Diálisis

aproximadamente 3 sesiones por semana requiere el tratamiento

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Tratamiento de diálisis en la Clínica

La función principal de la diálisis será la de "limpiar" la sangre de las toxinas generadas, el exceso de agua y electrolitos, como el sodio y potasio, que se produce por un defecto en su eliminación por el riñón.

Se aplica en pacientes con insuficiencia renal aguda (reversible) y fundamentalmente en aquellos pacientes con insuficiencia renal crónica en fase terminal e incompatible con la vida.

Se fundamenta en el movimiento de solutos (iones, urea, creatinina, ácido úrico, etc.) y de solventes (agua) a través de los poros de una membrana semipermeable en relación con las diferentes concentraciones de las sustancias siguiendo los fenómenos de difusión, osmosis y filtración.

¿Quiere saber más sobre la Unidad de Diálisis?

Un rápido diagnóstico y la aplicación de un tratamiento personalizado son claves para la mejora de los pacientes.

Se están desarrollando nuevas técnicas de diálisis que sirvan como tratamiento de soporte de determinadas enfermedades en espera de la eficacia del tratamiento definitivo".

La indicación fundamental de la diálisis es el tratamiento de la insuficiencia renal crónica, que debe ser siempre integral, esto es con opciones de cambio de una técnica a otra y la posibilidad de trasplante renal en caso de que no exista contraindicación.

Las enfermedades que conducen a la insuficiencia renal son múltiples, pero las principales son: glomerulonefritis, pielonefritis, nefritis intersticiales, nefropatías vasculares y nefropatía diabética. Está también indicada la diálisis en la insuficiencia renal aguda y en algunas intoxicaciones.

Cuando la membrana semipermeable es artificial. Estas pueden ser de naturaleza celulósica o sintética y por su estructura pueden ser de fibra capilar o de membrana plana. Varían por su permeabilidad, superficie, espesor, carga eléctrica y capacidad de adsorción. 

¿Qué se precisa y cómo se realiza la hemodiálisis?
Se requiere una vía de acceso permanente al torrente intravascular (preferiblemente una fístula arterio-venosa interna, posible una cánula, etc.), un riñón artificial (consta de bomba extractora de sangre, un monitor y el dializador donde se encuentra la membrana semipermeable y donde se efectúa el intercambio entre el líquido o baño de diálisis y la sangre).
 
Habitualmente, la sesión de diálisis en pacientes crónicos se efectúa tres días a la semana (lunes, miércoles y viernes; o martes, jueves y sábados), con una duración de 4 horas por sesión, en turnos de mañana, tarde o noche. Puede llevarse a cabo en el hospital, en una unidad de diálisis extrahospitalaria o incluso en el propio domicilio del paciente.
 
¿Qué complicaciones pueden darse en la hemodiálisis?
Las principales complicaciones son un flujo insuficiente de sangre (el ideal es superior a 300 cm./min.), rotura del dializador con pérdida de sangre, hipotensiones, mareos, cefaleas, náuseas o vómitos, picores, calambres, etc.
 
Actualmente, con las modernas máquinas automáticas y diversas variantes de diálisis con bicarbonato, las complicaciones son mínimas y en gran parte subsanables.

 

Cuando la membrana semipermeable es natural, como en el caso del peritoneo del paciente (capa que recubre los órganos internos del abdomen y que tiene múltiples capilares y gran superficie).

¿Qué se precisa para la diálisis peritoneal?
La diálisis peritoneal requiere la colocación de un catéter blando multiperforado en el abdomen, a través del cual se infunde solución de diálisis (similar a la parte líquida de la sangre pero sin productos de desecho), de unos dos litros con recambio cada 4-6 horas durante el día y de unas 8 horas durante la noche, todos los días del año.
 
A éste método de diálisis se denomina diálisis peritoneal contínua ambulatoria y la realiza el propio paciente tras un período de aprendizaje hospitalario. Puede efectuarse también con una máquina o cicladora que efectúa los recambios de forma programada por la noche, permitiendo al paciente estar libre durante todo el día y a esto se denomina diálisis peritoneal automatizada.
 
¿Qué complicaciones pueden darse en la diálisis peritoneal?
Las principales son la pérdida de líquido por el túnel de acceso del catéter, la infección del túnel o del catéter, la obstrucción del catéter, las peritonitis, hernias abdominales, pérdidas de proteínas, etc. Todas ellas se solucionan con tratamiento.

Saber más sobre la diálisis

En la Clínica Universidad de Navarra contamos con una Unidad de Diálisis compuesta por un equipo de profesionales multidisciplinar especializado en este tratamiento: nefrólogos, enfermeras, nutricionistas, etc.

A su llegada para cada sesión, una enfermera y una auxiliar de enfermería le recibirán y serán los responsables de su atención. Además, el médico nefrológo de la Unidad estará a su disposición para lo que necesite.

En los últimos años se han desarrollado avances importantes en las técnicas de diálisis que permiten que sea una ayuda en el tratamiento de determinadas enfermedades como la insuficiencia cardíaca, insuficiencia hepática, mieloma múltiple, etc.

Durante la hemodiálisis, el paciente estará sentado en un sillon reclinable. Durante ese tiempo, además de poder dormir, oír la radio, leer o conversar, puede conectarse a internet vía wifi o ver la televisión. También dispondrá de un desayuno, almuerzo o merienda, según la hora.

> Lea más sobre las indicaciones especiales de la diálisis

¿En qué enfermedades está indicada?

Imagen preview del infográfico sobre diálisis
Conozca qué es la diálisis y para qué se utiliza
Descargar infográfico

El paciente que está en tratamiento con diálisis debe seguir una serie de recomendaciones. Por un lado deberá seguir unos cuidados por su enfermedad renal y también otras pautas que mejorarán su estado físico y evitarán posibles complicaciones.

> Saber más sobre la alimentación durante la diálisis

El paciente puede y debe elegir, con la ayuda del nefrólogo que le trata, el método de diálisis (diálisis peritoneal o hemodiálisis y sus múltiples variantes) que mejor le vaya por sus características (edad, trabajo, circunstancias familiares, distancia a la unidad de diálisis, tipo de enfermedad renal y de otras enfermedades concomitantes, posibilidades o no de vía de acceso al torrente intravascular, operaciones abdominales previas, etc.).

El médico debe informarle sobre todas las diferencias entre las diversas modalidades de diálisis y las ventajas e inconvenientes en general y en el caso concreto del paciente. Además, como el tratamiento de la insuficiencia renal crónica terminal es integrado, es siempre posible el paso de un tipo de diálisis a otro en caso de intolerancia o problemas no solucionables.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

PLAN RESPALDO TOTAL

Acceda a una cobertura ilimitada en una de las mejores clínicas del mundo desde $27

Imagen del acuerdo entre la Clínica y la aseguradora Salud SA de Ecuador

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra