/músculo/kg de peso corporal.

Resultados
Los valores de PRS mejoraron un promedio de 24%, el ángulo de aductores un 66% (p<0,01), el ángulo de la rodilla un 40% (p=0,05) y el ángulo del tobillo un 52% (p<0,01). El 96% de los pacientes mejoró su estática fisiológica y el patrón del caminar, debido a la disminución de la espasticidad y persistió después de que el efecto de la toxina hubiera desaparecido. Fue máximo en dos meses y se estabilizó de 4 a 6 meses más tarde. Disminuyó durante otros dos meses.

Conclusiones
Esta experiencia nos lleva a proponer una dosis más elevada en el inicio y tener en cuenta la estabilidad del patrón postural de cada paciente a la hora de elegir el músculo a inyectar. Otras posibilidades terapéuticas también serían en niños con acortamiento fijo, por ejemplo, combinando la toxina botulínica con el estiramiento de los tendones.

CITA DEL ARTÍCULO  Rev Neurol. 1997 Apr;25(140):531-5

tal vezLE INTERESE

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de un PET, tecnología de vanguardia en la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS
PROFESIONALES

Los profesionales de la Clínica realizan una labor continuada de investigación y formación, siempre en beneficio del paciente.

Imagen profesionales de la Clínica Universidad de Navarra

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Conozca por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra