Reconstrucción mamaria 

saber más sobre el cáncer de mama y la reconstrucción mamaria

El cáncer de mama es el tipo de cáncer que más afecta a la mujer. No obstante, si se detecta en estadios precoces, su tasa de curación puede llegar al 90%.

Para muchas pacientes, enfrentarse de manera simultánea al proceso oncológico y a la pérdida de la mama supone un trauma psicológico. Por ese motivo, la reconstrucción inmediata puede resultar muy beneficiosa desde el punto de vista psicológico.

En la Clínica, las técnicas de reconstrucción mamaria la realizan cirujanos plásticos altamente especializados y con una gran experiencia.

Como parte del tratamiento contra esta enfermedad, es necesario realizar una intervención quirúrgica para realizar la extirpación del tumor.

No obstante, en el 70% de los casos es posible conservar el seno (tumorectomía); en el 30% restante, será necesario extirpar la mama completa (mastectomía).

Imagen preview del infográfico sobre reconstrucción mamaria para el cáncer de mama
Conozca todo sobre las técnicas de reconstrucción mamaria para el cáncer de mama
Descargar infográfico
Incidencia del cáncer de mama y factores de riesgo
El TAC de 64 cortes es capaz de reconstruir una mama

Es muy importante conocer los síntomas del cáncer de mama ya que, ante la presencia de alguno de ellos, es recomendable acudir al especialista en patología mamaria.

Este le realizará una valoración e iniciará un estudio más profundo si lo considera oportuno.

Los síntomas son:

  • Un bulto pequeño o una masa en la mama.
  • Cambios en la forma y volumen de la mama.
  • Retracción y eccema del pezón.
  • Secreción de sangre del pezón.
  • Si siente dolor en la mama, es probable que sea una lesión benigna; pero también puede tratarse de cáncer de mama.
  • Cambios en la piel de la mama, que se asemeja a la corteza de la naranja (piel de naranja).

Aunque no se conoce con exactitud la causa del cáncer de mama, sí que existen unos factores de riesgo asociados a su aparición:

  • Edad: la mayoría de los tumores aparecen por encima de los 50 años.
  • Tener dos familiares de primer grado (madre, hermana, tía) que hayan padecido cáncer de mama, que uno de los familiares con esta enfermedad sea varón o que el cáncer haya sido diagnosticado antes de los 35 años.
  • Factores hereditarios. Aproximadamente el 8% de los casos son hereditarios. La mitad de estos casos se atribuyen a la mutación de dos genes: BRCA1 y BRCA2. En estos casos es recomendable hacer un estudio genético.
  • Tener el primer embarazo después de los 30 años o no tener hijos.
  • Una menstruación precoz (antes de los 12 años) o una menopausia tardía(después de los 55). 
  • Padecer enfermedades benignas de mama como lesiones proliferativas no atípicas, hiperplasia atípica o mastopatía fibroquística.
  • Alto consumo de grasas, consumo de alcohol, obesidad, fumar y la inactividad física.
Sin embargo, más de la mitad de las mujeres que padecen cáncer de mama no presentan ninguno de estos factores de riesgo, ni todas las mujeres que cuentan con uno o más factores de riesgo llegan a desarrollarlo. Por este motivo cobran especial importancia los sistemas de detección precoz.

> Lea más sobre el cáncer de mama

Tras una intervención quirúrgica, el objetivo de los especialistas es que la mujer pueda reintegrarse a su vida cotidiana lo más rápido posible.

Para ello, se le indicarán una serie de autocuidados que la paciente deberá aprender y llevar a cabo en su casa.

Las enfermeras del Área de Patología Mamaria de la Clínica ayudan a la paciente en todo momento para enseñarle estos cuidados y resolver todas las dudas que puedan ir surgiendo.

> Lea más sobre los cuidados tras la cirugía de la mama

Los ejercicios deben realizarse progresivamente después de la intervención quirúrgica.

La extirpación de los ganglios axilares, en ocasiones necesaria para tratar el cáncer de mama, puede dificultar el drenaje linfático normal del brazo y provocar la aparición de edema (hinchazón).

Las instrucciones y medidas relativas a los cuidados del brazo son esenciales para recuperar la movilidad del hombro y, a su vez, prevenir posibles complicaciones posteriores (limitación de la amplitud de movimientos, infecciones del brazo, edema, etc.).

Las técnicas de reconstrucción han evolucionado muchísimo estos últimos años, lo que nos da la posibilidad de conseguir mejores resultados y mayor calidad de vida de las pacientes".

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

PLAN RESPALDO TOTAL

Acceda a una cobertura ilimitada en una de las mejores clínicas del mundo desde $27

Imagen del acuerdo entre la Clínica y la aseguradora Salud SA de Ecuador

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra