Cloroquina 

Cloroquina
GRUPO: Antipalúdicos, aminoquinolinas

La cloroquina es un medicamento que se utiliza en la prevención y tratamiento de la malaria o paludismo.

La malaria suele ser transmitida por la picadura de un mosquito, aunque también puede hacerse por transfusión o inoculación involuntaria de sangre. En la sangre, los parásitos que producen la malaria rompen la hemoglobina que se encuentra en los glóbulos rojos en: hemo y globina. La parte hemo es tóxica para el parásito, por lo que éste la transforma en una sustancia no tóxica. La cloroquina actúa impidiendo que se produzca esta transformación, con lo que se consigue destruir al parásito.

La cloroquina también se utiliza en el tratamiento de algunas enfermedades autoinmunes, como la artritis reumatoide y en el tratamiento de algunas enfermedades del colágeno.

NOMBRES COMERCIALES:

Resochin®.  


ALERTAS:
         

MÁS INFORMACIÓN:

     

INFORMACIÓN DE USO

  • Artritis reumatoide.
  • Enfermedades del colágeno, como lupus eritematoso sistémico, esclerodermia, sarcoidosis, rosácea y dermatitis herpetiforme maligna.
  • Malaria.
  • Otras enfermedades provocadas por parásitos como lambliasis, amebiasis extraintestinal, distoma hepático, paragonimiasis, leishmaniosis mucosa americana.

En España existen comercializadas formas de administración orales (comprimidos) de cloroquina. La dosis adecuada de cloroquina puede ser diferente para cada paciente. Ésta depende de la patología para la que se emplee.

A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas, pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis en adultos:

  • Prevención de la malaria: dosis inicial de 5 mg de cloroquina base por kg de peso corporal; la dosis de mantenimiento habitual es de 5 mg de cloroquina base por kg de peso corporal, una vez por semana. El tratamiento profiláctico debe mantenerse con la misma dosis durante otras 4 semanas después de abandonar la zona palúdica. Se recomienda iniciar el tratamiento 1 semana antes de iniciar el viaje con la administración de 2 comprimidos, sino fuera posible iniciar antes se debe tomar 4 comprimidos el día que inicie el viaje. No se recomienda su uso para esta indicación en niños.
  • Tratamiento de la malaria: dosis total: 25 mg de cloroquina base por kg de peso corporal. Esta dosis debe administrarse distribuida durante un período de 3 días: El primer y segundo día se administrarán 10 mg de cloroquina base por kg, y el tercer día, 5 mg de cloroquina base por kg.
  • Artritis reumatoide: 250 mg (un comprimido) al día. Si no se produce una mejoría de los síntomas a los 6 meses, consulte a su médico.
  • Lupus eritematoso:
    • Adultos: 465 mg (3 comprimidos) al día los primeros 10 días. Posteriormente 155 mg (un comprimido) al día durante 3 a 5 semanas.
    • Niños: La dosis diaria en los niños es de 2,5 mg de cloroquina base por kg de peso corporal (1 comprimido).

La dosis en niños será establecida por su médico en cada caso concreto según su peso. Se aconseja administrar los comprimidos de cloroquina, enteros o troceados, con un poco de agua, después de las principales comidas.

CUANDO NO DEBE UTILIZARSE:
  • En caso de alergia a la cloroquina o a derivados de las 4-aminoquinoleínas. Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • En caso de padecer retinopatía (enfermedad de la retina) o deterioro del campo visual, enfermedades sanguíneas, miastenia gravis (debilidad muscular anormal y grave), psoriasis, porfiria (enfermedad de la sangre), epilepsia o déficit de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa.

PRECAUCIONES DE USO:
  • Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible, pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
  • Este medicamento puede producir, especialmente al inicio del tratamiento, dolor de cabeza, mareos, somnolencia y estados de confusión. Se recomienda especial precaución si va conducir vehículos o a manejar maquinaria peligrosa.
  • No es recomendable una exposición prolongada al sol, ya que la cloroquina puede aumentar la sensibilidad de su piel frente al sol, provocando la aparición de manchas rojas.
  • Mientras esté en tratamiento con este medicamento debe acudir periódicamente a su médico para controlar la evolución del tratamiento y la posible aparición de efectos adversos.
  • En el tratamiento de la artritis y del lupus se recomienda realizar exámenes oftalmológicos y sanguíneos periódicos.
  • La cloroquina no debe administrarse en niños para prevenir la malaria a largo plazo.
  • La cloroquina debe utilizarse con especial precaución en caso de padecer trastornos hepáticos o renales.
  • Se debe suspender el tratamiento si aparece retinopatía (enfermedad que afecte a la retina).
  • Si los síntomas no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿PUEDE AFECTAR A OTROS MEDICAMENTOS?
  • Algunos medicamentos que interaccionan con la cloroquina son los siguientes: antiácidos y caolín (administrar separados por un tiempo de 4 horas), ciclosporina, clorpromazina, corticoides, metotrexato, digoxina, cimetidina, metronidazol, praziquantel.
  • Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

  • Los efectos adversos de la cloroquina dependen de la dosis administrada. En general, a las dosis utilizadas en la malaria, los efectos adversos son leves y transitorios. Su toxicidad puede ser importante en tratamientos prolongados.
  • Algunas de las reacciones adversas más frecuentes son las siguientes: disminución de la agudeza visual, pérdida de apetito, náuseas, vómitos, disminución de la presión arterial, vómitos, diarrea, alteraciones del sueño.
  • Raramente puede producir opacificación de la córnea, déficit en la audición, crisis epilépticas y alteraciones en la sangre.
  • La cloroquina también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

Saber más sobre la malaria (paludismo)Saber más sobre la malaria (paludismo)

Desde la picadura del mosquito y la adquisición del parásito hasta el comienzo de los síntomas existe un periodo de incubación, que dura entre 9 y 30 días.

Es una enfermedad que se reduce a una zona geográfica concreta, pero que debido al aumento del turismo, afecta a personas de todo el mundo".

tal vezinterese

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de un PET, tecnología de vanguardia en la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS
PROFESIONALES

Los profesionales de la Clínica realizan una labor continuada de investigación y formación, siempre en beneficio del paciente.

Imagen profesionales de la Clínica Universidad de Navarra

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Conozca por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra