Lacidipino 

Lacidipino
GRUPO: Bloqueantes selectivos del canal de calcio con efectos vasculares

El lacidipino es un fármaco que actúa bloqueando los canales de calcio que se encuentran en el corazón y en los vasos sanguíneos. Su acción antihipertensiva se debe a que actúa como vasodilatador de arteriolas periféricas, reduciendo la resistencia de los vasos, lo que produce una disminución de la presión arterial. También aumenta el flujo sanguíneo y la oxigenación miocárdica.

NOMBRES COMERCIALES:

Lacimen®, Lacipil®, Motens®. Existen comercializadas formas genéricas de lacidipino.


ALERTAS:
         

MÁS INFORMACIÓN:

     

INFORMACIÓN DE USO

  • Hipertensión arterial.

En España este medicamento existe comercializado en formas de administración oral sólidas (comprimidos).

La dosis adecuada de lacidipino puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las formas más frecuentemente recomendadas, pero si su médico le ha indicado otra dosis, no la cambie sin consultar con él.

Dosis usual en adultos:

  • Inicialmente, 2 mg al día. Transcurridas 4 semanas, y en función de la respuesta, puede incrementarse a 4 mg al día.

Los pacientes ancianos son más sensibles a los efectos hipotensores de lacidipino por lo que la dosis inicial puede ser menor.

No se recomienda su uso en pacientes menores de 18 años.

Si usted presenta enfermedad hepática puede requerir ajuste de dosis, consulte con su médico.

Se aconseja que tome el lacidipino una vez al día, siempre a la misma hora, preferentemente por la mañana. La puede tomar con o sin alimentos. 

CUANDO NO DEBE UTILIZARSE:
  • En caso de alergia al lacidipino o a otras dihidropiridinas (amlodipina, nicardipina, felodipino, nimodipina, etc.) o alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico inmediatamente.
  • Si presenta estenosis aórtica grave (estrechamiento de una válvula que permite a la sangre salir de su corazón).

PRECAUCIONES DE USO:
  • Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
  • Mientras esté en tratamiento con este medicamento debe realizar visitas periódicas a su médico para controlar la evolución del tratamiento y la posible aparición de efectos adversos.
  • Evite tomar bebidas alcohólicas y zumo de pomelo mientras esté en tratamiento con este medicamento.
  • Se aconseja tener una buena higiene de boca para disminuir el riesgo de presentar problemas de aumento en el tamaño de las encías.
  • Debe suspender el tratamiento si experimenta algún episodio intenso de hipotensión o cefalea, después de consultar con su médico.
  • Se debe utilizar con precaución en pacientes con infarto de miocardio, insuficiencia cardíaca o bradicardia extrema (disminución del ritmo cardíaco de manera brusca), enfermedad hepática, cifras de tensión arterial bajas. Consulte a su médico si padece alguno de estos trastornos.
  • La suspensión del tratamiento debe hacerla de forma gradual, reduciendo poco a poco la dosis.
  • Si los síntomas no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿PUEDE AFECTAR A OTROS MEDICAMENTOS?
  • Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté tomando.
  • Algunos medicamentos que interaccionan con el lacidipino son: betabloqueantes, bloqueantes neuromusculares, ciclosporina, cimetidina, digoxina, carbamazepina, fenitoína, fenobarbital, eritromicina.

  • Los efectos adversos del lacidipino son, en general, frecuentes, leves y transitorios.
  • Algunos de los más frecuentes son: sofocos, mareos, dolor de cabeza, edema, palpitaciones, diarrea, poliuria (aumento del volumen de la orina).
  • Raramente puede producir náuseas, dolor anginoso, hiperplasia gingival (aumento del tamaño de las encías).
  • Este medicamento puede producir otros efectos adversos, informe a su médico si advierte algo anormal.

Saber más sobre la hipertensión arterialSaber más sobre la hipertensión arterial

Cuando un paciente no consigue controlar su hipertensión tomando al menos 4 fármacos (uno de ellos diurético), se puede tratar mediante lo que se llama la denervación renal.

El ejercicio físico y una dieta baja en sal son algunas medidas muy efectivas para su tratamiento, sin tener que recurrir a los fármacos".

tal vezinterese

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de un PET, tecnología de vanguardia en la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS
PROFESIONALES

Los profesionales de la Clínica realizan una labor continuada de investigación y formación, siempre en beneficio del paciente.

Imagen profesionales de la Clínica Universidad de Navarra

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Conozca por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra