Diagnóstico por radiofármacos

Diagnóstico por radiofármacos en la Clínica

El radiofármaco resulta de la unión de una molécula biológica normal (proteína, aminoácido...) con un isótopo, sustancia radioactiva que se origina en un aparato denominado ciclotrón.

Los radiofármacos se utilizan para efectuar pruebas diagnósticas mediante tecnología PET (tomografía por emisión de positrones). 

Esa sustancia permite que el tomógrafo detecte las radiaciones que emiten los átomos radiactivos y localice el tumor. El PET se basa en marcar las moléculas o sustratos metabólicos que se desean utilizar en los estudios diagnósticos.

Los radiofármacos en Medicina Nuclear se utilizan como compuestos de contraste que se inyectan al paciente, por vía intravenosa, permitiendo observar el interior del organismo de un modo no invasivo y obtener así la imagen molecular de ese organismo o de la patología determinada que se pretende estudiar.

Su principal uso es el diagnóstico y la investigación. Entre los radiofármacos que más se emplean se encuentran FDG (glucosa), Metionina, Colina o FDOPA.

La Clínica Universidad de Navarra es el único hospital español con capacidad de sintetizar y aplicar más de 18 radiofármacos diferentes.

El nuevo equipo PET-TAC ofrece mejor calidad en menor tiempo. Esto se traduce en mejores resultados diagnósticos, mayor seguridad y fiabilidad en el manejo clínico del paciente y en los resultados terapéuticos".

La radiofarmacia-PET permite diagnósticos muy específicos de algunas patologías.

El fundamento de la tecnología PET se basa en marcar, con isótopos emisores de positrones, las moléculas o sustratos metabólicos que se desean utilizar en los estudios diagnósticos.

Para ello, los radiofármacos en Medicina Nuclear se utilizan como compuesto de contraste que se inyecta al paciente y permite observar el interior del organismo, in vivo, de una manera no invasia y obtener así la imagen molecular del organismo o de la enfermedad determinada que se pretende estudiar. Este proceso tiene lugar antes de practicar al paciente la prueba en el tomógrafo.

Al utilizar la tecnología PET, las moléculas o sustratos metabólicos que se utilizan en los estudios diagnósticos se marcan con isótopos emisores de positrones.

La tecnología PET permite utilizar diversos radiofármacos para obtener el diagnóstico de determinadas patologías de forma muy específica. Así, por ejemplo, un paciente con sospecha de tener un tumor cerebral, en lugar de aplicarle el radiofármaco FDG -uno de los más utilizados en el estudio de la patología tumoral-, en la Clínica se emplea otro denominado metionina, específico para tumores cerebrales.

Sin embargo, si se sopecha que el paciente que debemos estudiar presenta un hepatocarcinoma, entonces se emplea un radiofármaco distinto, y otro diferente si hay que determinar un diagnóstico de Parkinson.

La Clínica Universidad de Navarra es el primer hospital español capaz de sintetizar y aplicar hasta 18 radiofármacos diferentes para diagnosticar de modo preciso algunas enfermedades oncológicas, Alzheimer y Parkinson, etc. La capacidad de producción y aplicación de otros centros españoles se sitúa entre 1 y 3.

El laboratorio PET-GMP de la Clínica permite acceder a nuevos compuestos para estudiar enfermedades más complejas en campos como oncología, neurología o enfermedades inflamatorias. 
 
El beneficio que supone la síntesis de una amplia variedad de radiofármacos (como la metionina, la colina, la timidina, el acetato, la dopa, etc.) se traduce en determinar el tratamiento más preciso o el manejo terapéutico más adecuado en patologías complejas: tumores de próstata, cerebrales, hígado, enfermedades degenerativas como el Parkinson o el Alzheimer o demencias en general. 
 
Las instalaciones cumplen con las condiciones GMP (good manufacturing practices) o normas de correcta elaboración internacionales, con las que, además de producir mayor número de radiofármacos, se mejoran las condiciones de producción de los medicamentos, tanto en protección radiológica como en la dosificación personalizada para cada paciente.

Los radiofármacos en Medicina Nuclear se utilizan como compuesto de contraste que se inyecta al paciente y permite observar el interior del organismo, in vivo, de un modo no invasivo y obtener así su imagen molecular o la de la enfermedad que se pretende estudiar.

Al utilizar la tecnología PET, las moléculas que se utilizan en los estudios diagnósticos se marcan con isótopos emisores de positrones. 
 
Una vez marcado el radiofármaco, se inyecta al paciente antes de practicarle la prueba en el tomógrafo.
 
El laboratorio PET-GMP de la Clínica permite acceder a nuevos compuestos que capacitan para el estudio de enfermedades más complejas, dentro de campos como la oncología, la neurología o las enfermedades inflamatorias.
 
El beneficio que supone la síntesis de una amplia variedad de radiofármacos (como la metionina, la colina, la timidina, el acetato, la dopa, etc.) se traduce en la posibilidad de determinar el tratamiento más preciso o el manejo terapéutico más adecuado en patologías complejas como los tumores de próstata, cerebrales, hígado, enfermedades degenerativas como el Parkinson o el Alzheimer o demencias en general.
 
Las instalaciones cumplen así con las condiciones GMP ( good manufacturing practices) o normas de correcta elaboración establecidas internacionalmente, con las que, además de producir un mayor número de radiofármacos, se mejoran las condiciones de producción de los medicamentos, tanto en protección radiológica como en la dosificación personalizada para cada paciente.

Único hospital español que puede sintetizar 18 radiofármacos diferentes

  • 18FDG
    Tiene indicaciones en Neurología, Cardiología y, principalmente, en Oncología (es el radiofármaco principal en el estudio de la patología tumoral). La FDG no es un marcador tumoral específico, por lo que es necesario el desarrollo de otros radiofármacos para el diagnóstico de patologías específicas, como el cáncer de próstata, en el que la exploración con 11C-colina complementa el estudio con FDG.
  • 11C-Metionina
    Su principal aplicación clínica es estudiar tumores cerebrales,  su recurrencia y la valoración de la respuesta a la radioterapia.
  • 11C-Colina
    Marcador específico para el diagnóstico precoz del cáncer de próstata y el estudio de su extensión.
  • 18F-FDOPA
    Se utiliza principalmente como marcador de parkinsonismo y para localizar tumores neuroendocrinos de difícil detección.
  • 11C-Flumazenil
    Se utiliza para localizar focos epileptógenos en la valoración prequirúrgica de la epilepsia.
  • 11C-Dihidrotetrabenazina
    Permite estudiar pérdidas neuronales en enfermedades neurodegenerativas, como Parkinson, la atrofia multi-sistema, desórdenes del sueño (fase REM) y la determinación de densidad neuronal mediante PET.
  • [18F]FDDNP
    Se une a las proteínas beta-amiloides y tau, permitiendo distinguir entre las personas con trastorno cognitivo leve de aquellas con enfermedad de Alzheimer, y de aquellas sin trastorno cognitivo alguno.
  • [18F]MPPF
    Permite estudiar anomalías en el sistema serotoninérgico al unirse a los receptores de serotonina 5-HT1A.
  • [18F]FHBG
    Trazador utilizado para estudios de monitorización de terapia génica.
  • [11C]FLB457
    Es un trazador de alta afinidad por los receptores estriatales de dopamina D2.
  • [15O]H2O
    Permite determinar y cuantificar el flujo sanguíneo para el análisis de la perfusión de una lesión tumoral o para estudios de activación cerebral en respuesta a un estímulo.
  • [13N]NH3
    Utilizado principalmente para estudios de viabilidad miocárdica.
  • 18F-Misonidazol
    Es un marcador de hipoxia tumoral. Muy útil para la selección del tratamiento terapéutico y para la monitorización de los efectos tras el tratamiento.
  • 18F-FLT
    Es un marcador de proliferación celular. Su principal aplicación es el estudio de gliomas y la valoración precoz de respuesta al tratamiento en otros tumores de manera más precoz que la FDG.
  • 68Ga-DOTATOC
    Es el único radiofármaco PET que se obtiene en nuestro centro sin utilizar el ciclotrón. Su principal aplicación es el diagnóstico y gestión de tumores carcinoides y neuroendocrinos gastro-entero-pancreáticos, ayudando a su localización.
  • 11C-Acetato
    Radiofármaco utilizado en indicaciones cardiológicas (visualización del metabolismo oxidativo miocárdico) y oncológicas (principalmente hepatocarcinomas).
  • 11C-Hidroxiefedrina
    Visualización de la innervación miocárdica.
  • 11-C-PIB
    Marcador central en la enfermedad de Alzheimer que identifica placas amiloides en el cerebro.

contacteCON LA CLÍNICA

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

SOLICITE UNA SEGUNDA OPINIÓN NO PRESENCIAL

Si necesita la opinión médica de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión no presencial.
Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

PLAN RESPALDO TOTAL

Acceda a una cobertura ilimitada en una de las mejores clínicas del mundo desde $27

Imagen del acuerdo entre la Clínica y la aseguradora Salud SA de Ecuador

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra