Fenticonazol
(vía vaginal)

Fenticonazol_via_vaginal
GRUPO: Antiinfecciosos y antisépticos ginecológicos

El fenticonazol es un medicamento que pertenece al grupo de los antifúngicos imidazolícos. Se utiliza para tratar infecciones causadas por hongos, ya que interfiriere en el crecimiento normal del hongo.

El fenticonazol inhibe la producción de una sustancia, denominada ergosterol, que es un componente de la pared celular del hongo. El daño que se causa a la pared celular no se puede reparar y por lo tanto impide que el hongo se reproduzca.

NOMBRES COMERCIALES:

Laurimic Vaginal®, Lomexin Vaginal®.  


ALERTAS:
         

MÁS INFORMACIÓN:

     

INFORMACIÓN DE USO

  • Candidiasis vulvovaginal (infecciones causadas por el hongo Cándida localizadas en la vulva y en la vagina).

En España existen comercializadas formas de administración vaginales de fenticonazol (óvulos).

Existe otra forma de administración del medicamento, vía tópica, pero no se describe en esta ficha. Para más información consulte la ficha de fenticonazol (vía tópica).

La dosis adecuada de fenticonazol puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis vaginal en adultos:

  • Óvulos: 200 mg cada 24 horas durante 3 días, o bien 600 mg cada 24 horas en una sola aplicación. En algunos casos su médico puede aconsejarle la repetición del tratamiento pasados unos días.

No se recomienda la aplicación de fenticonazol en niñas a no ser que se lo indique su médico.

Este medicamento se aplicará preferentemente al acostarse, introduciendo el óvulo profundamente en la vagina en posición acostada.

CUANDO NO DEBE UTILIZARSE:
  • En caso de alergia al fenticonazol o a otros antifúngicos imidazólicos (miconazol, ketoconazol). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.

PRECAUCIONES DE USO:
  • Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida aplicar una dosis hágalo tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe aplicando el medicamento como se le había indicado.
  • Para conseguir una curación completa de la infección es muy importante que utilice este medicamento hasta completar el tratamiento que se le haya indicado, incluso si los síntomas empiezan a mejorar a los pocos días. El abandono del tratamiento puede suponer una recaída.
  • Debe evitar el contacto del medicamento con los ojos y la boca. En caso de que se produzca, aclárese con agua abundante.
  • Se recomienda adoptar medidas higiénicas para evitar recaídas y utilizar ropa de algodón durante el tratamiento.
  • Se recomienda proteger la ropa íntima ya que puede producirse salida de líquido vaginal durante el tratamiento con fenticonazol.
  • Si durante el tratamiento aparece la menstruación, deberá continuar con el tratamiento, procurando utilizar compresas en lugar de tampones.
  • Si el cónyuge ha contraído también la infección genital, su médico puede recomendar tratamiento local a ambos miembros de la pareja.
  • No se deben mantener relaciones sexuales durante el tratamiento con fenticonazol vaginal.
  • Si los síntomas no mejoran o empeoran avise a su médico.

¿PUEDE AFECTAR A OTROS MEDICAMENTOS?
  • Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté aplicando simultáneamente en la zona afectada.
  • Algunos antifúngicos interaccionan con el látex, por lo que deberá evitar el uso de preservativo y diafragma hasta 72 horas después de terminado el tratamiento.

  • Los efectos adversos de este medicamento son, en general, leves y transitorios. Los más frecuentes son los siguientes: sensación de quemazón, picor local e inflamación de la vagina.
  • En caso de presentar irritación o una reacción alérgica deje de aplicar el medicamento y consulte a su médico inmediatamente.

Saber más sobre las candidiasisSaber más sobre las candidiasis

La mucosa genito-perianal es una localización habitual de estas infecciones y representa el 20-30% de las infecciones vaginales. La misma afectación puede aparecer en genitales externos masculinos.

El pronóstico es bueno, siendo curativo tanto los tratamientos tópicos como sistémicos. Pero si los factores predisponentes de estas micosis no se corrigen, es posible otra nueva infección".

tal vezinterese

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de un PET, tecnología de vanguardia en la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS
PROFESIONALES

Los profesionales de la Clínica realizan una labor continuada de investigación y formación, siempre en beneficio del paciente.

Imagen profesionales de la Clínica Universidad de Navarra

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Conozca por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra