Iloprost 

Iloprost
GRUPO: Agentes antitrombóticos, inhibidores de la agregación plaquetaria

Es un medicamento análogo de la prostaciclina con potente actividad antiagregante plaquetar y vasodilatadora.

Actúa inhibiendo la unión de las células de la sangre responsables del proceso de coagulación (las plaquetas). Inhibiendo la agregación plaquetaria, el iloprost reduce la probabilidad de que se formen coágulos en la sangre.

NOMBRES COMERCIALES:

Ilomedin®, Ventavis®.


ALERTAS:
         

MÁS INFORMACIÓN:

     

INFORMACIÓN DE USO

  • Tromboangeitis obliterante avanzada o enfermedad de Buerger (enfermedad que cursa con inflamación y obstrucción de los vasos sanguíneos y que produce falta de oxígeno y aparición de gangrena en las extremidades inferiores).
  • Enfermedad arterial periférica oclusiva grave.
  • Fenómeno de Raynaud (enfermedad en la que los cambios de temperatura o tensión emocional generan en las extremidades palidez en la piel seguida de cierto color azulado y posteriormente enrojecimiento) grave e invalidante que no responde a otras medidas terapéuticas.
  • Inhalación por nebulización: hipertensión pulmonar primaria (enfermedad en la que la presión arterial en los vasos de los pulmones y del corazón está muy alta) de clase funcional III para mejorar la capacidad para realizar ejercicio físico y los síntomas.

En España existen comercializadas formas de administración parenteral de iloprost (intravenosa) y pulmonar (inhalación).

La dosis adecuada de iloprost puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas.

Dosis intravenosa en adultos:

  • Ajustar individualmente, entre 0,5 a 2,0 nanogramos por kilo por minuto durante 6 h cada día. Máximo 4 semanas. Los pacientes sometidos a diálisis o que padecen una enfermedad del hígado pueden necesitar una dosis menor.

Dosis por inhalación por nebulizador en adultos:

  • 2,5 ó 5 microgramos de iloprost por sesión. Administrar 6-9 sesiones al día. En pacientes con enfermedad del hígado, empezar con 2,5 microgramos a intervalos de al menos 3 horas y ajustar según tolerancia. Si tiene problemas hepáticos o renales su médico indicará el ajuste de dosis que usted necesita.

No se recomienda el uso de iloprost en niños.

Al comienzo de la perfusión y en caso de aumentar la dosis administrada, le controlarán la presión arterial y el ritmo cardiaco durante varias horas para asegurar la tolerancia al medicamento.

Para la inhalación de ilopsrost es necesario el uso de boquillas, no use mascarilla para su administración ni toque el medicamento con la boca.

Se debe evitar la retirada brusca o la reducción repentina en la velocidad de infusión.

El iloprost es un medicamento de uso exclusivamente hospitalario.

CUANDO NO DEBE UTILIZARSE:
  • En caso de alergia a este medicamento o a otros del grupo (consulte con su médico) o a alguno de sus componentes (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • En caso de padecer tendencia al sangrado (úlcera péptica activa, traumatismo, hemorragia intracraneal), enfermedad coronaria grave, angina de pecho inestable, infarto de miocardio en los últimos 6 meses, insuficiencia cardiaca grave, arritmias descompensadas, accidentes cerebrovasculares en los 3 meses anteriores, hipertensión pulmonar debida a enfermedad venoclusiva y valvulopatías con alteraciones significativas de la función miocárdica no relacionadas con la hipertensión pulmonar.
  • En caso de embarazo o en mujeres en período de lactancia.

PRECAUCIONES DE USO:
  • Es imprescindible que el paciente deje de fumar para que el tratamiento con este medicamento sea efectivo.
  • No se debe administrar este medicamento durante más de 4 semanas ni en ciclos repetidos.
  • La salida del iloprost de la vena puede causar dolor. Avise a su médico o enfermera si nota molestias o dolor en el brazo durante la infusión.
  • Este medicamento únicamente se debe administrar bajo supervisión médica.
  • Antes y durante la administración del iloprost le controlarán la presión arterial y el ritmo cardiaco ya que este medicamento puede causar cambios en la frecuencia cardiaca y disminución de la tensión arterial durante la administración.
  • El iloprost debe administrarse con especial precaución en caso de padecer enfermedades del hígado, riñón o tensión arterial baja.
  • En pacientes ancianos es más frecuente que se manifiesten efectos adversos, por lo que se administrará este medicamento con especial precaución.
  • Este medicamento puede generar episodios de bajada de tensión arterial que pueden cursar con mareo, asegúrese de cómo reacciona a la administración del medicamento antes de conducir vehículos o de manejar maquinaria peligrosa.
  • Se debe usar con precaución en pacientes diabéticos y que mantengan el tratamiento durante un tiempo, debido al riesgo de elevación en los niveles de glucosa en sangre.
  • Vigilar infecciones pulmonares agudas concomitantes, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y asma grave. Si aparece edema pulmonar (líquido en el pulmón) interrumpir el tratamiento.
  • Existe riesgo de sufrir efecto rebote al interrumpir el tratamiento por inhalación.

¿PUEDE AFECTAR A OTROS MEDICAMENTOS?
  • Algunos medicamentos que interaccionan con iloprost son: anticoagulantes orales (warfarina, acenocumarol), heparina, otros antiagregantes plaquetares (clopidogrel, ácido acetilsalicílico, dipiridamol), antiinflamatorios no esteroideos, medicamentos utilizados para reducir la tensión arterial (betabloqueantes, antagonistas del calcio, vasodilatadores, inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina), glucocorticoides administrados recientemente e incluso algunas plantas medicinales como el ajo y el ginkgo.
  • Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

  • Los efectos adversos de este medicamento se producen con mayor frecuencia a dosis altas y generalmente desaparecen al ajustar la dosis.
  • Iloprost en infusión intravenosa: los efectos adversos más frecuentes son dolor de cabeza, vasodilatación que produce rubefacción (enrojecimiento de la cara) y síntomas gastrointestinales (náuseas, vómitos y diarrea). Otros efectos secundarios que pueden aparecer con menos frecuencia son, anorexia, apatía, mareo, vértigo, hormigueo, sensación de quemazón, inquietud, agitación, sedación, somnolencia; bradicardia, hipotensión, dolor abdominal, sudoración, dolor mandibular, dolor muscular, dolor en articulaciones; fiebre o aumento de temperatura corporal, sensación generalizada de calor, debilidad, malestar general, escalofríos, fatiga/cansancio, sed, reacción en lugar de administración.
  • Iloprost inhalado: los efectos adversos más frecuentes son vasodilatación, hipotensión y tos. Otros efectos secundarios que pueden aparecer con menos frecuencia son, edema periférico, mareos, síncope, cefalea, trismo, broncoespasmo (contracción brusca de los bronquios que produce dificultad para respirar) y sibilancias (sonido silbante que se escucha en las respiraciones).
  • El iloprost también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

Saber más sobre el tratamiento anticoagulanteSaber más sobre el tratamiento anticoagulante

El tratamiento anticoagulante es el de elección en la trombosis de las extremidades inferiores y en la embolia pulmonar. Existen varios tipos de anticoagulantes que se utilizan en el manejo de estos procesos: heparinas y pentasacáridos, anticoagulantes orales e inhibidores directos de la trombina

La Clínica ha desarrollado un sistema informático de alerta electrónica que determina de manera individualizada el riesgo de tromboembolismo venoso de los pacientes hospitalizados".

tal vezinterese

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de un PET, tecnología de vanguardia en la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS
PROFESIONALES

Los profesionales de la Clínica realizan una labor continuada de investigación y formación, siempre en beneficio del paciente.

Imagen profesionales de la Clínica Universidad de Navarra

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Conozca por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra