Lisinopril 

Lisinopril
GRUPO: Inhibidores ECA

El lisinopril pertenece al grupo de los fármacos que inhiben la acción del enzima convertidor de angiotensina (ECA). Dicho enzima participa en la formación de angiotensina. La angiotensina actúa sobre la pared de los vasos sanguíneos y produce vasoconstricción y disminución en la producción de orina en el riñón.

El lisinopril disminuye la formación de angiotensina produciendo la relajación de la musculatura de los vasos sanguíneos y un aumento en la formación de orina. Con todos estos efectos se consigue una disminución de la presión arterial.

NOMBRES COMERCIALES:

Doneka®, Iricil®, Likenil®, Prinivil®, Zestril®. También existen compuestos genéricos de lisinopril. Existen comercializadas presentaciones multicomponentes que contienen lisinopril en su composición: Doneka plus®, Iricil plus®, Prinivil plus®, Tensikey complex®, Zestoretic®


ALERTAS:
         

MÁS INFORMACIÓN:

     

INFORMACIÓN DE USO

  • Hipertensión arterial.
  • Insuficiencia cardíaca congestiva.
  • Infarto agudo de miocardio.
  • Enfermedad del riñón en pacientes diabéticos.

En España existen comercializadas formas de administración orales sólidas de lisinopril (comprimidos).

La dosis adecuada de lisinopril puede ser diferente para cada paciente. Ésta depende de la patología que se desea tratar, de los valores de la tensión arterial y de qué otros medicamentos esté tomando. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas de lisinopril. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis en adultos:

  • Hipertensión: la dosis inicial es de 10 mg al día. Puede aumentarse progresivamente según la respuesta del paciente hasta una dosis de mantenimiento de 20 mg al día. La dosis máxima al día es de 80 mg.
  • Insuficiencia cardíaca congestiva: la dosis inicial es de 2,5 mg al día. La dosis de mantenimiento es de 5 a 20 mg al día.
  • Infarto agudo de miocardio: 5 mg las primeras 24 horas, después 10 mg al día. El tratamiento debe administrarse durante 6 semanas.
  • Enfermedad del riñón en pacientes diabéticos: de 10 a 20 mg al día.

Las recomendaciones de dosis para las presentaciones multicomponentes pueden variar en función del resto de componentes del preparado.

En caso de presentar una enfermedad del riñón, puede necesitar dosis menores de lisinopril. Consulte a su médico.

No se recomienda la administración de este medicamento en niños.

CUANDO NO DEBE UTILIZARSE:
  • En caso de alergia al lisinopril o a otros del mismo grupo de inhibidor del enzima convertidor de la angiotensina (ramiprilo, cilazapril, benazepril, espirapril, fosinoprilo, etc) o alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • En pacientes con antecedentes de angioedema (hinchazón de la cara, las extremidades o la boca) producido por un medicamento inhibidor del enzima convertidor de angiotensina.
  • En pacientes con porfiria (enfermedad hereditaria de la sangre en la que no se produce una parte importante de la hemoglobina).
  • En mujeres embarazadas, durante el segundo y tercer trimestre de embarazo.

PRECAUCIONES DE USO:
  • Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
  • Existen algunos medicamentos que pueden aumentar la presión arterial y por lo tanto empeorar su enfermedad, como por ejemplo los que se usan para el control del apetito, el asma, el resfriado o la fiebre. Evite su empleo en la medida de lo posible o consulte con su medico si puede tomarlos.
  • En pacientes ancianos, para evitar el riesgo de una disminución brusca de la presión arterial, se debe iniciar el tratamiento con la dosis más baja, y preferiblemente por la noche.
  • No conduzca vehículos ni maneje maquinaria peligrosa o de precisión durante el tratamiento, ya que este fármaco puede producir cansancio, disminución de la atención y mareos.
  • El tratamiento con lisinopril no cura la hipertensión pero ayuda a controlarla y evita complicaciones más graves; probablemente deberá de seguir tratamiento con medicamentos durante toda la vida.
  • El lisinopril puede modificar los niveles de glucosa en sangre, por lo que se recomienda un especial control en los pacientes con diabetes.
  • Avise a su médico si presenta importante tos por la noche, mareos, coloración amarilla en la piel o fiebre.
  • Mientras reciba este tratamiento es importante su médico controle periódicamente mediante análisis de sangre el funcionamiento del hígado y riñón, recuento de células sanguíneas y niveles de potasio.
  • Mientras reciba este tratamiento se recomienda no exponerse directamente al uso y uso de cremas protectoras.
  • Si le van a realizar una operación o prueba diagnóstica con anestesia general, avise que está en tratamiento con este medicamento.
  • Mientras esté tomando lisinopril, debe seguir una dieta equilibrada con bajo contenido en sal, evitar consumo de alcohol y tabaco y hacer ejercicio continuado en la medida de lo posible.
  • No utilice sustitutos de la sal de mesa sin consultar antes con su médico.
  • Debido al riesgo de que se produzca una disminución excesiva de la presión arterial, no se recomienda la realización intensiva de ejercicio físico. En caso de presentar diarreas o vómitos intensos, consulte a su médico.
  • Este medicamento debe administrarse con especial precaución en caso de padecer alguna de las siguientes enfermedades o situaciones clínicas: angioedema (inflamación de cara, extremidades y boca), enfermedades del colágeno como el lupus eritematoso sistémico, alteración de los electrolitos en sangre (bajos niveles de sodio y altos de potasio), daño en las arterias renales o en las arterias que llevan la sangre al corazón, enfermedades del corazón y del hígado, si presenta hipovolemia (bajo volumen de sangre por deshidratación, diarreas o vómitos intensos o tratamiento con medicamento diuréticos) o psoriasis.
  • Si los síntomas no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿PUEDE AFECTAR A OTROS MEDICAMENTOS?
  • Algunos medicamentos que interaccionan con el lisinopril son los siguientes: antiácidos (almagato, magaldrato), anestésicos generales, antidiabéticos (glibenclamida, insulina), antihipertensivos (minoxidilo, nitroprusiato sódico), antiinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno, diclofenaco), diuréticos (espironolactona, hidroclorotiazida) y sales de litio.
  • Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

  • El lisinopril puede alterar los resultados de los análisis de sangre (alterar pruebas de función hepática y renal, disminución de leucocitos, plaquetas, glóbulos rojos, diminución de glucosa y sodio e incremento de valores de potasio), por lo que si le van a realizar un análisis avise que está tomando este medicamento.
  • Los efectos adversos del lisinopril son, en general, frecuentes aunque leves y transitorios. Los más frecuentes son los siguientes: tos seca y persistente, mareos, dolor de cabeza, alteraciones del gusto, erupciones en la piel o fiebre.
  • Raramente puede producir otros efectos como dolor en el abdomen, disminución brusca de la presión arterial, taquicardia, diarrea o náuseas.
  • El lisinopril también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

Saber más sobre la hipertensión arterialSaber más sobre la hipertensión arterial

Cuando un paciente no consigue controlar su hipertensión tomando al menos 4 fármacos (uno de ellos diurético), se puede tratar mediante lo que se llama la denervación renal.

El ejercicio físico y una dieta baja en sal son algunas medidas muy efectivas para su tratamiento, sin tener que recurrir a los fármacos".

tal vezinterese

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de un PET, tecnología de vanguardia en la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS
PROFESIONALES

Los profesionales de la Clínica realizan una labor continuada de investigación y formación, siempre en beneficio del paciente.

Imagen profesionales de la Clínica Universidad de Navarra

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Conozca por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra