Epoetina beta 

Epoetina beta
GRUPO: Preparados antianémicos

La epoetina beta es un medicamento con la misma estructura que la eritropoyetina natural del organismo. La eritropoyetina es una hormona sintetizada en el riñón que estimula la producción de eritrocitos o glóbulos rojos en la médula ósea.

En los pacientes sometidos a quimioterapia o en los que tienen insuficiencia renal y otras afecciones de larga duración, la anemia puede estar causada por falta de eritropoyetina o porque el organismo no responda lo suficiente a la eritropoyetina que contiene de forma natural.

La eritropoyetina servirá para tratar algunos tipos de anemia, pero no todos. En caso de anemia es importante determinar su causa para elegir el tratamiento más adecuado.

NOMBRES COMERCIALES:

Neorecormon®.


ALERTAS:
         

MÁS INFORMACIÓN:

     

INFORMACIÓN DE USO

  • Para prevenir o tratar la anemia de distintas causas:
    • Para tratar la anemia causada por la insuficiencia renal de larga duración, cuando el organismo no produce la suficiente hormona natural eritropoyetina.
    • Para prevenir la anemia de los niños prematuros.
    • Para tratar la anemia de los pacientes adultos con cáncer que están recibiendo quimioterapia, cuando ésta impide que la médula ósea produzca suficientes células sanguíneas.
  • También puede utilizarse en los pacientes que van a someterse a una operación y donan su sangre antes de la cirugía (transfusión autóloga de sangre), para aumentar la cantidad de sangre que podrá extraerse.

En España existen comercializadas formas inyectables de epoetina beta (jeringas precargadas, viales y cartuchos). La epoetina beta puede administrarse por inyección directa en la vena (intravenosa) o por inyección debajo de la piel (subcutánea).

La dosis adecuada de epoetina beta puede ser diferente para cada paciente. Ésta depende de para qué se quiera utilizar, de los resultados de su análisis, etc. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas, pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis subcutánea en adultos y niños mayores de 2 años:

  • 20 UI por kg de peso administrados 3 veces a la semana. Cada dosis puede ser aumentada por su médico en 20 UI por kg de peso cada 4 semanas si la respuesta no es adecuada. No deben superarse las 720 UI por kg de peso a la semana. También puede administrarse 8,5 UI/kg de peso todos los días de la semana.

Dosis intravenosa en adultos y niños mayores de 2 años:

  • 40 UI por kg de peso administrados 3 veces a la semana. Cada dosis puede ser aumentada por su médico en 80 UI por kg de peso cada 4 semanas si la respuesta no es adecuada. No deben superarse las 720 UI por kg de peso a la semana.

No se recomienda utilizar en niños menores de 2 años a menos que el médico lo considere oportuno. Se ha utilizado en prematuros con dosis de 250 UI por kg de peso 3 veces por semana.

La inyección subcutánea de epoetina beta no debe ser de un volumen mayor a 1 mililitro en el mismo lugar de inyección. Debe administrarse debajo de la piel de los brazos, las piernas o la zona abdominal.

CUANDO NO DEBE UTILIZARSE:
  • En caso de alergia a cualquier eritropoyetina o a la albúmina o alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes). Si siente algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • Hipertensión arteria mal controlada.
  • Infarto de miocardio.
  • Accidente cerebrovascular (por ejemplo un infarto cerebral o ictus) 1 mes antes al tratamiento.
  • Angina de pecho inestable.
  • Pacientes con riesgo de trombosis de venas profundas (formación de coágulos en la sangre).
  • Pacientes con historial de enfermedad tromboembólica venosa (en indicación para aumentar rendimiento de sangre autóloga).
  • No se recomienda utilizar en niños menores de 2 años a menos que el médico lo considere oportuno.

PRECAUCIONES DE USO:
  • Es importante respetar el horario pautado. Si se olvida una dosis, adminístresela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe con el medicamento como se le había indicado.
  • La epoetina beta debe usarse con precaución en caso de padecer alguna de las siguientes enfermedades: enfermedades por formación de coágulos, anemia refractaria (que no responde a otros tratamientos), epilepsia, trombocitosis, enfermedad del corazón, hipertensión arterial, enfermedad del hígado.
  • Excluir deficiencias de ácido fólico y vitamina B12 , reducen eficacia así como la sobrecarga de aluminio debido al tratamiento de la insuficiencia renal.
  • Se deben realizar controles regulares de plaquetas durante las primeras 8 semanas de tratamiento.
  • Existe la posibilidad de estimular el crecimiento de tumores, se debe monitorizar el recuento plaquetario y la hemoglobina.
  • Controlar los niveles de potasio en sangre.
  • Informe a su médico si ha desarrollado la formación de anticuerpos frente a glóbulos rojos en tratamiento con otros fármacos similares (epoteina alfa por ejemplo).
  • En pacientes sometidos a hemodiálisis puede ser conveniente que su médico aumente la dosis de heparina en el circuito.
  • En todos los pacientes tratados con epoetina beta, la tensión arterial deberá ser minuciosamente monitorizada y controlada según sea necesario. Riesgo de aumento de tensión arterial o agravamiento de hipertensión existente.
  • La epoetina beta sólo sirve para tratar la anemia y no produce ningún efecto sobre la enfermedad renal o la hipertensión. Aunque se encuentre mejor, debe continuar con las visitas al médico, las sesiones de diálisis si las estaba recibiendo, la dieta recomendada por su médico y los medicamentos que toma habitualmente.
  • Para la síntesis de los glóbulos rojos es necesaria una cantidad determinada de hierro en la sangre. Le realizarán análisis de sangre durante el tratamiento y puede necesitar suplementos de hierro u otras vitaminas, consúltelo con su médico.
  • En ancianos es especialmente importante realizar análisis de sangre frecuentes y controlar la presión arterial.
  • Este medicamento es una sustancia prohibida en el deporte de competición y que puede dar un resultado positivo en un control de dopaje.

¿PUEDE AFECTAR A OTROS MEDICAMENTOS?
  • Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.
  • Algunos medicamentos que interaccionan con epoetina son: heparina y sales de aluminio.

 


  • Los efectos adversos de epoetina beta son poco frecuentes. Puede producir: hipertensión, dolor de cabeza, acontecimientos tromboembólicos, descenso de ferritina sérica en prematuros, dolor en las articulaciones, náuseas, vómitos, retención de líquidos, pérdida del apetito, mareos y convulsiones.
  • Puede producir síntomas similares a la gripe (dolor muscular, escalofríos, sudoración) 1 ó 2 horas después de la inyección.
  • La epoetina beta puede alterar algunas pruebas de laboratorio (elevación de niveles de potasio y fósforo en sangre). Si le van a realizar un análisis de sangre informe de que está tomando este medicamento.
  • Epoetina beta también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

Saber más sobre la anemiaSaber más sobre la anemia

La anemia puede ser la manifestación de una enfermedad hematológica o una manifestación secundaria a muchas otras enfermedades.

Aunque lo más frecuente en nuestro medio es que la anemia se deba a una carencia de hierro (ferropenia), es imprescindible identificar correctamente su causa para poder tratarla de forma adecuada".

tal vezinterese

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de un PET, tecnología de vanguardia en la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS
PROFESIONALES

Los profesionales de la Clínica realizan una labor continuada de investigación y formación, siempre en beneficio del paciente.

Imagen profesionales de la Clínica Universidad de Navarra

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Conozca por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra